Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 30, 2019

E v a

Calle Florida, túnel de flores podridas.
Y el pobrerío se quedó sin madre llorando entre faroles sin crespones. 
Llorando en cueros, para siempre, solos. 
Sombríos machos de corbata negra sufrían rencorosos por decreto y el órgano por Radio del Estado hizo durar a Dios un mes o dos. 
Buenos Aires de niebla y de silencio. 
El Barrio Norte tras las celosías encargaba a París rayos de sol. 
La cola interminable para verla y los que maldecían por si acaso no vayan esos cabecitas negras a bien aventurar a una cualquiera.

Flores podridas para Cleopatra. 
Y los grasitas con el corazón rajado, rajado en serio. Huérfanos. Silencio. 
Calles de invierno donde nadie pregona El Líder, Democracia, La Razón. 
Y Antonio Tormo calla “amémonos”. 
Un vendaval de luto obligatorio. 
Escarapelas con coágulos negros. 
El siglo nunca vio muerte más muerte. 
Pobrecitos rubíes, esmeraldas, visones ofrendados por el pueblo, sandalias de oro, sedas virreinales, vacías, arrumbadas en la noche. 
Y el odio entre paréntesis, rumia…

Seguidores