Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 24, 2013

Paul Auster / Desapariciones

Están los muchos, y están aquí: y por cada piedra que él cuenta entre ellos se excluye a sí mismo, como si también él empezara a respirar por primera vez en el espacio que lo separa de sí mismo. Pues el muro es una palabra. Y no hay palabra que él no cuente como una piedra en el muro. Por lo tanto, él empieza de nuevo, y a cada instante que empieza a respirar siente que nunca hubo otro tiempo, como si en el tiempo que ha vivido se encontrara a sí mismo en cada cosa que él no es. Lo que respira, por lo tanto, es tiempo, y él sabe ahora que si vive es sólo en lo que vive y seguirá viviendo sin él.