Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

Julio Cortázar / el odio

Cuando ella o él te dejen, no perdones,
niégate a comprenderlo.
Cultiva bien tu odio, nunca seas
generoso en palabras o en olvido.

Cuando ella o él te dejen, nunca digas
adiós, o qué vamos a hacerle. Maldice cada letra de su nombre.
Y júrale odio eterno mirándole a los ojos.

Cuando ella o él te dejen, nunca creas
ni justificaciones ni promesas
y busca las palabras más hirientes
el insulto más infame que conozcas.

Cuando ella o él te dejen, nunca juegues
a ser Rick perdido en Casablanca.
Provoca llanto, dolor, remordimientos
y que el adiós te corte igual que una cuchilla.

Porque cuando ella o él te dejan, habrá alguien
tarde o temprano esperando en otra esquina
y volverán a gozar en otros brazos
y dirán "te amo". Y "ven, dámelo todo".

Y olvidarán. ¿Para qué, entonces,
mentir? Que ella o él se lleven
-aunque dure bien poco- nuestro odio
igual que una bandera. Para siempre.
julio cortázar manual para salvar el odio

dibujo:  Avelino Quintero Francés pez amargura convertido…

Castración: Périda Eficaz

.
A partir del monólogo de A. Chéjov (una vez hemos posteado el mismo:(http://psicocorreo.blogspot.com.ar/2011/11/dominio-del-falo.html ) y con respecto a lo que le sucede a Iván Ivánovich Niujin; Isidoro Vegh nos relata en esta clase  (de la que extraigo un fragmento)  el fatal destino de un sujeto que no puede separarse del Otro, astillado en su metáfora paterna donde la Castración no ha operado convenientemente. Aquí tenemos un ejemplo más de cómo –contraofertando la acción del Otro que goza al sujeto- , la castración siempre debemos pensarla en términos positivos: como dice I. Vegh “una pérdida eficaz”. Justamente el descubrimiento Freudiano (con su paradigma en la Neurosis Fóbica) nos relata eso: el síntoma como sustituto de la falla en el anudamiento del Nombre-del-Padre.  Por eso –como decimos siempre- es imposible prescindir de un Padre: sea con los actos, sea con los síntomas, sea con la creación; allí está: en el fantasma de todo sujeto.  map





El fantasma no es un significante…

Anne Aubry

Lacan y los sueños...

Hola, Marcelo:  Te escribía para preguntarte sobre un tema que como estudiante de psicoanálisis me extraña. He visto todos los vídeos que has subido al canal y también suelo leer con frecuencia tu blog. Sé que eres gran seguidor de la clínica lacaniana y por eso es por lo que quiero hacerte la siguiente pregunta: ¿Cómo es que Lacan se detiene tan poco a hablar sobre los sueños habiéndole dado tanta importancia Freud antes? 
Es decir, quizá esté yo errado (pues la escuela en la que estoy estudiando es freudiana) pero encuentro poco material lacaniano a este respecto y lo cierto es que me interesaría saber lo que pensaba Lacan sobre los sueños... en especial si estaba de acuerdo con la teoría de la realización de deseos. ¿Existen ejemplos de sueños interpretados por él?
Un saludo, Ricardo P.
Hola Ricardo. Disculpá la demora; estuve viendo tu blog antes de responderte; y justamente he observado que hablás de la "interpretación científica de los sueños" y también enunciá…

Suicidios / El Acto Logrado

Madre soltera y maestra,  Alfonsina Storni se entregó al mar allá por la primavera de 1938. Había nacido en Sala Capriasca, Suiza. Las cuestiones dométicas no eran para ella. Sí la inquietud, la acción y la osada aventura de poeta. Dejó dos notas: "me arrojo" y "no culpen a nadie". Y también escribió sus últimos versos en el poema "Voy a dormir": "Si llama él, le dices que no insista, que he salido."- "Pa que no me falten flores cuando esté dentro del cajón"- asi termina el último tango que cantó Julio Sosa -acaso adivinando su Destino- antes de estrellarse con su coche. Había venido, desde Uruguay, con apenas cuatro pesos de entonces. Buenos Aires lo consagró y vivió una vida de cajetilla, atreviéndose a actuar el tango. Nunca antes -excepto en el velatorio de Carlos Gardel- se había acercado tanta gente para despedir a alguien; el lugar quedaba chico, por eso se abrieron las puertas del Luna Park.
Norberto Napolitano mane…

Filosofía & Música: Tanguito.

Gabriel Vinazza -filósofo y músico-, quien hace un par de clases atrás nos brindó una riquísima aproximación a La Ilíada -conduciéndonos por los pasionales caminos de Aquiles y Patroclo-; hoy nos trae una propuesta que vincula la filosofía con la música: Desde la Caverna. Posteo aquí el segundo capítulo; y me permito citar algunos de sus enunciados:

"La sabiduría proviene de la locura... Toda la filosofía puede leerse en las claves que nos da Apolo, el Dios de la Filofosía."
"Tanto la música, la filosofía y la locura, se sirven de la Palabra. Y donde hay Palabra hay un enigma, un equívoco. La Palabra es la bendición y la maldición de Apolo para los Hombres. No por nada Apolo es arquero..."
" Uno retorna a la Locura si pierde el hilo, la pista... La Locura trae soledad. Lo opuesto a la Locura es el Amor. En el enamoramiento uno es poseído por la locura, la manía, la inspiración Divina, pero lo único que puede establecer una relación abierta a la Otredad es la cord…

Borges: Two english poems

a Beatriz Biblioni Webster de Bullrich

I
El alba inútil me sorprende en una esquina desierta; sobreviví a la noche.
Las noches son como olas orgullosas; olas azul oscuro, de pesadas crestas, cargadas con los tonos de profundos despojos, cargadas de improbables y deseables cosas.
Las noches acostumbran misteriosos dones y rechazos, de cosas que se dan por la mitad y a medias se retienen, de delicias que albergan un hemisferio oscuro. Así obra la noche, yo te digo.
La marea, esa noche, me dejó los jirones y retazos disjuntos de costumbre: algunas amistades que odio, para charlar; música para sueños; la humareda de cenizas amargas. Las cosas a las que mi corazón hambriento no puede hallarles uso. La gran ola te trajo.
Palabras y palabras, cualesquiera, tu risa; y vos tan perezosa e incesantemente bella. Hablamos, y olvidaste las palabras.
El alba destructora me encuentra en una calle desierta, en mi ciudad.
Tu perfil que se aleja, los sonidos que conforman tu nombre, la cadencia de …

Lacan y la ingenuidad Piagetiana

Los senderos por los que este año me encamino pasan por cierta evocación de lo que Piaget llama "lenguaje egocéntrico". Como el mismo reconoce —lo ha escrito, no lo estoy interpretando— , su idea del egocentrismo de cierto discurso infantil parte de esta suposición: cree haber demostrado que los niños no se comprenden entre ellos, que hablan para s ímismos.— 
No diré que el mundo de suposiciones que esto encubre sea insondable; podemos concretar la mayor de ellas, y se trata de una suposición excesivamente difundida: la de que la palabra está hecha para comunicar. Esto no es cierto. Si Piaget no puede comprender esa suerte de "gap", aunque sin embargo él mismo lo señale, en verdad éste es el interés de la lectura de sus trabajos. Les suplico que, vuelva o no yo a ellos, se apoderen de Lenguaje y pensamiento en el niño, que en resumidas cuentas es un libro admirable; en todo momento ilustra cuántos hechos recoge Piaget en esa marcha aberrante en su pri…

La experiencia (peligrosa) del análisis

El límite de William James es el pragmatismo, ese pragmatismo que, aunque ustedes no lo hayan estudiado, está en la base del DSM-IV. La esencia del pragmatismo, su fórmula nuclear, es que la verdad es una función de la eficacia. Si el trastorno se suprime, esto es verdad porque es eficaz. El problema es que eficacia se suele considerar como sinónimo de eficiencia. (…) Una fábrica de cañones puede ser muy eficiente, hasta que a alguien se le ocurre preguntar: “¿Y esto, es eficaz para la sociedad?”
(…)
Roland Barthes, que era homosexual pero que consideró –y tenía razón en eso- que no tenía porqué confesarlo, que no era ningún pecado, un día decidió decirlo y escribió. Y escribió sobre su experiencia. Experiencia de cruising. Cruising es ir a la caza. ¿A la caza de qué? Del otro. En un baño público, en un aeropuerto, en una estación de ferrocarril, para encontrarse con el otro, llevado al extremo, al extremo del encuentro de los cuerpos en, -y esta es la condición- el anonimato. Chuparle …

Seguidores