Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 27, 2011

El YO y sus Disfraces

,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,

,

Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son. .
Julio Cortázar Amor 77 Un Tal Lucas / 1979 .
.
.

La altura de la felicidad

-
-
.
.
.
-

“La felicidad no necesita ser transmutada en belleza, pero la desventura sí.” Jorge Luis Borges
Como todo lo que atañe al sujeto, el concepto de felicidad es cultural. Sin embargo, los tiempos que corren, ciencia mediante, traen noticias de altura: parece ser que se ha descubierto que las personas de estatura más alta son las más felices. La novedad surge, como siempre en estos casos, a partir de estadísticas: lo que les sucede a muchos, lo que está bajo la campana de Gauss. Leer que la felicidad está en la probabilidad de los “más altos” no sólo puede llevarnos a un sentimiento naïf de la ciencia y a pensar cómo se la banaliza, sino que, me parece y ante todo, raya con esas otras teorías que aportan manuales de felicidad por doquier: sabemos que si los laboratorios pudiesen vender la droga-de-la-felicidad (y el famoso woodyallesco Prozac tuvo ese mote), se agotaría en segundos. ¿Quién no desearía que se garantizara esa búsqueda infinita? . Demócrito definió la felicidad como “la med…

Seguidores