Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Ètica versus moral

.
.
.
-
-
-
-
-
-
.

"...Dentro de una estructura religiosa la demanda es de perdón. El perdón permite unir nuevamente al creyente, penitente a Dios. El pecado tiene una función fundamental en la relación del creyente con Dios. No hay creyente si no hay culpa.
. La función de la culpa tiene que ver con la forma de presentación con la cual el sujeto demanda en la cultura. La cuestión de la culpa, la sanción es algo que aparece en toda demanda. El sujeto que demanda muchas veces está en relación con la culpa. . Ahora, la culpa es deudora de una presencia, de una creencia en el Otro, de una creencia en Dios. . La culpa se desplaza a la ciencia. Se pasa de no complir con Dios a no cumplir con los procedimientos o tratamientos médicos. No cumplir el orden, y el orden ¿qué es? La normalidad. Para la medicina hay normalidad. Por eso hay una sexología: una disciplina médica que regula y normatiza las relaciones sexuales. . Hay una gran diferencia con el psicoanálisis. Freud decìa: "no hay normalidad s…

Gil de Biedma / Conversación

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.

Los muertos pocas veces libertad
alcanzáis a tener, pero la noche
que regresáis es vuestra,
vuestra completamente.
.
Amada mía, remordimiento mío,
la nuit c’est toi cuando estoy solo
y vuelves tú, comienzas
en tus retratos a reconocerme.
.
¿Qué daño me recuerda tu sonrisa?
¿Y cuál dureza mía está en tus ojos?
¿Me tranquilizas porque estuve cerca
de ti en algún momento?
.
La parte de tu muerte que me doy,
la parte de tu muerte que yo puse
de mi cosecha, cómo poder pagártela...
Ni la parte de vida que tuvimos juntos.
.
¿Cómo poder saber que has perdonado,
conmigo sola en el lugar del crimen?
¿Cómo poder dormir, mientras que tú tiritas
en el rincón más triste de mi cuarto?
.
.Jaime Gil de Biedma
1929 / 1990
Conversación
.
.

Cuento Zen - Saber del Analista

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Vaya este cuentito Zen para dormir a aquellos analistas que aún no entienden que la Transferencia es Sujeto-SUPUESTO-Saber: es decir, que incluso es un Saber al que se le supone un Sujeto. . Es conocida la historia de Nan-in, un Maestro japonés que vivió en la era Meiji, y lo que le sucedió con un profesor universitario que fue a visitarlo intrigado por la afluencia de jóvenes que acudían al jardín del Maestro. . Nan-in era admirado por su sabiduría, por su prudencia y por la sencillez de su vida, a pesar de haber sido en su juventud un personaje que había brillado en la Corte. Aceptaba en silencio que algunos se sentaran con él al caer de la tarde, pero no debían importunarlo después de la meditación. Entonces, parecía algo serio y hasta hosco, pero no era más que la necesaria readaptación mientras trabajaba en su jardín, pelaba patatas o remendaba la ropa. . El prestigioso profesor se hizo anunciar con antelación haciendo saber que no disponía de mucho tiempo, pues tenía que re…

Variaciones... la coda.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.Posteo algo más sobre el último texto que acaba de editar Otium de Tucumán, compilando las charlas deGermán Garcíadonde se escucha, con su ironía y su provocación habitual, temas tales como el No-Saber desde donde opera el Análisis; la virtud de la respuesta del Otro -y del otro- más allá de la escucha; la experiencia de la Repetición como formadora del síntoma y productora del Saber inconsciente y la diferencia concomitante entre Repetición y Hábito.  (Acotaciones en negritas son excesos de mi puntuación de la charla.)map .

.
Si el psicoanálisis no está equivocado tiene cosas necesarias, son la pulsión y la repetición. Para que haya psicoanálisis es necesario que haya pulsión y repetición- Si se demostrara que estas dos cosas no existen, el psicoanálisis no existiría. (…) Pero hay dos cosas que son contingentes: ñla transferencia y el inconsciente. El inconsciente se abre o se cierra y la transferencia opera o no opera. Entonces, si se puede decir que la repetición y la pulsió…

Variaciones...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Si una persona dice "No sé cómo decidir mi vida, no sé arreglármelas, soy una hoja al viento, me siento perdido, sin defensas" , puedo decir que tiene un YO débil o puedo decir que es una escisión del YO, que no se desarrolló armónicamente, no ha crecido.  O puedo decir que esa persona no se ha desarrollado porque està ligada a un falso YO, a un falso self, que ha vivido toda su vida identificada a un falso self  y ha quedado sin desarrollarse. . Lacan, EN CAMBIO, dice que es un sujeto dividio que està en una relación de desarmonía con lo que se propone, entonces,  ya no importa si viene para seducirnos o porque sufre, o porque se va a suicidar, o porque tiene alucinaciones.  Venga por lo que venga siempre será porque estructuralmente esa persona es eso, un sujeto dividido, punto de partida.  Esto en Lacan es destituir lo que se llama "el sujeto del conocimiento" en la historia.  El sujeto no aparece de entrada, sino que aparece un significante, S1, que…

H u m o r

,
,
,
-
-

,
,
,
,
,
,
,
,
. . Max Aguirre Jim, Jam y el otro Diario La Nación Buenos Aires 25.07.11 . ,

Espirítu del Tiempo

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Agradezco a un analizante haberme acercado este material de Peter Joseph del año 2007 que posteo para compartir con mis lectores. . Recomiendo a partir de los 10 minutos y especialmente a partir del minuto 12 donde el film nos informa y nos demuestra -partiendo del Dios Horus- toda la constelación antropomorfizada (no podía ser de otra manera) que vincula el Mito con la Religión y con los símbolos heredados en nuestra cultura. . Es muy interesante cómo a partir del mito y la historia de Horus se extienden los lazos a otras culturas y cómo el 25 de Diciembre simboliza la fecha de su nacimiento y -con èl- la arquitectura de muchas religiones. . El número 3, el número 12, la Virgen: se explican aquí a partir de Horus de una manera precisa y hasta poètica.  Sin olvidar otros paralelismos que este documental detalla y establece. Espero lo disfruten.
.



. .

. . .

Mar

m.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
El que ha naufragado tiembla incluso ante las olas tranquilas. . Ovidio
43 aC - 17 dC . Arte: www.infinitorojo.neositios.com/ http://infinitorojo.blogspot.com/
.
.

Golpes, Escollos, Ego y otras Yerbas...

,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,

,.
"Si con dar un solo golpe se atajaran las consecuencias y el éxito fuera seguro... Yo me lanzaría de cabeza desde el escollo de la duda al mar de una existencia nueva."
. William Shakespeare Macbeth 1.º acto, escena VII
.
. Decíamos las otras noches, con una amiga colega, que cuando nos enamoramos solemos hacerlo por las mismas razones que cuando nos divorciamos. Nuestra empírica histórica y la escucha en nuestra praxis de los analizantes nos hace ratificar esta hipótesis no muy científica pero muy patente.

Como digo siempre: lo que antes era “que tierna que es, mimosa como un bebé” después se transforma en “qué pesada, siempre rompiendo las bolas”. Lo que antes era: “qué ordenadito, qué metódico, qué laborioso y organizado, ¡qué trabajador!”, después se transforma en: “qué reverendo maníaco obsesivo insorportable y sobreadaptado, lo único que le importa es su trabajo”. Lo que antes era: “qué preocupada por estar bien y por pedir siempre que le presten atención a su…

La Tumba Mal Cerrada

.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Trato de arrancarme a lo Imaginario amoroso: pero lo Imaginario arde por debajo, como el carbón mal apagado; se inflama de nuevo; lo que había sido abandonado resurge; de la tumba mal cerrada retumba bruscamente un largo grito. .
Roland Barthes
Fragmentos de un Discurso Amoroso
El exilio de lo Imaginario
.
.
Esta renuncia puede alcanzar tal intensidad que produzca un extrañamiento de la realidad y una retención del objeto por vía de una psicosis alucinatoria de deseo. .
Sigmund Freud
Duelo y Melancolía
.
.
.

E x i l i o

,
,
,
,
,
,
,
,
,
,

,
En el duelo real, es la "prueba de realidad" lo que me muestra que el objeto amado ha dejado de existir.  En el duelo amoroso, el objeto no està ni muerto ni distante. Soy yo quien decido que su imagen debe morir (y esta muerte llegarìa tal vez a escondérsela). Durante el tiempo de este duelo extraño, me será necesario pues sufrir dos disdichas contrarias: sufrir porque el otro esté presente (sin cesar, a pesar suyo, de herirme) y entristecerme porque estè muerto (tanto, al menos, como lo amaba). . Así me angustio (viejo hábito) por una llamada telefónica que no llega, pero debo decirme al mismo tiempo que ese silencio, de todas maneras, es inconsecuente, puesto que he dicidido despreocuparme: pertenece solamente a la imagen amorosa de tener quien me telefonee; desaparecida esa imagen, el teléfono, suene o no, retoma su existencia fútil. (¿El punto más sensible de este duelo no es que me hace perder un lenguaje, el lenguaje amoroso? Se acabaron los "Te amo".…

Nos sobran los motivos...

.
.
.
.
.
.
.
.
. .
Esta sala de espera sin esperanza, estas pilas de un timbre que se secó este helado de fresa de la venganza esta empresa de mudanza con los muebles del amor. . Esta casita de muñecas de alterne este racimo de pétalos de sal este huracán sin ojos que lo gobierne este jueves, este viernes y el miércoles que vendrá. . Este nido de pájaro disecado este perro andaluz sin domesticar este trono de príncipe destronado esta espina de pescado esta ruina de Don Juan. .
Esta lágrima de hombre de las cavernas esta horma de zapato de Barba Azul, que poco rato dura la vida eterna por el túnel de tus piernas, entre Córdoba y Maipú. . . Joaquín Sabina Nos sobran los motivos, extracto. . .

¿ M e n t a l ?

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Nada es más preciado que la salud mental. Conocemos la anécdota que relata Freud en su obra El chiste y su relación con lo inconsciente de un pobre judío de Viena, Hirsh, que toma el tren para Karlsbad y sus aguas termales. Está en el tren y no tiene boleto. El guarda lo intercepta y le pide que baje del tren. Lo hace y vuelve a subir enseguida a otro vagón. Lo agarran, el guarda le pega y lo echa del tren. Sin embargo vuelve a subir, el guarda lo muele a golpes, etc. Así continua durante un cierto número de estaciones. Al cabo de algunas paradas agitadas, por el mismo episodio, se cruza con uno de sus amigos de Viena que había logrado no ser descubierto por el guarda y que le pregunta: “Pero ¿qué haces aquí?, y Hirsh responde: “Voy a Karlsbad a tomar baños termales, ¡si mi salud me lo permite!” . La salud mental, es un poco eso. Es permanecer en el tren si nuestra salud mental nos lo permite. La relación entre Hirsh y el guarda nos señala algo profundo: que indiscutiblement…

Síntoma: fenómeno del Cuerpo

. .
.
.
.
. Nos preguntamos (...) por què hay que empezar por enfermarse para tener acceso a una verdad semejante. Sigmund Freud;
Duelo y Melancolía. . . ¿De dónde le viene la autoridad para hacer de lo inconsciente -metapsicològico- ese "eslabón" perdido, cuya presencia impone la revisión de las hipótesis somatopsìquicas? Para esto hay una sóla respuesta, radical: del síntoma -psicosexual-, en cuanto da testimonio de un efecto fìsico. El "alma" y el "cuerpo" se comunican por el síntoma. Pero éste, pese a apoderarse del cuerpo de un sujeto, no le pertenece, por asì decirlo: atestiga una relación con el Otro cuyo principios de escritura hemos puesto en evidencia. El punto de vista organicista es renegación simultánea de lo fìsico (inconsciente) de la alteridad (simbòlica), reducida a un mero contexto relacional. .
.
Si hay una especie de teorema "ocasionalista" de la experiencia psicoanalítica del cuerpo, puede enunciarse según el principio de que nada le suced…

Alicia Scavino

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Alicia Scavino , Buenos Aires 5-11-1939 / 25-02-2006 . . . .

La exigencia del psicoanálisis

.
.
.
.
.
..
.
.
.

.
El gran mérito de Marx fue, en efecto, mostrar que fenómenos como las crisis, las guerras, los conflictos sociales, que para la conciencia ingenua aparecen como simples desviaciones, deformaciones o degeneraciones contingentes del funcionamiento "normal" de la sociedad que podrían ser abolidas por un "mejoramiento", una reforma o una revolución, constituyen en realidad los productos más genuinos del sistema social: los puntos donde la verdad del sistema -el carácter antagónico que le es inmanente, su imposible armonía- se presenta más nítidamente. (...) Lejos de prometer la recuperaciòn de una mítica completud, el psicoanálisis exige hacer la experiencia de una pérdida. Una pérdida muy singular si se toma en cuenta que en el proceso analítico el sujeto descubre que aquello que finalmente pierde es algo que en realidad nunca había poseído:  el Otro en tanto universo completo en cuya existencia se cree, el Otro supuesto receptáculo del "tesoro oculto&qu…

Caerse, levantarse...

.,
,
,
,
-
-
-
-
-


. .
Nadie puede dudar de que las cosas recaen. Un señor se enferma y de golpe un miércoles recae. Un lápiz en la mesa recae seguido.
.
Teóricamente a nada o a nadie se le ocurriría recaer pero lo mismo està sujeto, sobre todo porque recae sin conciencia, recae como si nunca antes. Un jazmín, para dar un ejemplo perfumado. A esa blancura, ¿de dónde le viene su penosa amistad con el amarillo?
.
Hay quienes recaen al llegar a la cima de una montaña, al terminar su obra maestra, al afeitarse sin un solo tajito; no toda recaída va de arriba abajo, porque arriba y abajo no quieren decir gran cosa cuando ya no se sabe adónde se está.
.
Hay quien ha sostenido que la rehabilitación sólo es posible alterándose, pero olvidó que toda recaída es una desalteración, una vuelta al barro de la culpa. Somos lo más que somos porque nos alteramos, porque salimos del barro en busca de la felicidad y la conciencia y los pies limpios. Un recayente es entonces un desalterante, de donde se sigue que …

El Matrimonio Perfecto

-
.
.
. . . .

.
.
La ausencia de relaciòn sexual, por su parte, es un postulado básico. Pretender lo contrario implica colocarse del lado de la ilusionada estabilidad instintiva; creer en la existencia de un instinto genital es lo que lleva, por ejemplo, a la imposiciòn de una pareja estable -un "objeto adecuado"- como requisito para insòlitos "criterios de normalidad" que muchos aún esgrimen. Nadie negará que, finalmente, es esta una concepciòn de tipo religioso.
Roberto Harari
Fantasma: ¿fin del análisis?
Cap. XVIII Dos modos fundamentales del objeto a
Nueva Visiòn; Bs. As.; 1990
.
.

. En Psicoanálisis solemos decir que el MATRIMONIO PERFECTO es aquel en donde no se coje. Yo podrìa agregar: o dónde no se habla; que es más o menos lo mismo. ¿Por què? Porque cuando se trata del lenguaje podemos decir que es lo mismo a cuando se trata del sexo. Algo se pierde inevitablemente: es decir, hay una hiancia. El sujeto, a diferencia del animal, nada sabe sobre la "fórmula del goce&qu…

Pureza / Impureza

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
Yo no voy a decirte que soy un hombre puro.
Entre otras cosas
falta saber si es que lo puro existe.
O si es, pongamos, necesario.
O posible.
O si sabe bien.
¿Acaso has tú probado el agua químicamente pura,
el agua de laboratorio,
sin un grano de tierra o de estiércol,
sin el pequeño excremento de un pájaro,
el agua hecha no más de oxígeno e hidrógeno?
¡Puah!, qué porquería.


Yo no te digo pues que soy un hombre puro,
yo no te digo eso, sino todo lo contrario.
Que amo (a las mujeres, naturalmente,
pues mi amor puede decir su nombre),
y me gusta comer carne de puerco con papas,
y garbanzos y chorizos, y
huevos, pollos, carneros, pavos,
pescados y mariscos,
y bebo ron y cerveza y aguardiente y vino,
y fornico (incluso con el estómago lleno).

Soy impuro ¿qué quieres que te diga?
Completamente impuro.
Sin embargo,
creo que hay muchas cosas puras en el mundo
que no son más que pura mierda.
Por ejemplo, la pureza del virgo nonagenario.
La pureza de los novios que se masturban
en v…

Domesticar

.
.
.
.
.
.
.
.
.
Dedico este Posteo a María Julia, quien me ha recordado estos párrafos cuando charlábamos sobre el términodhommestiqueque propone Lacan. .
.
[ ... ] Entonces apareció el zorro:
-¡Buenos días! -dijo el zorro. -¡Buenos días! -respondió cortésmente el principito que se volvió pero no vio nada. -Estoy aquí, bajo el manzano -dijo la voz. -¿Quién eres tú? -preguntó el principito-. ¡Qué bonito eres! -Soy un zorro -dijo el zorro. -Ven a jugar conmigo -le propuso el principito-, ¡estoy tan triste! -No puedo jugar contigo -dijo el zorro-, no estoy domesticado. -¡Ah, perdón! -dijo el principito.
Pero después de una breve reflexión, añadió:


-¿Qué significa "domesticar"? -Tú no eres de aquí -dijo el zorro- ¿qué buscas? -Busco a los hombres -le respondió el principito-. ¿Qué significa "domesticar"? -Los hombres -dijo el zorro- tienen escopetas y cazan. ¡Es muy molesto! Pero también crían gallinas. Es lo único que les interesa. ¿Tú buscas gallinas? -No -dijo el principito-. Busco amigos.…

Seguidores