Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 30, 2013

Oliverio Girondo / Espantapájaros / Maldiciones...

Que los ruidos te perforen los dientes,
como una lima de dentista,
y la memoria se te llene de herrumbre,
de olores descompuestos y de palabras rotas.
Que te crezca, en cada uno de los poros,
una pata de araña;
que sólo puedas alimentarte de barajas usadas
y que el sueño te reduzca, como una aplanadora,
al espesor de tu retrato.
Que al salir a la calle,
hasta los faroles te corran a patadas;
que un fanatismo irresistible te obligue a prosternarte
ante los tachos de basura
y que todos los habitantes de la ciudad
te confundan con un madero.
Que cuando quieras decir: "Mi amor",
digas: "Pescado frito";
que tus manos intenten estrangularte a cada rato,
y que en vez de tirar el cigarrillo,
seas tú el que te arrojes en las salivaderas.
Que tu mujer te engañe hasta con los buzones;
que al acostarse junto a ti,
se metamorfosee en sanguijuela,
y que después de parir un cuervo,
alumbre una llave inglesa.
Que tu familia se divierta en deformarte el esqueleto,
para que los…

Lacan, odioenamoramiento y la rata en el laberinto...

La relación del ser con el ser no es la relación de armonía que desde siempre, no se sabe muy bien por qué, nos adereza una tradición en la que Aristóteles, que no ve en ella más que goce supremo, confluyen con el cristianismo, para quien es beatitud. Esto es prenderse en la aprehensión de un espejismo. El amor es quien aborda en el encuentro al ser como tal.
,
El amor que aborda al ser, ¿no surge de allí lo que hace del ser aquello que sólo se sostiene por errarse? Habléde ratas hace poco, era eso mismo. No por nada se eligió a la rata. Se eligió porque con ella es fácil hacer una unidad: a la rata se la errata. Ya me di cuenta en una época en que tenía conserje, cuando vivía en la rue de la Pompe: aquel hombre nunca erraba una rata. Las errataba todas. Tenía por la rata un odio igual al ser de la rata. .

Abordar al ser, ¿no estriba en esto lo extremo del amor, el más grande amor? Y el más grande amor —es claro que no lo descubrió la experiencia analítica, su refl…

¿Para qué sirve el odio?

.

.


¿Cómo se elige analista? A título de enamorado que busca ser amado, uno, en tanto analista, querría que fuera por sus atributos, lo que sabe, su experiencia -o bien por lo que es. Pero, al igual que en el amor, las cosas van por otro lado. . ¿Cuàntas veces descubrimos que fuimos elegidos como analistas porque hay un trazo en nuestro nombre que nos destinò a ser preferidos para ese lugar? Tiempo de demanda de un análisis, primer tiempo de la historia de amor. El analista es aquel en el que se juega el amor con sus variantes -variantes de la cura tipo, dijo Lacan. Amor con un tiempo final tambièn, como en toda historia, que en el análisis tiene su especificidad. . Este amor se anuda en la diversidad de los registros, que para Lacan son la estructura. En el imaginario -y en esto seguimos a Freud- su lema sería: "De dos hagamos uno". Es el abrazo de los amantes. . En lo simbòlico, el amor se dice de otro modo: "Dar lo que no se tiene a alguien que no lo es". . ¿Y en lo real?…

George Benson / You don´t know what love is...

George Benson You don´t know what love is. Letra: Don Raye / Música: Gene de Paul


Seguidores