Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 1, 2010

misión

. . . .
.
. .
¿Qué tipo de trabajos hacía para ganar “un poco de dinero de vez en cuando”?
.
Lo que saliera. Podía hacer un poco de casi todo: llevar barcos, pintar casas, volar aviones. Nunca necesité mucho dinero porque entonces vivir en Nueva Orleans resultaba barato, y lo único que quería era un lugar donde dormir, un poco de comida, tabaco y whisky. Había muchas cosas que podía hacer durante dos o tres días y ganar dinero suficiente para vivir el resto del mes. Tengo temperamento de vagabundo. No me gusta tanto el dinero como para trabajar por él. En mi opinión, es una vergüenza que haya tanto trabajo en el mundo. Una de las cosas más tristes que suceden es que lo único que un hombre puede hacer durante ocho horas al día, un día tras otro, es trabajar. No puedes comer ocho horas al día ni beber ocho horas al día ni hacer el amor ocho horas al día, lo único que puedes hacer ocho horas al día es trabajar. Y ése es el motivo por el que el hombre hace que él mismo y todos los demás se sientan…