Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

Lionel Messi: su Letra y su Falta-en-Ser

En el antiguo Egipto, en el siglo III antes de Cristo, el rito de la fertilidad se lo acompañaba con el juego de pelota que, desde su raíz inglesa, hoy conocemos como fútbol. Es decir que, entonces, el deporte ya había nacido de la vinculación con la sexualidad y con la falta. Dos mil años después, Sigmund Freud vinculará el síntoma con dichas arcanas divisiones que agujerean al Sujeto que Habla, que falla, que sueña, y que juega.
El texto que seguidamente el lector está a punto de descubrir, no pretende ni ser una psicología del deporte ni una biografía de un jugador ni mucho menos un tratado sobre el fútbol. Su pluma pertenece a un colega que además de psicoanalista gusta de ciertos deportes (el boxeo es su predilecto) y otrora ha subscripto un extenso trabajo sobre otro de los ídolos futboleros argentinos: Diego Maradona. A diferencia de aquel texto –que data del año 2008 - en este otro hay cierto vislumbre más centrado en el síntoma, en la subjetividad, que en el contexto. Si bien…

Psicoanálisis - Medicina - Psicosomática

La teoría de Lacan es cómo conducir a un sujeto hasta el punto donde no hay nada, para obligarlo a inventar. Al sujeto le encanta dormir, la inercia, la repetición, la siesta. Podemos decir que la siesta es una buena metáfora de lo que hay entre un significante y otro, porque entre el día y la noche, uno pone la siesta. La siesta es una noche que es de día, un día que es de noche, y ahí uno cae. Macedonio Fernández hablaba de los dibujos en tinta china de la siesta, decía que era una especie de noche metafísica.

(…)
La idea sería definir cuál es el rasgo diferencial de una clínica de la psicosomática. Supongamos que yo tengo un analizante que tiene una úlcera y que esta úlcera es psicosomática ¿Qué hago de diferente? ¿Tengo un vaso de leche para darle cuando entra? Si no hago nada diferente no se ve porqué salgo al mercado a vender eso. Hasta ahora lo que se ha hecho con la psicosomática es bastante poco.


La gente fantasea, diría todo el día, que los robos de órganos, de niños, etc., del…

Borges & La Eternidad

Yo no entiendo de estas divisiones jerárquicas de la realidad y no sé por qué razón la hora de la muerte ha de ser más verdadera que las de vivir y el viernes que el lunes. Si todo es ilusorio, también la muerte lo es y muere su muerte. ¿Sólo ha de ser inmortal el dejar de ser? Manrique, sin confiar en contestación, interroga:
¿Qué se ficieron las damas,  sus tocados, sus vestidos,  sus olores? ¿Qué se ficieron las llamas de los fuegos encendidos de amadores? ¿Qué se fizo aquel trobar, las músicas acordadas que tañían?  ¿Qué se fizo aquel dancar y aquellas ropas chapadas que traían?
Dejemos las absurdas y patéticas interrogaciones sobre la perfumería y sobre los trajes guarnecidos con láminas de metal y sobre las bien templadas citólas y vihuelas y vayamos a la terrible interrogación:
¿Qué se ficieron las llamas de los fuegos encendidos de amadores? 
Es decir, ¿qué se hizo la pasión, qué se hará? Hay la respuesta cristiana (la de Manrique), tan profanadora de todo recuerdo nuestro de amor y que siente…

Amor - Pasión / Spinoza - Lacan

Fuerte es el amor, como la muerte. Y despiadado es el deseo, como el sepulcro. (*) Cantar de los cantares. 8, 6. Biblia y Tanaj.
El amor es una alegría acompañada por la idea de una causa exterior. Baruch Spinoza. Ética demostrada según el orden geométrico. III, VI.


¿Podríamos concebir un amor que no sea neurótico? (Si entendemos por neurótico, Edípico. Si entendemos por Edípico, un amor que no cesa de declarar su falta, que no descansa hasta agotar –incluso exhausto- la pregunta por la reivindicación del YO. Si entendemos por neurótico, religioso. Y si entendemos lo religioso como afán de unión, de atadura ad infinitum, incluso hasta la muerte de los cuerpos.) Puede sonar a exageración, pero cuando un sujeto dice “te amo” coloca en ese performativo todo lo infinito que pretende renegar la falta, recusarla vía espejo, aboliendo la muerte que lo espera de todos modos. Puede sonar excesivo, pero como decía Balzac en su Sexto Volumen de la Comedia Humana: “Toda pasión que no se crea eterna, …

Artes Visuales, Argentina.

Marcelo Gonella [ Alcorta, Santa Fe, 1968 ] www.marcelogonella.com.ar

Amor: respuesta frente al Exilio.

El sentimiento, dimensión imaginaria del afecto, llevado a su extremo se convierte en pasión. Lacan nos habla de tres pasiones: del odio, del amor y de la ignorancia. Pero el afecto no siempre se iguala a la pasión. Cuando encuentra su límite es una vía de realización del ser. En la obra de Lacan se produce un cambio en su teoría de la transferencia; en el comienzo de su enseñanza dijo a sus discípulos: "espero que ustedes borren dos palabras de su vocabulario: afecto e intelectualización". Años después, en tiempo que coincide con la acentuación del registro de lo real, en Encore Seminario de 1972-73, sitúa el amor y el odio en el centro de la experiencia. Y lo sitúa, como suele hacerlo, con un neologismo, escribe hainamoration una palabra que en castellano se traduce, aunque no tiene la misma gracia, como "odioenamoramiento".
Tenemos el sentimiento que llevado al extremo deviene pasión y el afecto que no es coincidente con el sentimiento; sentimiento que como en Do…

Joel: discriminación cubierta de nieve.

Tolhuin es un pueblo chico de infierno grande. En la Tierra austral el Fuego se enciende cuando la presencia del otro, del diferente, impacta a la comunidad escolar y vecinal. Pero la obra fílmica es harto mas la historia de una mujer frente a la defensa de los derechos de su hijo que la del propio hijo. Porque es el camino hacia ese futuro que la película de Carlos Sorín deja abierto en el final que propone. 
Joel es la metáfora que permite desplegar otra historia mínima de discriminación y de poder donde siempre priva el sí-mismo -imagen mediante- a la mirada hacia el otro, donde en definitiva lucha con fuerza la ceguera del egoísmo al hecho de pensar que vivir en sociedad implica un estado de “apertura mental” donde deben cederse algunos prejuicios, moralinas y yerbas anexas. Si bien es el nombre real del niño, el azar ha hecho que la etimología nos lleve a una antropología bíblica: oh casualidad el personaje de la obra viene a plantear la posibilidad de derrumbe del status quo.
En n…

Deseo e Histeria: hermanos de la insatisfacción.

Los sujetos -como aprendimos de Freud, vía el famoso sueño del salmón ahumado- escapan ante su deseo. Por eso el goce de la Gran Neurótica por Excelencia, nuestra tan querida histérica fundadora indiscutible del psicoanálisis, es tener un deseo insatisfecho. De hecho -y por definición- un deseo es siempre insatisfecho. Si se logra no es más un deseo. Por eso decimos que la histérica es freudiana por definición. Esto no implica que un análisis intente conciliar al sujeto con su deseo, por eso hablamos de deseo decidido en función de la escritura, de la inscripción, que el analizante pueda hacer a partir de su trazo, de su división, con su letra. Y entonces, ¿por que el neurótico no desea caer en su deseo? Justamente -y no es un trabalenguas- para seguir deseando. Y esto ¿para qué (le) sirve? Para varias cosas.
En primer término -como dijimos y repetimos- para quedar insatisfecho. Y esto no podríamos resumirlo a un mero acto masoquista; deberíamos circunscribirlo al hecho capital de que …

Artes Visuales, Brasil.

Vik Muniz [ São Paulo, 1961 ] / Fotografía /

Motoarrebatador. La Crueldad del Capitalismo.

El Motoarrebatador es la última obra fílmica de Agustín Toscano estrenada recientemente en Buenos Aires. Se trata de un grito en contra de la marginalidad, en contra de la carencia, incluso de la indigencia. La película se filmó en Tucumán en el contexto de una huelga policial en el año 2001. Expresó su director: “Ante una crisis social todos somos víctimas.”
Una de las escenas centrales –a mi modo la metáfora de toda la obra- se desarrolla en el cuarto de Elena cuando ella le pide a Miguel que la abrace. Es –creo- el abrazo de dos seres que juegan las mismas cartas; de dos desarraigados que intentarán re hacerse. En definitiva, parafraseando al Maestro, dos sujetos que “…no los une el amor, sino el espanto”.
La crueldad de una sociedad que los excluye se refleja también en el alter-ego –socio chorro de Miguel- que a modo de espejo revela el siempre objetivo oportunista y la filosofía de acción que no debe perderse para sobrevivir en mundos paralelos. No se trata de una apología del de…

Sueños para Escribir la Historia del Sujeto

Viví en tu amor una esperanza
la inútil ansia de tu salvación.
¡Perdonáme si fui bueno!
Si no sé más que sufrir.
Si he vivido entre las risas
por quererte redimir.
¡Cuánto dolor que hace reír!

E. Santos Discépolo Soy un arlequín
¿Como es que no sentimos todos que las palabras de las que dependemos nos son de alguna manera impuestas? Es precisamente en eso que lo que llamaron un enfermo llega algunas veces más lejos que lo que llamamos un hombre normal. La cuestión es más bien saber por qué es que un hombre normal, llamado normal, no se da cuenta de que la palabra es un parásito, que la palabra es un enchapado, que la palabra es la forma de cáncer de la que el ser humano está afligido.
Jacques Lacan  Seminario 23, El Sinthome Clase 7, 17.02.1976
Los sujetos escapan ante su deseo; varias veces lo enunciamos. De hecho la Neurosis no es más que una defensa en contra de ellos; cuyo mecanismo predilecto en juego Freud lo bautizó Verdrängung; es decir: Represión. Un sujeto “reprimido” -como suele …

Seguidores