Ir al contenido principal

Entradas

La ilusión del amor...

El desfallecimiento del amor: lo que se creía era otra cosa.  En la clase 11 del Seminario 7 y en la clase 7 del Seminario 11 –dictadas en el mismo mes de Febrero con cuatro años de diferencia-, Jacques Lacan habla de la anamorfosis. Ya sabemos que Lacan, siempre sensible al arte y amigo de muchos artistas plásticos, gusta de utilizar la pintura como base de apoyo a sus conceptos. En la clase del 10 de Febrero de 1960, cuando Jacques Lacan dicta su Seminario sobre la Ética del Psicoanálisis; presenta el cuadro que –en el año 1533- Hans Holbein tituló “Los Embajadores”.  También en la clase del 26 de Febrero de 1964, cuando dicta su Seminario sobre Los Cuatro Conceptos… -y a fin de responder(se) ¿qué es la mirada?- volverá sobre el tema (girando a partir de los conceptos de Maurice Merleau-Ponty) circunscribiendo el mismo lienzo.
Entre un seminario y otro hay la pulsión y el amor. Porque lo que trata Lacan de ajustar es la estrecha relación que la pulsión tiene con el amor; puesto que –…
Entradas recientes

Juarroz y el Espejo Lacaniano.

El diálogo con el hombre tiene un límite, 
un muro anonadante.
A veces sobreviene el silencio
o también la locura o la muerte.
Pero otras veces es allí donde se inicia
el diálogo con la ausencia, 
ese interlocutor que no responde como el otro.

Sin embargo, también la ausencia responde.
Su lenguaje revela otro código, 
transversal y traspuesto, 
no atado a los circuitos inmediatos, 
ni tampoco al recuerdo más o menos sellado
o a las figuraciones o alusiones de estos signos.

El dialogo con la ausencia
es el único diálogo
que va más allá de uno mismo.
Aunque el ejercicio comience
con la ausencia que hay en cada uno.

El último paso, 
la perfección del diálogo, 
consiste en convertirse uno mismo en ausencia.

Roberto Juarroz 
[ Coronel Dorrego, 1925 / Temperley, 1995 ]
Undécima Poesía Vertical
Poema 9
Artes Visuales: Saul Landell [ Guadalajara ] saullandell.wixsite.com

Psiquiatría y Psicoanálisis.

Hay dos maneras de entender todas las enfermedades y en general al hombre. O hacer muchas clasificaciones y buscar diferenciaciones y discontinuidades múltiples, como hace el DSM-IV, o buscar espectros o ejes. Cuando tu quieres entender a alguien teniendo en cuenta una profesión o una clasificación, y más todavía desde el punto de vista psicopatológico, hay que tener en cuenta primero la búsqueda de lo que tienen de común y lo que tienen de distinto. Sócrates lo cuenta muy bien en una frase que siempre cito del Fedro de Platón: “Si yo encuentro a alguien que busca la unidad y la multiplicidad le sigo como a un Dios”. El DSM-IV busca cantidad de multiplicidades y de discontinuidades, puede encontrar 400, pero no busca lo que tienen en común. Es más, cuando lo busca, como en el caso del trastorno bipolar, de repente encuentra trastornos bipolares por todas partes: desde que el paciente tiene una pequeña depresión a que tiene una psicosis maniaco-depresiva. En esa tipología de clasificac…

Micropolítica, Psicoanálisis y Capitalismo

“Lo que distingue al discurso del capitalismo es esto: la verwerfung, el rechazo, el rechazo fuera de todos los capos de lo Simbólico, con lo que ya dije que tiene como consecuencia. ¿El rechazo de qué? De la castración.  Todo orden, todo discurso que se entronca en el capitalismo, deja de lado lo que llamamos simplemente las cosas del amor, amigos míos.  Ven eso, eh? ¡No es poca cosa!” Jacques Lacan, “El saber del Psicoanalista” – Seminario 19, 1972. 

Voy a aprender a llorar sin sufrir,
Sin detenerme a mirar una flor.
(…) Llegó la indiferencia metiéndose en mi piel
Pacientemente cruel, ¡matando mi verdad!
Saber que no me importa nada...
De alguna vibración pasada;
Y caminar narcotizado
Por un mundo helado sin amor.
Eladia Blázquez, Sin Piel. . .
Analizar significa desatar. Intento revelar en estos párrafos, cómo sólo atándose a la Castración es posible menguar el sufrimiento de la neurosis nuestra de cada día. Me valgo, para eso, de un discurso inverso al que tiene como agente el objeto: el del c…

Fotografía

Alejandro Gulminelli [ Buenos Aires, 1958 ] www.gulminelli.com Exponiendo en BAPhoto 2018 Bs. As.

Vínculos y Castración

Últimamente se escucha mucho decir que los vínculos son cada vez más frágiles, más efímeros. ¿Tendrá que ver con el avance de la tecnología, con la sociedad per se digamos, o con algo en el orden del sujeto? Posiblemente ambas cosas se amalgaman, después de todo no hay Sujeto sin Sociedad. Lo cierto es que tanto relaciones de pareja como las amistades suelen -ciertamente- tener un vencimiento mucho más corto que en otros tiempos: incluso muchas veces si no fuese por un objetivo común (pongamos por caso sostener un cyberjuego entre los integrantes o reunirse en un taller de escritura) quizás hasta menos…
Mi hipótesis es que el narcisismo de cada sujeto (para ir rápido: el modo en que su posición se atornilla -vía su fantasma- a su imagen) ocasiona que cada uno “evalúe” rápidamente las condiciones en que “su ganancia narcisistica” es superior a su pérdida. Es decir, contabilidad básica: cuando el sujeto advierte que pierde mas de lo que gana, entonces aborta. Esto se ve claro en las pare…

El Caballero Obsesivo

Recibo de una analizante –y nada es casualidad: a ella también le llega en un momento azaroso- un texto sutilmente agudo y estupendo. Se trata de un autor de las primeras cinco décadas del siglo pasado –quizás- injustamente olvidado. Como su vecino de Brooklyn, Woody Allen, y como su cuasi contemporáneo Franz Kafka, Herbert Clyde Lewis es tributario de reminiscencias estilísticas de estos poetas sumando a su pluma indicios de nuestro Julio Cortázar y –no sin sospechosa ironía- de la conjugación exquisita que Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares han construido en torno a su Bustos Domecq. No estamos lejos de suponer que el también agudo y lírico Turisino, Alessandro Baricco –que con su Seda poética merece mencionarse en este contexto- ha tomado de Clyde Lewis un cierto giro semántico en relación con su prosa.
.
La obra que me permito recomendar lleva un título no menos freudiano que metafórico; con una vuelta lacaniana que enseguida puntuaremos. Se llama: El Caballero que cayó al mar

Seguidores