Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2009

El problema del Amor

-
-
.
¿Ahora saben cuál es el problema del psicoanálisis? . El problema del psicoanálisis es un problema de amor, de deseo, y de transferencia, no es un problema de nivel. Porque el nivel se adquiere pero el deseo no, no se vende ni se compra, y la transferencia no se manipula porque salta por otro lado. ¿Ustedes no saben topologìa? La aprenden mañana, pero si ustedes odian el psicoanálisis no pueden amarlo, si ustedes no tienen transferencia con tal cosa no la pueden fabricar. Que la Universidad sueñe lo que quiera, que sueñe con el nivel, que tome exámen, que los midan, que cuenten las palabras, que las multipliquen, que las dividan, pero no van a lograr con eso que la gente desee lo que no desea. . (...) . Yo puedo saber que ustedes estàn aquì, están por amor, por odio, pero no están especulando con ganar ningún concurso, no hay diploma. Hay más posibilidad que haya una transferencia, un deseo, algo de amor hacia el discurso de Lacan aquì, en este lugar, que en la Universidad. En la Univer…

Charlas de Verano

.
.
.
.
4 Charlas de Verano / 2010: La Posición del Analista Marcelo Augusto Pérez Mièrcoles de FEBRERO 19.00hs . Dispositivo: Grupal / 10 Vacantes Zona: Plaza San Martín-Retiro Buenos Aires .. .

Cáscara

.
.
-
Lacan cree que en la historia del psicoanálisis los analistas se perdieron por no haber planteado nunca la alienación a Freud ni la separación de Freud.
(…)
El retorno a Freud –ustedes ahora van a hablar sobre Jacques Lacan- sería una disciplina que detecta los puntos de alienación de los analistas a tal o cual enunciado de Freud. Un analista tomó de Freud lo que dijo de la inferioridad, e hizo una escuela: Adler, otro tomo lo que Freud dijo de la madre, e hizo otra escuela: Melanie Klein. Serían puntos de alienación de los analistas, históricamente hablando, a enunciados de Freud que funcionan como Significantes Amos, en el sentido de significantes que no estàn demostrados.
.
Los analistas toman significantes y se alienan a Freud, se identifican, ponen un consultorio que se parece al de Freud, van a Viena a buscar una tarjetita… Todo eso son alienaciones. Lo que importa es la distancia que tomemos de eso. Quiero decir, las alienaciones son inevitables –ahí volvemos al problema del gr…

Cofre

.
.
. Testigo cofre abandonado al sordo océano. (Anáfora del espejo de tu sombra) Centinela mirada acechando en un refugio de corcheas. Ingenua ternura felina en piel sigilosa... . Cuerda sufrida de la música que, construyéndote, te salva. Y el cofre abierto, siempre... Corazón inflamado, Río de almendros, Quijote y trino, Ombligo de auroras... . . map . foto: Hilde Vaatstra 1983 / Doos van Pandora . .

El perdón de la palabra

.
.
. Jeroglíficos de la histeria, blasones de la fobia, laberintos de la Zwangsneurose; encantos de la impotencia, enigmas de la inhibición, oráculos de la angustia; armas parlantes del carácter, sellos del autocastigo, disfraces de la perversión; tales son los hermetismos que nuestra exégesis resuelve, los equívocos que nuestra invocación disuelve, los artificios que nuestra dialéctica absuelve, en una liberación del sentido aprisionado que va desde la revelación del palimpsesto hasta la palabra dada del misterio y el perdón de la palabra. . . .
JACQUES LACAN Función y Campo del Habla y del Lenguaje en Psicoanálisis "Discurso de Roma"; 26 / 27 de Septiembre de 1953 .

Desde Colombia

.
.
.
. El analista debe curarse de su furor sanandi. -
Todo psicoterapeuta se encuentra en una posición de poder respecto a sus pacientes, y en esa posición él puede hacer uso de la sugestión sobre aquel. La acción del psicoanalista no es sugestiva; su acción se reduce o es consecuente con la estructura de la palabra. Por eso dice Lacan (1975) que el analista debe aspirar a un dominio tal de su palabra que sea idéntica a su ser; el analista debe saber en qué su acto, que es un acto de desciframiento, corresponde a la estructura de la palabra. La palabra es algo que rebasa al sujeto, es decir, no es de su dominio, ni del dominio del analista; la palabra es del dominio del Otro. Por esta razón el poder en la relación analítica es el poder discrecional del oyente, no el poder del Amo, poder discrecional que consiste en que el sentido de lo que se dice, depende de quien lo escucha.
-
En la psicoterapia la palabra del terapéuta suele responder al pedido del paciente, satisfaciendo su demanda, lo …

25 de diciembre

.

. 25 de diciembre de 1983
. .
Naces.
Se te inflan de ternura los pulmones.
Te riegan agua no bendita para secar tus ocres.
El corazón se te ensancha bombeando amapolas.
Tus ramas asoman de golpe como lirios de luna.
Dos luceros (no son los de Belén) sin saberlo te escoltan.
Ciertas hormigas responderán a tus asperezas.
Nada sabes de símbolos, ni de oros, ni de sotanas.
Ignoras pecados y versículos; coronas de espinas.
Añoras una tibia niñez de pasto verde.
Alguien te dice que eres bello y que eres bueno,
Te lo crees: entonces caminas sobre las aguas de tu fortaleza.
Pero la cátedra del no-sufrimiento ha sido vedada en el poniente,
Y no hay sonrisa, por más bella que sea, que pueda con el yunque.
Dolor de parirte, ahora.
-
Naces.
Buscas un hueco en un encuentro fugaz.
Cientos de cientos siguen tu mirada; no los entiendes.
Pides que el tedio no sea tu hoja de ruta.
Demandas una caricia con cada golpe.
Amazas un budín imposible. Por eso lo sueñas.
Escribes un sintagma que cierto día legarás a un intruso:
“Cielo i…

Marcar la Cancha...

… aunque Dios existiera, esto no cambiaría; he aquí
nuestro punto de vista. No es que creamos que Dios existe, sino
que pensamos que el problema no es el de su existencia; es necesario
que el hombre se encuentre a sí mismo y se convenza de que
nada puede salvarlo de sí mismo, ni siquiera una prueba válida de
la existencia de Dios.


J.P.Sartre
- -
Si Cristo existió, habría que estudiar cual de los personajes que con su nombre y sus supuestas obras figura en los Evangelios, tanto católicos como de los otros. Porque en lo que se ha escrito sobre este personaje hay muchas contradicciones. No puede ser la misma persona -por mucho que me lo expliquen- el que pone la otra mejilla, que el que pide vender el manto y comprar una espada. Ni puede ser el mismo el que hace un sermón para los mansos en la montaña y el que echa a latigazos a los mercaderes del Templo.
-
En cualquier caso, el personaje, libre de las tergiversaciones cristianas, me resulta simpático. Resume la esencia de todas las religiones y f…

Sin Opción

-
--
A veces no nos dan a escoger
entre las lágrimas y la risa,
sino sólo entre las lágrimas,
y entonces hay que saberse
decidir por las más hermosas.
.
Maurice Maeterlinck
. dibujo:-jechu-
.

El Grito

....

TRANSCRIPCIÓN de la RESPUESTA a un colega quien ha envíado el siguiente correo: .
Hola Marcelo: Queria preguntarte que si hay la posibilidad de pensar que el psicótico se angustia? Gracias. MARCOS IBACH
..
HOLA Marcos: . Sí, por supuesto y desde ya...
Yo no soy de los analistas que simplifican diciendo: Toda angustia es de castraciòn, ergo el psicòtico no se angustia. Freud decìa: "A veces cometo el error de tender a la síntesis, pero trato de evitarlo"...
Esa frase (que el psicòtico no se angustia) me parece directamente una bestialidad, pero -aparte- es un desconocimiento teòrico y empìrico de la cuestiòn que atañe a la psicosis. Cómo muchas de los axiomas del discurso universitario que se repiten desconociendo de què se està hablando e incluso descontextualizando el marco clínico. . Empìrico porque los que eso afirman parece que nunca en su vida hablaron o vieron a un psicòtico: basta con verlos gritar, patalear, bañarse con la ropa puesta, etc etc para entender que eso es ANG…

Estructuras vs Síntoma

,
,
.
La nosografía y la nosología, a lo que apuntan es a que las estructuras clínicas o peor aún, que los cuadros clínicos, lleguen a un grado de certeza incompatible con las vicisitudes del sujeto. (Gráfico III) Si el psicoanálisis toma a las estructuras con ribetes casi nosográficos, también apuntará a un grado tal de certidumbre (Gráfico III), lo sepa el analista o no. Pero nosotros trabajamos con algo del orden de los Gráficos I y II, nunca va a dar con exactitud 180º y –por otra parte– jamás vamos a saber esa inexactitud de cuánto es. La crítica enarbolada por estos físicos tiene cierto aval popperiano, de modo tal que es necesario tomar con una seriedad carente de estériles ecolalias, a la vez que con suma humildad, la pertinencia de cualquier incursión en campos de conocimiento que usualmente nos exceden, so pena de avivar –más aún– las brasas de los detractores del psicoanálisis, cuyas campañas no cesan de escribirse. - ¿Estructura o posición existencial? Para pensar, dentro de nu…

Desde México

.
.
. Manuel Centeno Bañuelos Tsensemaya ( Silvestre Revueltas ), 1996 www.askart.com www.arts-history.mx .
.

Posición del Analista

.
.
. . La clínica psicoanalítica se caracteriza, se distingue en aquello que el operador -el analista- está incluído en la experiencia, forma parte de ella, no es un observador. Es en esto que podemos notar, reiteradamente, cómo el analista se resiste de tener que ocupar ese lugar de infierno, de angustia, donde pierde hasta su nombre para convertirse en eso que hace parte de la estructura del analisante. .
Ahora bien, como la estructura es de tres heterogéneos anudados, la transferencia entonces se manifiesta en los tres niveles: Imaginario, Simbólico, y Real. Y si somos conscientes con las teorizaciones que parten del nudo borromeo, en ningún caso los efectos transferenciales se manifiestan en un sólo registro sino en los tres, ya sea el amor tanto como el odio, como la suposición de saber, etc. Bien, hay un punto, aquél donde colocamos el "a", lugar del calce de los 3 que despierta nuestro interés.
.
La asociación llamada libre, supone que en algún lado hay un saber, un saber q…

Significante / Significado : Significación

.
.

. .

Inconsciente: discurso del Otro.

.
.

. Señalaré que la noción que se pueda tener, por aproximada que sea, de que el YO en Lacan es un objeto imaginario en el que el sujeto se aliena y cumple para el mismo función de desconocimiento, que el SUPERYO es una voz que ordena gozar, y el ELLO lo que puede ser reducido a una gramática, deben bastar para comprender que estos términos no podrían tener con los que en Freud fijan su referencia en presuntas “instancias de la personalidad psíquica” otra relación que de homonimia. Lo mismo se puede decir para el inconsciente, en Freud un aspecto o parte de una “realidad psíquica” de la que Lacan prescinde en su nudo interpretándola como “religiosa”. - Para Lacan el inconsciente es ante todo discurso y no instancia de ninguna tópica en definitiva esférica, y discurso del Otro, genitivo objetivo, y que tiene su destinatario en el analista — es decir una exterioridad en modo alguno complementaria de ninguna interioridad. Añado que el inconciente, concepto y no sustancia ni realidad “metaps…

Lo real ( II )

.
.


Sin duda la función paterna en la estructura es decisiva, su intervención efectiva -que por supuesto, no depende sólo del padre, ni de su voluntad- es la que produce el corte, la separación del sujeto, hasta entonces objeto del Otro primordial; la madre. -
Es el padre quien posibilita, operación de castración mediante, el advenimiento del sujeto y la barradura del Otro primordial. En fin, la instauración de la dialéctica edípica a nivel del falo tanto para la niña como para el varón. -
¿Cómo no amar a quien prohíbe el incesto? No se trata de respetarlo, dice Lacan, es preciso amarlo. Este amor asegura una unión que protege al sujeto de volver a quedar capturado por la madre. Pero tiene un inconveniente: se cambió de captor, ahora el sujeto está, no sólo capturado por el amor al padre, sino que queda para siempre capturado por el lenguaje, y si operó la represión, por su inconsciente. Esta operación que le permitió una primera separación, lo vuelve a apresar en una nueva dialéctica. -
Di…

Lo real

-
-

- - Yo digo siempre la verdad: no toda, porque de decirla toda, no somos capaces. Decirla toda es materialmente imposible: faltan las palabras. Precisamente por este imposible, la verdad aspira a lo real. .
JACQUES LACAN
Television, 1973.
.
.

Invento

.
.

.
Yo creo que habría que inventar un juego en el que nadie ganara.
. Jorge Luis Borges 1899 /1986 .. . . .

Privilegios

--

. De Benjamin Franklin: - Aquellos que cederían la libertad esencial para adquirir una pequeña seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad.
-
- De I.Heywood: -
Nadie puede amar sus cadenas, aunque sean de oro puro.
-
--
De Jean P. Sartre: -
El hombre está condenado a ser libre.

La libertad es lo que haces con lo que te han hecho. - - De Rabindranath Tagore: - Engarza en oro las alas del pájaro y nunca mas volará al cielo.
- -
-

retiro

-
-
-
-
-
-

Peso

-
-

- Es curioso que la vida, cuanto más vacía, más pesa. . Leon Daudí 1905-1985 . .

Sin fórmulas

.
.
.Un breve relato contraejemplo de lo propuesto. .
Dice una historia de la tradición Zen que había dos maestros, cada uno dirigía un santuario. Acostumbraban a enseñar a sus alumnos el arte de la respuesta. Un día se encuentran el alumno de un maestro con un alumno del otro. Uno le pregunta al otro que iba a la verdulería: -¿A dónde vas?. Aquél le responde: - Adonde me llevan mis pies. El primero anonadado, vuelve al maestro a contarle lo que el otro respondió. El maestro le sugiere: la próxima vez, cuando te diga "adonde me llevan mis pies" le dices "¿Y a dónde irías si no tuvieras pies?". Verás como el que quede consternado será él. Se vuelven a encontrar, le pregunta nuevamente: - ¿A dónde vas?. El otro le contesta: -Adonde me lleva el viento. Vuelta a quedar desubicado, regresa a lo de su maestro y le cuenta. El maestro insiste:- la próxima vez cuando te diga "Adonde me lleva el viento", le respondes: "¿Y a dónde irías si no tuvieras viento que te…

La obra - La muerte

.
.
. . Las producciones en masa que inundan la prensa y la edición no forman a los lectores: suponen, de manera fantasmática y primaria, un lector ya programado. De modo que terminan configurando a ese destinatario mediocre que habían postulado por anticipado. Ahora bien, por deseo de fidelidad a la hora de dejar una huella, lo único que puedo hacer es dejarla al alcance de alguien que fuere: ni siquiera puedo dirigirla singularmente a alguien. Por más fiel que quiera ser, uno nunca deja de traicionar la singularidad del otro a quien se dirige.
(…)
La huella que dejo significa a la vez mi muerte, futura o ya ocurrida, y la esperanza de que me sobreviva. No es una ambición de inmortalidad, es algo estructural. Dejo allí un trozo de papel, me voy, muero; es imposible salir de esta estructura, que es la forma constante de mi vida. Cada vez que dejo que algo parta, que tal huella salga de mí, que “proceda” de mí y sea imposible reapropiármela, vivo mi muerte en la escritura.
-
-
Jacques Derrida
En…

El viudo

.
.

- Freud decía que el obsesivo es inconscientemente homosexual, con elección de objeto heterosexual y fijación de caracter anal. Soñé que Graciela tenía pene, y que yo lo besaba: este estereotipo de sueño de un obsesivo ejemplifica que el pene no está relacionado con el padre, sino con la mujer. O sea, según el obsesivo, su madre destruye el deseo del padre deseando a "su pequeño falo." Incluso, después de este tipo de declaraciones, es factible esperar un relato en el que, de un modo u otro, el neurótico cuente acontecimientos que se relacionen con accidentes, destrucciones, muertes y entierros -de mascotas o animales, por poner un ejemplo-, o cualquier referencia que lo abrume con la pérdida del Objeto, por el duelo de un Objeto que nunca se logra: consecuencia suficiente para que Lacan lo afirme como sujeto de "valija de doble fondo", es decir, "el hombre del contrabando", el que contrabandea con el crimen el deseo del padre en el que él mismo particip…

Amores que matan...

.
.



.
El amor cuando no muere, mata.
Los amores que matan nunca mueren.
.
Joaquín Sabina.
.
.
El amor se despliega en una escena y en relación con el cuerpo. Tal la crucial enseñanza que Lacan extrae de Platón: hasta la entrada en escena de Alcibíades en El Banquete, podía creerse que en el amor se trata de discursos, antes que de afecto entre las personas allí presentes. Es por eso que, aunque mucho se hable de él, el amor es esencialmente algo que “se hace”.
(…)
El amor puede sostener al sujeto a pesar de los desencuentros porque hace de dicho agujero el objeto a renunciar (para conservar el investimiento por la “persona total”). Pero para ello es necesario que esté articulado el deseo (que del agujero hace causa). Tal es anudamiento cuya ruptura ilustra el texto de Sábato.


-
.
El amor de Castel no es amor capaz de renunciar al objeto. Por ello termina en una verdadera pasión del ser que, al estar el narcisismo sostenido por el Falo Simbólico, se objetiva como pasión de ser el falo. El intento …

La Pregunta al Otro

. . .
El obsesivo, eso lo sabemos más claramente por su clínica, está en un impase, y su síntoma como tal indica que no asume la identificación-amo por su sentido de muerte, que lo angustia. Eso me parece claro de un vistazo. Se puede pulir por qué, pero resulta que si tomamos su duda como síntoma, el obsesivo en tanto tal no es alguien que pueda decidir dar órdenes, ni mandar a nadie. Es algo vinculado a que hay que hacerlo sin fundamento, sin razones de saber, y un obsesivo necesita una garantía, o deducir lo que dice de alguna parte. No podría, efectivamente, plantearse y plantarse como amo. Cuando le tocan posiciones de amo, es un problema para todo el mundo, porque el obsesivo, si está en ese lugar, no decide nunca nada, porque duda. Duda, pide permiso, le pregunta a los demás... Así que de esto tenemos cierta confirmación clínica. - -
Pero, ¿qué quiere decir esto? Quiere decir que el síntoma indica que algo no funciona en la identificación-amo. Pero lo que hace de ese síntoma que l…

No tan lista...

.

. Para la histérica, la verdad es el objeto que ella esta “siempre lista” a encarnar para cualquier otro, por poco que ese otro sea digno de estar a la “autora” (auteur / hauter, altura) de una teoría.
(…)
Se ofrecería por lo tanto el lugar del objeto que a ella misma le falta. Se ofrecería en el lugar en que la histérica no es el mas que el “yo” (“je”) de la formula: ”yo” te demando que no me ofrezcas lo que “yo” te demando, por que no es eso. Así, la histérica està al mismo tiempo en posición de oferta y de demanda, con la esperanza de que su propia división subjetiva, su propia castración, se supere en esta relación de absoluto.
Por eso su deseo no es, en realidad, sino deseo sin objeto e insatisfecho por esencia. Su objeto es la falta en el Otro, eso es lo que reclama sin cesar, lo que consume, lo que perpetùa en la medida en la que, de hecho, no deja de decir a cualquier otro: "¡lo que me falta es faltarte!"
La histérica es la figura siempre a la espera de ese otro al que s…

Ay Sig(is)mund!

.
.

Las histéricas somos lo máximo!
Extraviadas, voyeristas, seductoras, compulsivas
finas divas arrojadas al diván de Freud y de Lacan.
Ay! Segismundo, cuánta vanidad!
¿Infantiloide y malsano el orgasmo clitoriano?
Ay! Segismundo, cuánta vaginalidad,
el orgasmo clitoriano se te escapa de la mano.
Ay! Segismundo de tan macho ya no encaja
no me digas que el placer es pura paja.
Por lo demás correspondo a tus teorías
estoy llena de manías, sueños, fobias y obsesiones,
sólo tu envidia del pene y el diván de tus eunucos
administra mis pulsiones compulsivas.

. -
Cómo me duele este mundo, Segismundo
la parálisis, la envidia, la neurosis nos gobierna
como me duelen los pobres, como jode la miseria,
ora si que lo de menos es la histeria.
Ay! Segismundo...
Las histéricas somos lo máximo!
Solidarias, fabulosas, planetarias, amorosas
super egos moderados, cunnilinguos para todas a placer...
Ay! Segismundo, cuánta vanidad!
Ay! Segismundo, cuánta vaginalidad,
Ay! Segismundo de tan macho ya no se
si poner punto final, o poner…

Descubrir - Sorprenderse - Escuchar

.
.
.
Me crees ignorante y salvaje Tu has ido por el mundo Y viajado por doquier Mas no puedo entender Si hay tanto que aprender Tendrias que aprender a escuchar Escuchar... - Te crees señor de todo territorio La tierra solo quieres poseer Mas toda roca planta o criatura Viva està Tiene alma Es un ser
Tu crees que igual a ti es todo el mundo Y hablas como un gran conocedor Mas sigue las pisadas de un extraño Y mil sorpresas hallaras alrededor.
- ¿Escuchaste aullar los lobos a la luna azul? ¿Has visto a un lince sonreir? Unirte a la voz de las montañas Y colores en el viento descubrir . Corramos por veredas en el bosque Probemos de sus frutos el sabor Descubre que riqueza te rodea Sin pensar un instante en su valor
¿Cuàn alto el arbol será? Si lo cortas hoy nunca se sabrà Y no oiràs aullar los lobos a la luna azul. . Sea blanca o morena nuestra piel Todos tenemos que cantar con las montañas Y colores en el viento descubrir. . Si no entiendes que hay aquí Solo es tierra para ti Sin colores en el viento Descubrir. Co…

Dogma

.
..

.Nunca un científico ha quemado a un religioso por afirmar a Dios sin pruebas. . Manuel Toharia . .

Seguidores