Ir al contenido principal

Entradas

Deseo e Histeria: hermanos de la insatisfacción.

Los sujetos -como aprendimos de Freud, vía el famoso sueño del salmón ahumado- escapan ante su deseo. Por eso el goce de la Gran Neurótica por Excelencia, nuestra tan querida histérica fundadora indiscutible del psicoanálisis, es tener un deseo insatisfecho. De hecho -y por definición- un deseo es siempre insatisfecho. Si se logra no es más un deseo. Por eso decimos que la histérica es freudiana por definición. Esto no implica que un análisis intente conciliar al sujeto con su deseo, por eso hablamos de deseo decidido en función de la escritura, de la inscripción, que el analizante pueda hacer a partir de su trazo, de su división, con su letra. Y entonces, ¿por que el neurótico no desea caer en su deseo? Justamente -y no es un trabalenguas- para seguir deseando. Y esto ¿para qué (le) sirve? Para varias cosas.
En primer término -como dijimos y repetimos- para quedar insatisfecho. Y esto no podríamos resumirlo a un mero acto masoquista; deberíamos circunscribirlo al hecho capital de que …
Entradas recientes

Artes Visuales, Brasil.

Vik Muniz [ São Paulo, 1961 ] / Fotografía /

Motoarrebatador. La Crueldad del Capitalismo.

El Motoarrebatador es la última obra fílmica de Agustín Toscano estrenada recientemente en Buenos Aires. Se trata de un grito en contra de la marginalidad, en contra de la carencia, incluso de la indigencia. La película se filmó en Tucumán en el contexto de una huelga policial en el año 2001. Expresó su director: “Ante una crisis social todos somos víctimas.”
Una de las escenas centrales –a mi modo la metáfora de toda la obra- se desarrolla en el cuarto de Elena cuando ella le pide a Miguel que la abrace. Es –creo- el abrazo de dos seres que juegan las mismas cartas; de dos desarraigados que intentarán re hacerse. En definitiva, parafraseando al Maestro, dos sujetos que “…no los une el amor, sino el espanto”.
La crueldad de una sociedad que los excluye se refleja también en el alter-ego –socio chorro de Miguel- que a modo de espejo revela el siempre objetivo oportunista y la filosofía de acción que no debe perderse para sobrevivir en mundos paralelos. No se trata de una apología del de…

Sueños para Escribir la Historia del Sujeto

Viví en tu amor una esperanza
la inútil ansia de tu salvación.
¡Perdonáme si fui bueno!
Si no sé más que sufrir.
Si he vivido entre las risas
por quererte redimir.
¡Cuánto dolor que hace reír!

E. Santos Discépolo Soy un arlequín
¿Como es que no sentimos todos que las palabras de las que dependemos nos son de alguna manera impuestas? Es precisamente en eso que lo que llamaron un enfermo llega algunas veces más lejos que lo que llamamos un hombre normal. La cuestión es más bien saber por qué es que un hombre normal, llamado normal, no se da cuenta de que la palabra es un parásito, que la palabra es un enchapado, que la palabra es la forma de cáncer de la que el ser humano está afligido.
Jacques Lacan  Seminario 23, El Sinthome Clase 7, 17.02.1976
Los sujetos escapan ante su deseo; varias veces lo enunciamos. De hecho la Neurosis no es más que una defensa en contra de ellos; cuyo mecanismo predilecto en juego Freud lo bautizó Verdrängung; es decir: Represión. Un sujeto “reprimido” -como suele …

El Mercado del Arte

Desde hace poco tiempo estoy participando en un breve curso sobre Historia de la Fotografía Contemporánea. En paralelo disfruto de dibujar en un taller con 5 amigos –soy el único infiltrado que no es del palo de las artes- mientras tomamos un vino y charlamos de todo un poco… En ambos espacios me voy anoticiando de cuestiones relacionadas al Arte –al Mercado del Arte- que a decir verdad siempre supuse pero nunca con tanta precisión.
En el susodicho curso, la artista profesora nos informó que la fotografía más cara de la historia es de un autor que ningún fotógrafo respeta demasiado (una especie de Milo Lockett entre nosotros, que aparentemente –y aclaro que es de mi agrado- la mayoría del resto de los artistas no avala por cuestiones técnicas-comerciales) y que se ha vendido a 14 millones de dólares. No voy a decir que no me gusta la foto, porque –como se sabe- eso es cuestión que nada tiene que ver con la valuación crítica; y menos con la del Mercado. Pero –sinceramente- me parece una…

Cuento de Otoño... Aleda y su Rito.

Les comparto este enigmático y duro Relato que leí en estos días de un colega. Ojalá lo disfruten. MAP


Amanece despacio. Al perro le basta el cantar lejano del gallo para desperezar su noche. La humedad se siente rural y cala íntimamente los huesos. Las hormigas, despiertas e incansables, ignoran el frío, emparejan su corredor sinuoso hacia el fondo, parecen brotar de la grieta que se extiende todo alrededor del piso que circunda la casa. 
Aleda despierta. Se levanta, siente los pies fríos cuando pisa el cemento rugoso. Se agacha y agarra las ojotas grises que asoman desde debajo de la cama y las calza, camina unos pasos, le duelen las piernas y los tobillos, abre despacio la puerta corrediza que comunica el dormitorio con el baño y busca algo en el botiquín sobre la pared verde y descascarada. El espejo está rajado en diagonal, mira y ve su cara dividida en dos. Los ojos negros sin brillo están fijos. Procura no hacer ruido. Se peina y enjuaga la boca, hace un buche sobre la pileta ch…

Cómo ayudar(te).

Después de un mes de consultas y entrevistas, cataloga las diversas posibilidades, las opiniones divergentes de los veinticuatro médicos que visitaron. Usted piensa debe ser la diabetes. No importa lo que digan los médicos, usted decide que es la diabetes, como siempre lo ha sido cada vez que él se enfermó. Piensa que va a mejorar.
(…)
Su esposo comenzará los tratamientos dentro de una semana. Usted y su esposo detestan la deferencia, la lástima, la curiosidad disfrazada de preocupación. Nunca le gustaron las flores ni los bombones. Nunca le importaron las tarjetas de buenos deseos en colores pastel con citas de los Proverbios escritas con cursivas enruladas. (…) Le recuerda a su esposo, tal como dijeron los médicos, que no es demasiado tarde para dejar de fumar.
(…)
Le suplica que deje el trabajo. Él contesta que no piensa rendirse tan fácil. (…) No, no va a dejar su trabajo. Usted deja su trabajo. De todos modos, nunca le gustó. ¿Quién dijo de chico quiero ser mecánico dental? Los chicos…

Seguidores