Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 25, 2016

Relatos Breves

No entendía por qué no podía aullar como los amantes de la pared de al lado. No entendía que, de tanto oírlos, había aprendido a aullar como los perros, y como los locos que se miran la garganta en los espejos, y como los trenes cuando pujan los vientos de la noche, y aún como Vallejo cuando le pegaban duro con un palo y duro también con una soga, y sin embargo, sin embargo no podía aullar como los amantes de la pared de al lado. No entendía por qué los aullidos de ellos resonaban tan armoniosos y los suyos tan monocordes. No entendía que los amantes de la pared de al lado aullaban en dúo, como Tosca y Cavaradossi, Aída y Radamés, Andrea Chenier y Madeleine de Coigny.No entendía que en los tenores solitarios la ausencia de soprano engendra sólo aullidos de dolor, es decir, de perro, de loco, de tren o de Vallejo. No entendía nada de aullidos de placer. No entendía nada de ópera. No entendía nada de amantes. No entendía.
Eugenio Mandrini
No entedía


Cuando usted sale de su casa obsesionado…

El engaño del significante.

Marcelo (…) Releyendo tu respuesta al colega de México, quería comentarte que este tema del amor, tal cual decís en el posteo, me ha sucedido de esa manera: tuve una ex pareja que me decía “te amo”, sí; pero a la vez las cosas que hacía eran terribles, por lo menos tres años de análisis me llevó descubrir mi goce masoquístico con él; y me separé hace poquito. He llegado a pensar desde entonces que no hay amor sino actos de amor, que como bien dijiste en muchos escritos, el significante engaña. Ahora me enteré –porque es conocido de alguien en común de mi trabajo- que este sujeto ya está con otra a quien le dice "te amo"; en tan poquito tiempo; increíble. Pero también me enteré que "pica" en otros lados... Así que sigue engañando con sus palabras al viento... lo que vos justamente expresabas en tu último posteo. Pero bueno, por suerte pude prescindir de él . Seguramente le dirá “te amo”, es su triste concepción del amor. Gracias (…) cordiales saludos, Guillermina H.

Amor: Química del Lenguaje.

Estimado M. Pérez. Le quería preguntar qué opinión le merece el nuevo paradigma de la neurociencia que investiga permanentemente sobre los nuevos avances en temas como el deseo y el amor. He leído que un equipo de la Universidad de Siracusa, Nueva York, realizó una investigación sobre “Las neuroimágenes del amor”, que incluye imágenes del "éxtasis romántico" tomadas con resonancia magnética funcional. El estudio lo publicó 'The Journal of Sexual Medicine' y dice que cuando uno se enamora se activan doce áreas del cerebro doce áreas del cerebro que segregan químicos como dopamina, oxitócica, adrenalina y vasopresina, lo que causa la denominada euforia amorosa. ¿Usted está de acuerdo que el amor es un desencadenante de la química neuro sináptica y hormonal? Por otro lado, soy abogada pero estoy interesada en entender el concepto de goce, podría explicármelo brevemente, ya que he visto su video sobre goce y no he podido entender mucho… Agradezco su respuesta. Desde Méxi…