Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 24, 2011

Espirítu del Tiempo

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Agradezco a un analizante haberme acercado este material de Peter Joseph del año 2007 que posteo para compartir con mis lectores. . Recomiendo a partir de los 10 minutos y especialmente a partir del minuto 12 donde el film nos informa y nos demuestra -partiendo del Dios Horus- toda la constelación antropomorfizada (no podía ser de otra manera) que vincula el Mito con la Religión y con los símbolos heredados en nuestra cultura. . Es muy interesante cómo a partir del mito y la historia de Horus se extienden los lazos a otras culturas y cómo el 25 de Diciembre simboliza la fecha de su nacimiento y -con èl- la arquitectura de muchas religiones. . El número 3, el número 12, la Virgen: se explican aquí a partir de Horus de una manera precisa y hasta poètica.  Sin olvidar otros paralelismos que este documental detalla y establece. Espero lo disfruten.
.



. .

. . .

Espejos, Agresividad, Boxeo, Toreros y Freud

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
¿Entienden entonces la frase de Lacan cuando dice en chiste que los yo “fuertes” –los yo fuertes de la Psicología del yo- no tienen nombre? Son anónimos, son los que dicen: “yo soy yo”. Es un ideal muy común de la psicología moderna el sacarse de encima el nombre impropio del padre, el llegar a tener un yo: “Yo quisiera ser yo mismo” “Yo no quiero dejarme influir por nadie”, “Yo quiero tener mis propias ideas” dice el obsesivo. “Yo quiero ser auténtica” dice la histérica. En todo caso se trata de sacarse el nombre. El nombre viene de un cambalache y de un mal entendido total, es un negocio ignorado entre generaciones y generaciones de cuerpos. Entonces el obsesivo dice: “Bueno, si se pudiera cortar con ese negocio yo soy yo y me caso con ella que es auténtica.” Pero resulta que ni él es él ni ella es tan auténtica como parece. (…) Así se puede decir que el YO de la histérica es un varón. El YO no es su propia imagen en el espejo es la imagen de un varón donde la histérica pue…