Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 7, 2016

Un Cuento de Invierno...

Don Edmundo Fortunato Reynoso, alias el Ñato, manejaba muy bien la escopeta. Vivía junto a Ismael, al borde de la ruta 151, en Algarrobo del Águila, departamento de Chical Co. Tenía descendientes armenios y tanos; pero sus abuelos habían nacido en las afueras de Entre Ríos y se habían afianzado en las pampas un lustro antes de la Primera Guerra. Su modesto rancho no le impedía ser feliz, con sus habituales mañas de cocinero de guisos, de andador de bicicleta y de caminante permanente por su provincia natal. Como típico hombre de pueblo, amaba los atardeceres, el mate y la viola. Al menos cuatro veces por semana salía a caminar ruta afuera, junto con su guitarra y con su Ismael, que lo llevaba siempre sobre hombro derecho. Cuando algún pueblerino lo paraba para saludarlo, no faltaba el elogio de rigor hacia su mascota; a lo que Reynoso respondía siempre con mucho orgullo y sus infaltables palabras: “Es mi gran fiel compañía; tiene algo mágico mi loro.”-
El humilde rancho de Don Edmundo …

Artes Visuales / Fotografía.

.
Pilar García Merino [ Madrid, 1976 ]www.garciamerino.com