Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 18, 2015

Verdades de Poetas...

¡Ay qué trabajo me cuesta  quererte como te quiero!  Por tu amor me duele el aire,  el corazón  y el sombrero. 
¿Quién me compraría a mí este cintillo que tengo y esta tristeza de hilo blanco, para hacer pañuelos?
¡Ay qué trabajo me cuesta quererte como te quiero!
Federico García Lorca [Fuente Vaqueros, 1898 /  Alfacar, 1936] Es verdad.



Sí, más verdad,
Objeto de mi gana.

Jamás, jamás engaños escogidos.

¿Yo escojo? Yo recojo
La verdad impaciente,
Esa verdad que espera a mi palabra.

¿Cumbre? Sí, cumbre
Dulcemente continua hasta los valles:
Un rugoso relieve entre relieves.
Todo me asombra junto.

Y la verdad
Hacia mí se abalanza, me atropella.

Más sol,
Venga ese mundo soleado,
Superior al deseo
Del fuerte,
Venga más sol feroz.

¡Más, más verdad!
Jorge Guillén [Valladolid, 1893 /  Málaga, 1984] Más verdad.



Acalla ya la voz de los traidores,
que nunca más musiten en tu seno
grandes palabras con que armar la historia.

El Celular y la Castración.

Estimado M. Pérez. Le agradezco sus videos y escritos en blog; realmente nos sirven muchísimo a quienes –como nosotras- estamos tratando de formarnos lejos –muy lejos- de los focos psicoanalíticos que hay en ciudades como Buenos Aires. Somos un pequeño grupo que nos reunimos a estudiar la letra de Lacan. Quería preguntarle, aprovechando su gentileza, en relación al panorama actual con respecto a la nueva tendencia generacional –si se puede llamar así- sobre la cuestión de la imposibilidad de aceptar la pérdida. Me explico un poco más: junto con otros colegas atendemos adolescentes. Observamos con frecuencia que hay una tendencia recurrente y fuerte en no poder “perder nada” y/o en no poder renunciar para ganar otra cosa; lo que ya sabemos conocemos como nuestra cotidiana castración. La reflexión apunta a si usted cree que esto tiene que ver sólo con el fantasma o hay una pre-disposición más acentuada en nuestra época. Sin ánimo de pedirle un análisis sociológico, ¿usted también cree q…