Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Deseo de Analista

.
.
.
.
.
.
.
.

Z. E.: ¿Cómo se entiende esto de la libertad? . I. V.: No poniéndoles a todos los pacientes el corset obsesivo que yo me inventé para trabajar. No todos los pacientes pueden acomodarse al corset anglosajón de no llegar un minuto más tarde o, si pide cambio de horario, tener que interpretarlo. En algunos casos es válido, y en otros es querer meter allí todas las estructuras. . Z. E.: En relación al concepto de contratransferencia, ¿cuál es el otro aporte de Lacan y cuáles sus incidencias prácticas? . I. V.: Lacan critica el concepto de contratransferencia para conmover la posición del analista que quiere ponerse al margen de los efectos de los cuales él es responsable. Lacan habla sólo de transferencia. Cuando uno decide aceptar un paciente en análisis, suponer que el paciente cambia y el analista resulta indemne es una ingenuidad. Hablar sólo de transferencia, es decir, que ambos -analizante y analista - estamos en la misma sartén permite estar atentos a los efectos que eso provoca …

El Tesorito...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
En psicoanálisis, el saber está marcado por una dimensión letal: el sujeto ha de pagar al acercarse a èl con su propio ser. En otras palabras, abolir el falso reconocimiento significa al mismo tiempo abolir, disolver, la "sustancia" que se suponìa que se ocultaba tras la forma-ilusión del falso reconocimiento. Esta "sustancia" -la única que se reconoce en psicoanálisis- es, según  Lacan, el goce (jouissance): el acceso al saber se paga entonces con la falta de goce -el goce, en su estupidez, sólo es posible con base en un cierto no conocimiento, una ignorancia.  No es extraño, entonces, que la reacciòn del analizando al analista sea con frecuencia paranoide: al conducirlo hacia el saber sobre su propio deseo, el analista quiere efectivamente robarle su más íntimo tesoro, el núcleo de su goce. .
Slavoj Zizek
El sublime objeto de la ideologìa
Cap. 2: Del Síntoma al Sinthome
Siglo XXI; Bs. As., 2003-
.
.
.

El YO y sus Disfraces

,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,

,

Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son. .
Julio Cortázar Amor 77 Un Tal Lucas / 1979 .
.
.

La altura de la felicidad

-
-
.
.
.
-

“La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí.” Jorge Luis Borges
Como todo lo que atañe al sujeto, el concepto de felicidad es cultural. Sin embargo, los tiempos que corren, ciencia mediante, traen noticias de altura: parece ser que se ha descubierto que las personas de estatura más alta son las más felices. La novedad surge, como siempre en estos casos, a partir de estadísticas: lo que les sucede a muchos, lo que está bajo la campana de Gauss. Leer que la felicidad está en la probabilidad de los “más altos” no sólo puede llevarnos a un sentimiento naïf de la ciencia y a pensar cómo se la banaliza, sino que, me parece y ante todo, raya con esas otras teorías que aportan manuales de felicidad por doquier: sabemos que si los laboratorios pudiesen vender la droga-de-la-felicidad (y el famoso woodyallesco Prozac tuvo ese mote), se agotaría en segundos. ¿Quién no desearía que se garantizara esa búsqueda infinita? . Demócrito definió la felicidad como “la med…

El Valor de la Vida

,
,
,
,
,
.
.
,
,
,

,
El egoìsmo, la irresponsabilidad, la esclavitud y la tristeza son los cuatro caminos que llevan a la enfermedad. (...) Para alcanzar algo siempre tenés que dejar algo... Nadie sube la escalera con el escalón de arriba; siempre tenés que dejar escalones abajo (...) porque vale la pena lo que querès. .
Francisco Paco Maglio
Infectólogo / Antropólogo Social
-
-
,
,
Si no logramos que la vida valga la pena ser vivida es muy difícil hacer prevención. La muerte a veces es un alivio para alguna gente… Por ejemplo el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria necesita 20.000 millones de dólares para poder proveer asistencia a la totalidad de los pacientes: 20.000 millones de dólares no se logra reunir pero (…) sí se han reunido para salvar Bancos conducidos por cretinos que cobran salarios de decenas de millones de dólares por año, para eso sí está el dinero de los Gobiernos. Es una cuestión de prioridades humanitarias. Es una prioridad monetaria rescatar un Banco, r…

Plegaria Utópica

U.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
.

Libérame Señora de los que no pecan ni yerran ni dudan ni odian
Porque son ellos quienes no conocen el amor y la pasión.
.
Libérame Señora de quienes van a las fiestas para ostentar y aparentar
Porque son quienes necesitan afianzarse en la mirada ajena.
.
Libérame Señora de quienes van a los velorios a cumplir o a desculpabilizarse
Porque son quienes necesitan confirmar en el espejo del féretro que son mortales.
.
Libérame Señora de quienes compiten y quienes creen en derrotas y triunfos
Porque no pueden crear ni jugar apostando sólo al disfrute.
.
Libérame Señora de quienes niegan siempre y no pueden renunciar a nada
Porque también son quienes ceden con otros por conveniencia y no por amor. 
.
Libérame Señora de los egoístas y mucho más de los egoístas que no lo aparentan
Porque se interesan por el otro sólo cuando todavía lo pueden encadenar.
.
Libérame Señora de los eternos pedantes y de los infinitos infatuados
Porque cuando se atraviesa su cáscara sólo queda vacuidad y crujido.
.
Libé…

Trapitos al sol / India

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
. . .. - - . www.juancanete.com.ar

.
.
.

La Pasión por Excelencia

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
, Las primeras elecciones identificatorias del niño, elecciones "inocentes", no determinan otra cosa -dejando aparte las patéticas "fijaciones" de la "neurosis"-, que esa locura, gracias a la cual el hombre se cree un hombre. (...) En ella se hace presente la ilusión fundamental de la que el hombre es siervo, mucho más que todas "las pasiones del cuerpo" en sentido cartesiano; esa pasión de ser un hombre, diré, que es la pasión del alma por excelencia, el narcisismo... . Jacques Lacan Acerca de la causalidad psìquica Jornadas Psiquiátricas de Bonneval, 1946. . . . .

P.S. / Castración

.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Marcelo: parece que este tema de la Castración no lo termino de entender.  Leyendo tu respuesta al colega, te comento: yo siempre entendí que Freud postula el Complejo de castraciòn còmo el TEMOR que el niño (varón) tiene a que le corten su pene, y por eso -porque lo desea retener, por temor- sale del Complejo; mientras que la niña (mujer) es diferente por su envidia del pene... Me podrìas aclarar por favor esta cuestión? Por otro lado: si siempre hay castraciòn y gana el YO, ¿qué clase de castración es esa? Saludos desde Mar del Plata, Lucía Martinez. .

.
Bueno, seguimos con el tema. A ver: no tenemos que pensar el Edipo más que como un Mito. Sino caemos en cuestiones fenoménicas y reduccionistas y no podemos volar más allá de la letra.  Pensemos con el sentido común: ¿Y què pasa si no hay amenaza? ¿Y què pasa si el varón no se percarta que la nena no tiene su hace-pipì, como lo llamó Juanito? ¿Y què pasa si hay niños ciegos o sordo-mudos?  Como se ve, es necesario re pensar es…

Castración: recorrido inevitable

.
.
.
.
.
.
.
.
.
El mar 21-jun-11, Marcelo Martinez escribió: Asunto: El antónimo de amor es miedo... Para: "Marcelo Augusto Pérez" psicocorreo@yahoo.com.ar
Hola Marcelo,
¿Cómo está? Le escribo porque leí su nota en su blog sobre el antónimo de amor es el miedo, pero no sé si creer que el antónimo de amor es realmente el miedo y no el odio, lo que pasa que no es un antónimo "perfecto" por así decirlo, puesto que hay algo de amor en el odio y algo de odio en el amor... y digo lo anterior puesto que ud tocó un tema importante, el de la imagen, el estadío del espejo, cuando el niño se enfrenta a la imagen estatuaria, al otro (a), justamente es este estadío lleno de ambivalencia, el amor y el odio están presentes: por un lado el niño ama la imagen completa del otro y trata de contener su atomización o simbolizar lo real de su cuerpo identificándose con este otro en cuestión, pero al mismo tiempo se odia al otro y se le agrede por esto mismo, porque no permite al sujeto tomar la c…

Los prejuicios que supimos conseguir

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Nuestra juventud gusta del lujo y es maleducada, no hace caso a las autoridades y no tiene el mayor respeto por los mayores de edad. Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos. No se ponen de pie cuando una persona anciana entra. Responden a sus padres y son simplemente malos.
Sócrates 470 a.C.
Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder.  Porque esta juventud es insoportable, desenfrenada y simplemente horrible.
Hesíodo 720 a.C.

Esta juventud esta malograda hasta el fondo del corazón. Los jóvenes son malhechores y ociosos. Ellos jamás serán como la juventud de antes. La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura.
Escrito en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia, actual Bagdad. Hace 4000 años.


. .

Lo (im)posible

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Siempre fue mi costumbre estar en la vereda del débil. Con aquel que la sociedad lo despojó antes incluso de haber nacido. Con el que no fue escuchado; con el que fue postergado, con el que aún cree, pese al saqueo de su deseo y pese al exterminio de sus bienes.
En todo humano hay una combinación ominosa de ternura y violencia.
Juan tenía dos perros. La hembrita era la más tierna: siempre trémula y a veces desconfiada. Ayer soñé que estábamos Juan, la perrita y yo en la terraza de aquella casa de adolescente, donde –alguna vez- jugábamos a rehacer el incoherente e injusto mundo. Y la perrita, tan torpe a veces, sin darse cuenta –y a las órdenes de mi sueño- salta hacia la calle sin reconocer que después de la pared sólo hay vacío. Y Juan, sin dudarlo, salta tras ella para salvarla.
Freud: “Un sueño es ya un deseo realizado”. Lacan: “Lo real es lo imposible”.
Soñamos lo imposible. Imposible porque Juan regaló hace tiempo atrás a sus dos perros. Regalo que me apenó muchísimo com…

Significación

,
,
,
,
,
,
,
,

,
Que no te importe mi oficio ni mis tareas mundanas
…………Voy a convertirme en nadie para entregarme a tus brazos.
Que no te importe la abundancia ni el billete ni el modelo
…………Voy a mendigar y sólo enriquecerme con tu sonrisa.
Que no te importe la apariencia ni el maquillaje ni la pose
…………Voy a borrar mi imagen para escuchar tu respiro.
Que no te importe el lujo ni la pompa ni el exceso
…………Voy a empobrecerme para que sólo tu mirada brille.
Que no te importe la cabeza por sobre el corazón o las tripas
…………Voy a abrirme el pecho para entregarme a tu alma.
Que no te importe el horario de tu merienda
………Voy a esperarte callado para comernos juntos.
Que no te importe ser sapo u hormiga o exiguo
…………Voy a hacerte reina y enriquecerte con cada gesto.
Que no te importe las luces ni las sombras
…………Voy a iluminar tu siembra para cosecharte constante.
Que no te importe el viento ni la lluvia ni la niebla
…………Voy a abrigarte siempre y refugiarte en mi nube.
Que no te importe mi vestido ni el tejido ni e…

El Ojo

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Ojo, diste nombre a la luz de la esmeralda, controlas las leyes de la aurora, mides, adviertes el peligro, te encuentras con el rayo de otros ojos y arde en el corazón la llamarada.
Pablo Neruda Oda al Ojo, fragmento
Arte: El Ojo www.jechu.com.ar

.
.

Más allá...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Te lo he dicho con el viento, jugueteando tal un animalillo en la arena o iracundo como òrgano tempestuoso;
Te lo he dicho con el sol, que dora desnudos cuerpos juveniles y sonríe en todas las cosas inocentes;
Te lo he dicho con las nubes, frentes melancólicas que sostienen el cielo, tristezas fugitivas;
Te lo he dicho con las plantas, leves caricias transparentes que se cubren de rubor repentino;
Te lo he dicho con el agua, vida luminosa que vela un fondo de sombra;
Te lo he dicho con el miedo, te lo he dicho con la alegría, con el hastío, con las terribles palabras.
Pero así no me basta; más allá de la vida quiero decírtelo con la muerte, más allá del amor quiero decírtelo con el olvido.
Luis Cernuda Te quiero DeLos Placeres prohibidos, 1931.


.


La belleza y la muerte

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Me preguntó en voz baja por qué morí. –Por la Belleza –repliqué– –Y yo por la Verdad –Las dos son una– Somos Hermanos –dijo–
Emily Dickinson


.
Hay algo misterioso y perdido en lo bello. Lo bello se ha extraviado y vivimos buscándolo. Lo bello esconde un goce, y es también como un agujero que nos libera de la muerte, matándonos un poco. Paradoja no tan loca: vivir es ya empezar a morir. Así como Lacan expresó que somos hermanos del otro en la medida que somos hijos del Lenguaje; también belleza y verdad se hermanan en lo que Freud descubre: la verdad tiene estructura de fantasma.
Demos un rodeo. Tenemos –por un lado- el apotegma de William Morris, un huérfano anglicano instalado en nuestros pagos allá por las primeras décadas del siglo pasado: “Lo que no nos es útil no es bello.” Quizás dicho negativamente pretenda apaciguar algo tan categórico. Esta idea ronda lo que Jenofonte, en el siglo V a.C., clasificaría como belleza funcional.
Los mayas –por otro lado- consideraban que …

Amor más allá de la Ley

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
La articulación en las historias públicas que representan Sergio Schocklender y Hebe de Bonafini muestra un camino posible de ruptura de una relación amorosa. (...) En esta escena del acto parricida, ubicamos a un padre que no oficia como tal y una madre voraz y desenfrenada, a la que ese padre no pone límites. (...) ...En tanto parricida, Schocklender estaba "imposibilitado de ser hijo", su lugar podrìa haberse homologado al lugar "desaparecido" como hijo. (...) En este "más allá de la ley" cada uno habría encontrado en el otro la condición que los sostiene ante una escena traumática.  Encuentro no buscado que insiste en impulsarlos a que ambos reproduzcan en el desenlace el acto que les dio inicio:  Bonafini se encuentra con un hijo que desaparece como tal y Schoklender con una madre que, al permitirle todo, lo expulsa como hijo. -
-
Osvaldo Barbella
Hernán Guggiari
psicoanalistas
Un Amor filial más allá de la ley
Diario Clarín del 17-06-2011 p.43
Bueno…

Mercedes Sosa / Liliana Herrero

.
.
.
.
.


.
.

. .

Algunas cosas que me gustan (II)

.
.

.
.
.
.
.
.
.
.


.


.

la Pepa de algodón y ausencia que atestigua sigilosa mi jornada los cactus de mi patio que cuido por un extraño mandato tácito los peluches de mi consultorio que escuchan todo y todo callan el día que la ciudad estaba muerta por un mundial distante, y nosotros estábamos vivos los dibujos blanco y negro que adornaron mis afiches y hoy me miran de frente
un almohadon cuyas hojas ocres y grises ahora acarician mi espalda
algunos cubos mágicos que tu corazón de sueños y futuro pintaron frágilmente la subida a las montañas tomados con manos sudorosas, hasta que no hubo ya montañas
las mariposas que no estàn muertas y me recuerdan un día en el Tigre
unas líneas que escribiste y que perduran en mi almohada pletórica de recuerdos
el Jack que me dejaste y que tus manitos de artesano crearon en una ciudad extraña los alambres que entretejen la luz que me orienta para seguir ni sé cómo.
map
.
.
.

Julio Cortázar

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
No soy perfecto ni te busco perfecto, pero si se diera que quizá, tal vez, mis aristas más duras coincidieran con tus costados más suaves y viceversa, entonces, podría ser. .

.

Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo. Lo que me gusta de tu sexo es la boca. Lo que me gusta de tu boca es la lengua. Lo que me gusta de tu lengua es la palabra.
. Julio Cortázar
1914 / 1984


A. Hitchcock / Los Pàjaros

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

El problema para nosotros no consiste en si nuestros deseos están o no satisfechos. El problema es: ¿Cómo sabemos que desear? No hay nada espontáneo, nada natural en el deseo humano. Nuestros deseos son artificiales. Hay que enseñarnos a desear. El cine es la más perversa de las artes, no te da que desear... Te dice como desear. . .
Estamos en medio de la Bodega Bay, donde transcurre la acción de
"Los Pàjaros", de Hitchcock. "Los pájaros" es un film sobre una joven de la sociedad de San Francisco que se enamora de un hombre y va tras èl hasta Bodega Bay, donde descubre que èl vive con su madre.
Y entonces tenemos el típico embrollo edípico, de tensión incestuosa entre madre e hijo. El hijo dividido entre la madre posesiva y la joven intrusa.
La gran pregunta sobre "Los pàjaros" es la más estúpida y obvia: "¿Por qué atacan los pájaros?" No basta decir que los pàjaros son parte del escenario natural de la realidad. Se trata más bien de la invasión sú…

Discurso Amoroso

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Amar y estar enamorado tienen relaciones difíciles: puesto que, si es verdad que estar enamorado no se parece a ninguna otra cosa (una gota de estar-enamorado diluida en una vaga relación amistosa la colorea vivamente, la hace incomparable: sé de inmediato que en mi relación con X…, o con Y…, por más prudentemente que me contenga, existe el estar-enamorado), es verdad también que en el estar-enamorado existe el amar: quiero asir ferozmente, pero también sé dar activamente. .

. El mundo somete toda empresa a una alternativa: la del éxito o el fracaso, la de la victoria o la derrota. Protesto desde otra lógica: soy a la vez y contradictoriamente feliz e infeliz: “triunfar” o “fracasar” no tienen para mi más que sentidos contingentes, pasajeros (lo que no impide que mis penas y mis deseos sean violentos); lo que me anima, sorda y obstinadamente, no es táctico: acepto y afirmo, desde fuera de lo verdadero y de lo falso, desde fuera de lo exitoso y de lo fracasado; estoy exento de t…

El Encontrado

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
Èl nunca había ido a un boliche.Ella sí.  Èl estaba buscándose.  Sabía que ciertas peculiaridades de su fisico y de su personalidad molestarían a muchos: “Veamos”- Pensó –“Soy hipertenso, soy un tanto hipocondríaco, tomo tres pastillas diarias para el resto de mi vida porque mi colesterol y mi diabetes son crónicas; uso gafas; tengo el pelo ya entrecano…¿Quién podrà fijarse en alguien así; encima con un carácter parco, casi abúlico? Alguien que ronca, alguien que cela, alguien que critica y hasta difama... Si se enterasen que hasta duermo abrazado a un osito gris, que vergûenza…”
Pero igual entró y se acercó a la barra, casi tan rápido como para que las luces y el sonido que lo atropellaba pasaran desapercibidos.Miró alrededor.Miró mucho.Pensò: “¿Quièn puede interesarme aquì adentro? Todas producidas. Todas en pose. Todas y cada una iban a pasar frente a mi, y frente a cada uno, luciendo sus atuendos nuevos, recièn comprados para la ocasión, y sus rizos caribeños…” También…

Migración

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Fuiste mariposa eterna: por eso tu vuelo me llenó de infinitos.
Fuiste paloma quebrada: por eso limpié tu escoria mientras delirabas y dormías.
Fuiste oso mimoso: por eso pedí perderme en tus brazos blancos.
Fuiste tortuga herida: por eso tu piel de llagas y de ocres inundó tus noches febriles.
Fuiste elefante magullado y torpe: por eso sembré una flor en tu nariz inquieta.
Fuiste caimán crispado: por eso escapé de tus brazos negros.
Fuiste gusano exiliado y aturdido: por eso me acerqué a tu piel sedosa.
Fuiste mariposa, paloma, oso, tortuga, elefante, caimán, gusano. Y de pronto, la tormenta despojó las alas, el blanco, la seda, el lirio. Y ya nada queda en mi ciego zoológico enajenado. Apenas barro, herida, fuego, crepúsculo, hielo. Abandono. Ocaso.
map


.

Seguidores