Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 30, 2019

El Doctor del Pensamiento...

Tener consultorio en un pueblo de la provincia de Buenos Aires, a los de la ciudad, nos sujeta a cierta forma de extranjería. Hablamos el mismo idioma en la capital, pero no es el mismo uso de la lengua. Para empezar, no hay que hablar del “interior”. La gente de los pueblos o ciudades de “campaña”, como es preferible decir, en su antigua denominación, sabe mejor que nosotros qué es una botella de Klein.
Si el analista no se sujeta a los modos expresivos del otro, esa extrañeza, ese breve desconcierto no ayuda a la intimidad necesaria para los asuntos que tenemos que tratar. O sea que es algo que hay que aprender: La lengua del otro. No para usarla como propia porque sería impostura. Sino discretamente. Y para entender mejor de qué se trata cuando nos confían el dolor; no hay que dar nada por comprendido. Por ejemplo, no tenemos que pensar que entendemos qué es estar jodido. No es lo mismo para una joven de Coronel Naón que para el usuario de una Sube. Claro que no hay una neurosis del…

Seguidores