Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 23, 2012

Amor suturante

El amor nos devuelve a un lugar arcaico, donde en el espejo no se ve uno, sino dos. Aristófanes ya lo sabía en su tiempo, dos en un principio no existían, sino el uno, los dioses enojados separaron el uno en dos y quizás en tres. Y desde entonces, ese dos,deambula en busca de ese otro para ser uno. El amor nos devuelve a un lugar muy arcaico y maternal, el castigo de los dioses paternal,nos inserta en la cultura con el ser herido, herido en el narcismo. El narcismo herido, es la causa de lo bello en la vida, la poseía y el arte toda.
Sebastián Minuet El amor / 2012


Arte: Pejac Remolcador
pejac-blog.blogspot.com 

Fantasma Y Realidad

Revisando algunos textos encontré en uno de ellos un párrafo que es una joyita! Acá Gérard Pommier no solo puntúa con precisión como el fantasma es el filtro de la única realidad que podemos percibir (con las consecuencias anexas que la psiquiatría todavía no puede entender) sino también - y de un modo muy poético - concluye cómo la función paterna hace corte y permite la estructuración del fantasma consecuente y la sustracción que debe operar del objeto. 
Son esos párrafos que, a mi gusto, habría que releer de vez en vez para recordar dónde la genialidad de Freud y de Lacan hicieron su propio (paternal) corte con la psiquiatría y la neurología y crearon el sinthome psicoanalítico, con la emergencia del Nombre del Padre que más que separar, une el soma al alma -Lacan dixit-. No es loco pensar que muchos médicos que se consideran analistas todavía no entendieron ni se hagan cargo de la causa freudiana; más inverosímil resulta ver como analistas que se formaron en psicología, piensan del…