Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 13, 2013

Tatuajes y Nudos Lacanianos

En la vigésima primera edición del Real Diccionario de la Academia Española, el vocablo tatuaje se incorpora y se deriva del hablaje castellanizado tatú, que a la vez deriva de tattoos y del samoana tátao: golpear dos veces.
Mucho se ha escrito en la literatura psicoanalítica sobre el tatuaje.  Podríamos pensar, de principio, que a veces –como decía Freud- “una teta es una teta” o “un habano es un habano”; y no analizar nada al respecto. Digamos que: el sujeto se tatúa porque le gusta, como le gusta también jugar al fútbol o fumar pipa o seducir a todas las mujeres que se le interponen. Pero da la casualidad que para los analistas, el sujeto no juega al fútbol ni fuma pipa ni seduce a todas las mujeres, porque sí.
Me gustaría abordar el tema, considerando los tres registros en Lacan, sin olvidar -claro- el doble gatillo que hace a la marca del cuerpo. Es que, digámoslo de entrada, los tres registros no son, ni más ni menos, que el cuerpo mismo. Con una acotación suplementaria: un cuarto…

Seguidores