Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 10, 2015

Edgar Allan Poe / Alberto Laiseca

La estética de Edgar Allan Poe se conjuga acá con la magistral tonalidad del poeta Alberto Laiseca para relatar uno de los cuentos más conocidos del creador del género policial.
"¡Es cierto! Siempre he sido nervioso, muy nervioso, terriblemente nervioso. ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco?" 
Esta frase inicial sella el mensaje del escritor, de allí que quizás el final nos pueda parecer sencillo. Pero no se trata obviamente del epílogo, sino del entramado emocional de un personaje que se define de entrada.
El corazón nos revela la metáfora genial del cuento. Lo que delata -negación mediante- es -como la Carta Robada- lo que siempre estuvo a la vista.
Espero disfruten de esta entrega.
MAP



Alberto Laiseca
[ Rosario, 1941 ]
Cuentos de Terror
Edgar Allan Poe
[ Boston, 1878 / Baltimore, 1949 ]
El corazón delator

Fotografía y Poema. Buenos Aires: Bares.

[ ¿Para qué los colores? ]
.
[ Fiel y Guardián de su Libertad ]

I
Un lugar. Ningún lugar. Algún lugar.
Argonautas llegan al bosque.
Un faraón francés encuentra su destino.
Panecillos de colores. Éxito espejal.
Charly o el televisor inútil.
Edipo, no tan Rey.
Cuatro fueron los testigos a contraluz de tus vientos.
(Profundidades del goce.)
Cuál psicosis... Las horas no vuelven jamás.

II
Y un día la mesa dejó de estar servida.
¿Para qué los colores?
Cerca de la ventana, un farol dormido.
Y todo en gris. Rayos negros.
Escalera de mentiras, libros de verdad. Todo gris y ficción.
 Algunos leerán, pero no acá.
Puentes, peldaños, a ningún lado...
Debajo, nadie.
No es el mismo té, no. Ni el mismo bar.

III
Penumbra verde. La tarde se pegotea.
Blanca la noche.
Pálida luz.
Un vitraux quiere darle vida a la muerte.
Ese prócer, ¿ríe o llora?
Escarlata mis venas.
La barra no es aquella de alas violetas.
Y ese farol, tan sólo...
Copas y copas se repiten brillosas y monocordes.

IV
Tres no son dos. Baldozas luminosas. Y una pipa vací…

Seguidores