Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Un Monstruo Llama y Sostiene...

Monster Calls [ España / EE.UU., 2016 ] Juan Antonio Bayona [ Barcelona, 1975 ]

Algunos han llegado a decir que el maestro Chuang Tzu fue precedente al pensamiento de Locke. Fue, eso sí, quien enunció: "Lo único que no debemos hacer es entrometernos con el corazón de los hombres. El hombre es como una fuente; si la tocas, se enturbia; si pretendes inmovilizarla, su chorro será más alto…" Y fue también quien habitó los versos de 1965 de la Antología de la Literatura Fantástica de Borges, Bioy Casares y Silvina Ocampo, al quedar plagado en este breve apotegma: "Chuang Tzu soñó que era una mariposa. Al despertar ignoraba si era Tzu que había soñado que era una mariposa o si era una mariposa y estaba soñando que era Tzu." 
Como en La Mariposa de Chuang Tzu, la película A Monster Calls (traducida de diversas maneras en español; la cual preferiría transcribir como “Un monstruo llama” –para jugar incluso con el verbo en su polisemia lenguajera donde quien llama también arde; e…

Música

María Callas
[ Manhattan, 1923 / Paris, 1977 ]
Summertime
[ G. Gershwin, 1935 ]





Scott Bradlee’s Postmodern Jukebox
.
Robyn Adele Anderson, vocal
.
Careless Whisper
[ G. Michael, 1984 ]


La sexualidad como punto de llegada...

¿Cómo se llega a ser heterosexual?
La pregunta ya intenta aproximar la primera idea que así planteada también pretende matar dos pájaros de un tiro. Primer disparo: la sexualidad del sujeto es contingente; al igual que el vínculo existente entre el significante y el significado de nuestra lingü(h)histeria; o al igual que la relación de contingencia que la pulsión mantiene con el objeto. Segundo tiro: a ser heterosexual, se llega. Ambos disparos incluyen una obviedad deductiva: la sexualidad del sujeto es un punto de llegada y no de partida; “se construye” independientemente del sexo anatómico y dicha producción incluye los avatares de la lógica del caso por caso.
El lector atento podrá ya entre-leer que al nombre de esa “fábrica” Freud lo ha llamado Edipo & Complejo de Castración; y su materia prima pulsional es el lenguaje; o –para decirlo mejor ya que “el lenguaje” no existe- lalengua que Lacan escribe neológicamente en un solo término.

Primera conclusión: la sexualidad toma existe…

Amor y Sexuación / Mujer y Madre

El poder materno no es lo mismo que el poder femenino. En Italia se hizo hace pocos años una estadística en la cual se comprobó que casi el 44 por ciento de los matrimonios viven a menos de un kilómetro de la casa de la madre de uno de los cónyuges, cerca del 12 por ciento viven en la misma casa y el 4 por ciento en la misma habitación. Se constata que, para muchos, aun casados no es fácil separarse de la madre. 
Freud percibió este problema. Cuando se le planteaban críticas no sólo desde las analistas mujeres, sino también desde el movimiento feminista, se encontraba con la siguiente cuestión: si la diferencia sexual depende del posicionamiento respecto del complejo de castración, si es relativa a la problemática del falo, entonces la envidia del pene en la niña es el punto de partida de una deducción que permitiría captar qué es la mujer. La niña se define a partir de una privación fálica en relación con el varón. Es así como resulta que Freud concibe a la niña, y a par…

Música

Benjamin Clementine
[ Londres, 1988 ]
Medley





Ala.Ni & Villagers [ Londres ]
Cry me a River


Artes Visuales

Danny Green [ Leicestershire, Reino Unido] www.dannygreenphotography.com

Blog de Vacaciones

Poesía Persa

Más sola que una hoja con las cargas de mis lejanas alegrías tranquila, lenta, silenciosamente fluyo en las verdes aguas del verano hasta la tierra de la muerte hasta la orilla de las tristezas otoñales
Me abandoné a una sombra a la volátil sombra del amor a la fugaz sombra de la felicidad a la sombra de lo efímero
Esas noches en que una brisa perdida da vueltas por el bajo cielo del corazón doliente esas noches en que asciende una niebla sangrienta por las azules callejuelas de mis venas esas noches en que estamos solos con los temblores del alma, solos - en el latido del pulso hierve la sensación de la existencia de una existencia enferma
(…)


Ahora tú estás aquí abarcando como el aroma de las acacias las callejuelas de la mañana pesando en mi pecho ardiente en mis manos enajenado ardiendo desmayado en mi pelo Ahora tú estás aquí
Algo extenso oscuro abundante algo inquieto como la voz lejana del día por mis pupila

Psicoanálisis, Dios, Nombre del Padre...

Querido Marcelo, saludos desde Bilbao! Respecto a toda la historia de los nombres del padre, lo real simbólico imaginario, la historia de Abraham e Isaac y el nombre impronunciable, el origen de la palabra...etc… La palabra es simbólica y por lo tanto parcial... Cómo podría hablar Dios a través de ese canal? No es una contradicción en sí mismo? Hay como una doble visión a la hora de pensarlo... Si Abraham habla realmente con Dios, tampoco parece tan meritorio lo que hace. Si todo está en su mente, no sé ni qué decir al respecto. Habría que verlo como una metáfora? Y esa mezcla de un Dios insaciable que quiere sangre con ese otro Dios compasivo, Dios padre que indica el camino a seguir… Y todo esto unido al momento personal en el que Lacan decide abordar el asunto. Serías tan amable de dar un poco de luz a este asunto tan particular? Gracias, como siempre, por todo, Marcelo.  Por estar ahí, como un faro en la noche. Y disculpa si resulta ingenuo lo que pregunto. Cada uno va por donde va. A…

La La Land / Tierra de Todos o de Ninguno.

Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna. Oscar Wilde

La La Land es una película que conviene a Hollywood: hace mucho que la Industria Yankee no produce un producto de característica naif que, a la vez, prescinda un poco de los tratados sobre xenofobias, guerras racistas y aversiones múltiples. Pero el arte colorido y fotográfico de Damien Chazelle no alcanza, a mi juicio, para ponerse a la altura de musicales tales El Fantasma, Chicago, Sweeney Todd e incluso el siempre digno Grease; y ni hablar de Cantando bajo la lluvia o Moulin Rouge.
Pero este trabajo artístico tiene un mérito a mi juicio imprescindible de subrayar: es una obra de amor donde gana el desamor; o el amor a sí mismo. Donde los Egos de cada protagónico no pueden –castración mediante y tapiada- abandonar su goce individual, traspasar por sobre el interés propio y sostener (y soportar) el Amor que durante lustros Hollywood intentó subvencionar.
No puede ser casual que el título de esta obra conlleve…

Un poema

Buscamos la piel precisa  Voz afable Clausura de miradas en Cuerpos ruidosos urgentes errantes marchitos Y descubrimos calma en huellas Cortazianas Y nos amarramos entre nubes de pipa y licor Mientras trepamos con gotas de rocío ardiente En la letra tornasol, indicio de la cifra de Nuestro ayer.
Buscamos clavos y pasión en un Pretérito cobrizo Que volvía como vagones exhaustos Derrotados cobardes Y hallamos Saramago montañas alba Y extraño Oriente Tejido de ave y tisú Y Satatango Y madera Noble y honrada Como tus manos y tu generosidad Y lágrimas de libélula con el sexo tieso Orgasmos con fragancia a pera y manzana Sonrisas de oruga fatigada Crepúsculo receloso Y abrazo pendiente Y futuro.


Hay padres lejanos crueles Madres insaciables Hermanas de arbitrio baladí Pero amanece de pronto Y la locura es dócil Compasión escucha espuma gesto Trazas de corcheas celestes Ramas secas que florecen como cigüeñas Barba con incienso y pies y habanos y  esperma.
Paradojas cuando poco se piensa y mucho se vive Coraje y enojo de ti…

Seguidores