Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 6, 2011

El Encontrado

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

.
.
Èl nunca había ido a un boliche.Ella sí.  Èl estaba buscándose.  Sabía que ciertas peculiaridades de su fisico y de su personalidad molestarían a muchos: “Veamos”- Pensó –“Soy hipertenso, soy un tanto hipocondríaco, tomo tres pastillas diarias para el resto de mi vida porque mi colesterol y mi diabetes son crónicas; uso gafas; tengo el pelo ya entrecano…¿Quién podrà fijarse en alguien así; encima con un carácter parco, casi abúlico? Alguien que ronca, alguien que cela, alguien que critica y hasta difama... Si se enterasen que hasta duermo abrazado a un osito gris, que vergûenza…”
Pero igual entró y se acercó a la barra, casi tan rápido como para que las luces y el sonido que lo atropellaba pasaran desapercibidos.Miró alrededor.Miró mucho.Pensò: “¿Quièn puede interesarme aquì adentro? Todas producidas. Todas en pose. Todas y cada una iban a pasar frente a mi, y frente a cada uno, luciendo sus atuendos nuevos, recièn comprados para la ocasión, y sus rizos caribeños…” También…

Migración

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Fuiste mariposa eterna: por eso tu vuelo me llenó de infinitos.
Fuiste paloma quebrada: por eso limpié tu escoria mientras delirabas y dormías.
Fuiste oso mimoso: por eso pedí perderme en tus brazos blancos.
Fuiste tortuga herida: por eso tu piel de llagas y de ocres inundó tus noches febriles.
Fuiste elefante magullado y torpe: por eso sembré una flor en tu nariz inquieta.
Fuiste caimán crispado: por eso escapé de tus brazos negros.
Fuiste gusano exiliado y aturdido: por eso me acerqué a tu piel sedosa.
Fuiste mariposa, paloma, oso, tortuga, elefante, caimán, gusano. Y de pronto, la tormenta despojó las alas, el blanco, la seda, el lirio. Y ya nada queda en mi ciego zoológico enajenado. Apenas barro, herida, fuego, crepúsculo, hielo. Abandono. Ocaso.
map


.

Seguidores