Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 12, 2016

Lacan / El Mal-Entendido.

No quise abandonarlos sin retomar una vez más. No se trata solamente de que supusiera que al menos merecían una despedida por haberse hecho presentes este año, por asistir a este seminario en el que no me anduve con miramientos. Hay incluso otra razón para esta despedida: es que me voy, nomás, a Venezuela. Esos latinoamericanos, como se dice, que nunca me han visto, a diferencia de quienes están aquí, ni escuchado a viva voz, pues bien, eso no les impide ser lacanos. Parece que allá eso más bien los ayuda. Fui transmitido por escrito, y se ve que eché raíces. En todo caso, es lo que ellos creen. Ciertamente, es el porvenir. Y es por eso que ir allá me interesa. Me interesa ver qué sucede cuando mi persona no hace de pantalla a lo que enseño. Puede que mi matema allá triunfe. Nadie dice que, si me gusta, no me quede en Venezuela. Verán ustedes por qué quería despedirme. No tienen idea del número de personas al que fastidia que me asome por allá, y que haya convocado a mis lacanoamerica…

Artes Visuales, Fotografía.

Sin Lágrimas... Versiones.

Si bien este tema lo hizo bastante popular Rubén Juárez, la versión que se dispone de él es cuando ya no puede apenas respirar. Por ello excluyo la misma en este posteo.

Propongo entonces dos voces femeninas y dos masculinas. La primera interpretación se trata de la siempre recordada actriz y cantante Nelly Prince, que hoy orilla sus noventa. En el otro extremo: Nayla Danchuk, oriunda de Pablo Podestá, nacida en 1994 y que graba este tango a sus quince caudales años.

La versión de Valdéz logra, a mi juicio, además de su peculiar ritmo y respiración, un acompañamiento orquestal impecable. En realidad, hay que recordar, es la época que los cantantes acompañan a la orquesta (y no viceversa), de allí que -para ellos- era todo un lujo y un honor participar en ellas. Es decir: se trata harto más del protagonismo de la orquesta que de la voz. Por lo cual es un doble mérito -por decirlo así- la interpretación de Valdéz.

La versión de Pablo Moreno viene orquestada por una de las batutas tangueras…