Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 19, 2016

Poema Recuperado...

Aquel que premia a su verdugo.
Aquel que pide cordura y ofrece ligereza.
Aquel que duerme cuando la luna desangra.
Aquel que no cede ni contiene, pero ruega.
Aquel que pinta su espejo, que es su lápida.
Aquel que cierra una puerta y abre un vacío.
Aquel que no puede renunciar a su corona de espinas.
Aquel que atropella con sus antojos lo permisivo del otro.
Aquel que no duda en alimentarse mientras los cerezos destilan.
Aquel que agujerea las palabras y corrompe la mirada encantada.
Aquel que sonríe para agradar al vecino y olvida al amante que llora.
Aquel que estornuda lluvia de exhortos mientras un colibrí muere de tos.
Aquel que creyó que una madrugada en el Gólgata ascendía de jerarquía.
.
Aquel que tiene el corazón mezquino.
Aquel que tiene el corazón.
Aquel que tiene.
Aquel.


MAP
Ese no.
2009 grafemas-psicocorreo.blogspot.com.ar
Artes Visuales: Oswaldo Guayasamín

El Sujeto Psicótico en Lacan.

Jacques Lacan nos recordó muchas veces que la Verdad tiene estructura de Ficción; es decir que hay que entender que para un analista la "Novela Familiar" o el Mito con que el sujeto llega a su análisis y despliega su fantasma es siempre Verdad. Sea éste un sujeto psicótico ["Las paredes me hablan" o "El vecino me persigue porque es de la CIA"] o sea un sujeto neurótico ["Mi mujer tiene un amante" o "Los mosquitos transmiten el hiv" o "No se me para porque mi mujer cocina mal las lentejas"]. Todo MITO nos puede parecer un disparate, pero es a partir de allí que el Sujeto conforma su novela, abre sus significantes y sostiene su síntoma o su delirio.
En estos días -en uno de los Grupos que coordino- estamos leyendo el Seminario 16. En su clase 12, por demás una de las clases fundamentales de dicho Seminario, Lacan (que no por casualidad vuelve a recordarnos su ponencia en el Seminario 7) nos introduce más puntualmente al Das ding…