Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

¿Cómo se llega a ser heterosexual?

¿Cómo se llega a ser heterosexual?

La pregunta ya intenta aproximar la primera idea que así planteada también pretende matar dos pájaros de un tiro. Primer disparo: la sexualidad del sujeto es contingente; al igual que el vínculo existente entre el significante y el significado de nuestra lingü(h)histeria; o al igual que la relación de contingencia que la pulsión mantiene con el objeto. Segundo tiro: a ser heterosexual, se llega. Ambos disparos incluyen una obviedad deductiva: la sexualidad del sujeto es un punto de llegada y no de partida; “se construye” independientemente del sexo anatómico y dicha producción incluye los avatares de la lógica del caso por caso.

El lector atento podrá ya entre-leer que al nombre de esa “fábrica” Freud lo ha llamado Edipo & Complejo de Castración; y su materia prima pulsional es el lenguaje; o –para decirlo mejor ya que “el lenguaje” no existe- lalengua que Lacan escribe neológicamente en un solo término.

Primera conclusión: la sexualidad toma existe…

Humanos

Humano: primero entra como cadete de la empresa; prontito –el chico es muy capaz y sus padres para eso lo han criado- llega a administrativo calificado. En pocos años la empresa le paga cursos en el exterior: el chico ya se siente un ejecutivo; tiene un par de postgrados en universidades privadas del Norte y, por lo tanto, la intuición le dice que pronto llegará a gerente. Pero no: ha llegado a más todavía; lo cambian de circuito; ahora es responsable de Latinoamérica; le pagan su casa, su country, su servicio doméstico, las escuelas para sus dos hijos (uno varón y otro nena), la mejor asistencia social del mercado; y un día llega el vendedor de terrenos mortuorios y ya tiene asegurada la mejor lápida en el barrio residencial de Santiago, de Buenos Aires o de Brasilia. Pero falta más –el chico podía, recordemos- Ahora ya tiene un título extra: es director. Su sueldo ha aumentado en un trescientos por ciento; decide comprar inmueble en Paris, quizás también en México; y ya no importa s…

Seguidores