Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

Día Mundial del Jazz.

Lo Inconsciente, la Falla y el Amor

. Jacques Lacan –en un contexto donde James Joyce ha tenido obvia influencia- dictó en 1977 su seminario 24 con un título bifronte que juega con los neologismos: L’insu que sait de l’une-bévue s’aile à mourre y L’insuccès de l’Unbewusste c’est l’amour; es decir: Lo no sabido que sabe de la equivocación se va a la morra o El Fracaso de lo Inconsciente es el Amor. (1) Es decir: el amor es lo que suple la falta, la equivocación, lo inconsciente. Lo inconsciente –vía la falla, vía la Represión que nunca es total- trabaja permanentemente en los bordes de un agujero: el significante falla y por eso se escucha, porque miente. Porque donde el analizante puede enunciar “zombis” el analista puede escuchar “son bi” y remitir a “son dos”. Donde el analizante enuncia “pollo con vino”, el analista escucha: “yo con bi, no”.(2)

En torno a esos bordes, alrededor de esos límites, el EGO (YO) tratará de cerrar la hiancia que la falla produce. Pensemos que –como bien enuncia Lacan al principio de su Sem…

Luz de agonías

I

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines. Ya no hay una
luna que no sea espejo del pasado,
cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
la fiel memoria y los desiertos días.
Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente
para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra.

II

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar. La vida es corta
y aunque las horas son tan largas, una
oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna
y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.
Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me incli…

¿Cómo se pudo tener tanto talento?

Cuando lo Humano produce maravillas...

Pasión en la sangre;
inteligencia en el corazón.

Esta sinfonía la escribió a los 17 años. 
Son las señales que a veces nos inducen a creer que hay seres de otro mundo;
porque decir que vuelan, es poco.


.
Wolfgang Amadeus Mozart Salzburgo / 27-01-1756 Viena / 05-12-1791
 Sinfonía Nro. 25 en Sol Menor, Catálogo K. 183   / 1er Movimiento: Allegro con Brio /

 Orquesta Filarmónica de Viena  Dir.: Karl Bohm -Mayo de 1978-

Goce : Freud con Lacan.

Marcelo Pérez: Bien. Por la misma razón que el goce, ahora lo vamos a ver mejor, va a excluir el lazo familiar. ¿Por qué lo creen ustedes? ¿Por qué creen que el goce excluye el lazo familiar? Cuando nosotros hablamos de familia…, la familia es básicamente esto: el deseo de la madre que está por debajo del nombre del padre y que genera la metáfora paterna. La familia es el lazo, se supone, y justamente esto es lo que va a prohibir el goce. Ustedes tienen que ir pensando, básicamente, que vamos a hablar de tres goces: el goce absoluto (que es el que hace agujero pero es el mítico, es el fantasmático). Cuando decimos ‘fantasmático, ¿qué queremos decir? ¿Qué es lo que supone el neurótico? No existe, es lo que supone en el Otro, es mítico. Entonces, este goce que hace agujero, que lo ubicamos acá en el nudo, ese es el goce mítico. Muchos analistas se preguntan, o dicen, o afirman directamente que no hay sujeto del goce. Yo voy a decir que sí hay, ya lo dijimos la otra clase: el sujeto del …

El hombre o la Bestia...

»Pronto os alcanzaré. Id un poco delante. ¡Cómo me acusan todos los sucesos y cómo aguijonean mi torpe venganza! ¿Qué es el hombre, si el principal bien y el interés de su vida consistieran tan sólo en dormir y comer? Una bestia, nada más. Seguramente. Aquel que nos ha creado con una inteligencia tan vasta que abarca lo pasado y el porvenir no nos dio tal facultad y la divina razón para que se enmoheciera en nosotros por falta de uso. Ahora, sea olvido bestial o algún tímido escrúpulo de reflexionar en las consecuencias con excesiva minucia, reflexión esta que de cuatro partes tiene una sola de prudencia y siempre tres de cobardía, no comprendo por qué vivo aún para decir: «Eso está por hacer», puesto que tengo motivo, voluntad, fuerza y medios para llevarlo a cabo. Ni me faltan, para exhortarme, ejemplos tan patentes como la tierra; dígalo, si no, esta hueste tan imponente, conducida por un príncipe joven y delicado, cuyo espíritu henchido de divina ambición le hace mohines al invisi…

"Pinturas Transpersonales"

Camilo Villanueva [ Buenos Aires, 1950 ] www.camilovillanueva.com.ar
[ Gracias Camilo por acercar tu Obra a los lectores de la Blog. ]

Joaquín Sabina, el poeta.

Ni tú bordas pañuelos, ni yo rompo contratos. Ni yo mato por celos, ni tú mueres por mí.
Y antes de que me quieras como se quiere a un gato,
me largo con cualquiera que se parezca a ti.
De par en par te abro las puertas que me cierras.
Me cuentan que el olvido no te sienta tan mal.
La paz que has elegido es peor que mi guerra.
Lo que pudo haber sido... . lo que nunca será.
(...)
¿Quién hará mi trabajo debajo de tu falda?.
La boca que era mía ¿de qué boca será?
El roto de tu ombligo ya no me da la espalda,
cuando pierdo contigo las ganas de ganar.
(...)
Como pago al contado, nunca me falta un beso. 
Siempre que me confieso, me doy la absolución. 
Ya no cierro los bares, ni hago tantos excesos. 
Cada vez son más tristes las canciones de amor.


Con dos camas vacías [ 2002 ]
María Jiménez


La llamaré mañana, hoy se me hizo tarde,
Esta forma tan cobarde
De no decirnos que no.
Este contigo, este sin ti tan amargo,
Este reloj de arena del arenal,
Esta huelga de besos, este letargo,
Estos pantalones largos.
(...)
Estos ojo…

Artesanía en Material Desechable

Ovidio Wain Expone en Feria de Artesanos San Telmo / Defensa y Alsina Buenos Aires www.ovidiowain.com

Artes Visuales

Bruno Pontiroli [ Francia, 1981 ]
brunopontiroli.com

La medida de mi tiempo...

Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir.
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz.
      La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre
      es la única. ¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio
      de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras
      que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus
      espadas, la serena amistad, las galerías de la biblioteca,
      las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre,       la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal,       el sabor del sueño? Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se       levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que       miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz. Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz,       la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles. Hay una e…

En todas partes...

Jeroen Buitenman[ Amsterdam, 1973 ]Felices los amados y los amantes
y los que puedan prescindir del amor.

Jorge Luis Borges
[ Bs. As., 1899 / Ginebra, 1986 ]
Fragmentos de un evangelio apócrifo. Elogio de la Sombra; 1969.


Arthur Philipe/Quintessence Jazz .
Here, there and everywhere.[ Aquí, allí y en todas partes ] Del Álbum Revolver, 1966.
Paul McCartney
/ Liverpool, 1942/




"¿Es una Capuleto? ¡Oh! ¡Amada deuda!

Le debo mi vida a mi enemiga." (*)

Romeo y Julieta

[ F. Zeffirelli, 1968 ]
William Shakespeare
/ Reino Unido G. Bretaña, 1564 / 1616 /

(*) La escena corresponde a la Tragedia de Romeo y Julieta, Acto I, Esc. V que en la
traducción de Luis Marin, Ediciones Aguilar; reza:
"¿Es una Capuleto? ¡Oh, cara cuenta! Soy deudor de mi vida a mi adversario."

Seguidores