Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 15, 2016

La pregunta del Diablo...

FAUSTO
Escucha diablo, me aburro.

MEFISTÓFELES

¿Qué hacer? Así es el destino
de todo ser humano. Nadie
lo puede eludir, pues todos
los racionales se aburren:
los unos, por estar ociosos,
los otros, por trabajo; unos,
que creen,; otros, que perdieron
la fe; los unos que del todo
están saciados, y los otros,
que no han podido aún saciarse;
y todos viven y bostezan,
y espera a todos, bostezando,
la tumba, Y tú también bosteza.

FAUSTO

No me hace gracia tu broma.
Invéntame alguna forma
de distraerme.

MEFISTÓFELES

Fausto, atiende
de la razón los argumentos.
Anota: Fastidium est quies.
O sea, el aburrimiento
es la quietud del alma.
Soy un psicólogo... ¡qué oficio!...
¿Decirme pues, Fausto, cuándo
no estuviste aburrido?
¿No te acuerdas? Piensa. Busca.
¿Cuándo dormido te quedabas leyendo a Virgilio, y tu mente
estimulaban los azotes?
¿Cuándo con rosas coronabas
favores tiernos de doncellas
y todo tu ardor borracho
en un festín les dedicabas?
¿Acaso cuando te abismabas
en sueños magnos, elevados
o cuando estabas sumergido
en los sof…