Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010
.
. ..
SALIERI:
No, Padre. Ahora entiendo que nadie pueda hablar de Mozart sin pensar algún momento en mí. Siempre que nombren a Mozart con amor, tendrán que nombrar a Salieri con desprecio. ¡Y ésa será mi inmortalidad - la última! Nuestros nombres estarán unidos juntos para toda la eternidad - el suyo en la fama y el mío en la infamia. ¡Por lo menos es mejor que el olvido total que él había creado para mí, muchas gracias su Dios! "
.
PETER SHAFFER
Amadeus
.
.
.

Prerrogativas

.
.
.
Hay un Conjunto cuya álgebra acaso ignoró el lógico Frege, el petesburgeano Cantor, y el carismático Richard Dedekind. Hay un Conjunto que ni los griegos –cuya mente inquietante- ni Al-Khowarizmi –cuya mente algorítmica- ni los cuánticos –cuya mente holística- hubieran previsto incluso formular en cálculos y en símbolos. ¿Quién podrìa afirmar, en los tiempos que corren -¿será una cuestión de tiempos?-, de no pertenecer al Conjunto de los Ex?

Encuestando algunos amigos, parientes, vecinos, conocidos y –obviamente- mi actual no-ex-pareja; pude recolectar algunos enunciados interesantes, quizás con fines pragmáticos –por no decir pedagógicos- pero sin duda contingentes y coleccionables. Intento una enumeración sin orden pero sin caos:

En principio tener una Ex–Pareja puede servir(nos) para ver ese espejito-espejito que el otro nos devuelve todo el tiempo…

Tener una Ex sirve para acordarte que algunos discos y algunos libros perdidos pudieron haber quedado en aquella casa –que ahora es de…

bitácora embustera

.
.
.
El día que presentiste mi mirada
La luna que me regalaste esa penumbra
Los verbos que cayeron de tu mano herida
Las caricias que pronunciaron tus frágiles ojos
El peluche con que enunciaste la puerta que se abría.
.
Cuando llamaste a puños sólo para oír tus golpes
Cuando entraste sigiloso sólo para escuchar tus pasos
Cuando serviste el café y la sonrisa sólo para saciar tus miedos
Cuando cantaste en silencio volar la pena que empañaba el horizonte
Cuando gritaste sosegado en esas líneas virtuales que podía contar contigo.
.
Verdades
Mentiras
Ficciones construidas para encontrarnos
En la sonrisa, en el vuelo, en la huida.
. .

.
El imprevisto crepúsculo en que me robaste un beso
La fiesta que sintieron mis huesos con el sésamo de tus labios
Los vorágines mares que soportaron incrédulos mi espantoso regocijo
Las místicas auroras en que el insomnio y el tropiezo carcomieron la vigía
El martirio insidioso y apelante de la mustia rosa que perforó al escorpión del otoño.

Cuando enunciaste la vanidad de darlo s…

amistad

.
. . Ciertamente, hay quienes nos hacen dudar de nosotros y quienes nos hacen creer en nosotros.
-
.
Ocurre que por debilidad algunos aceptan al amigo que los ofende, cuando de hecho deberían alejarse. . La amistad es esto: cada uno despierta en el otro su riqueza ignorada. . . . JUAN DAVID NASIO un psicoanalista en el diván paidós, 2001. . .

No ahi...

. . . .
No te quedes llorando ante mi tumba.
No estoy ahí. No estoy durmiendo.
Yo soy el viento que sopla, el diamante que brilla en la nieve,
la luz del sol sobre el grano maduro y la suave lluvia de otoño.
Cuando despiertas en medio del silencio matinal
Yo soy el impulso ascendente y ligero
de los pájaros callados que vuelan en círculo.
No te quedes llorando ante mi tumba,
No estoy ahí...
-
Ken y Treya Wilber
Gracia y Coraje
.
.

Lo Nativo

.
.
.
. "...lo que recibe el nombre de amor es un destierro con una que otra tarjeta postal desde la tierra natal..." . S.Beckett; Primer Amor . . "...el encuentro de objeto es propiamente un re-encuentro." . S.Freud; Tres Ensayos para una Teoría Sexual . . . dibujo: www.jechu.com.ar . .

hambre de amor

.
.


.
. . Hambre y amor mantienen cohesionada la fábrica del mundo. . Friedrich von Schiller .
.

canibalismo amoroso

.
.
. . . ...el carácter sexual de la demanda oral, dice Lacan, se testimonia lo mejor posible en el hecho de que èsta es canibalismo. Esto nos recuerda que alimentarse está ligado para el hombre a la buena voluntad del Otro , y que no es solamente de la buena voluntad del Otro que el sujeto primitivo tiene que alimentarse, sino, aunque parezca imposible, del cuerpo de aquel que lo alimenta. Ahora bien, la relación sexual, observa Lacan, es eso por lo cual la relación con el Otro desemboca en una unión con los cuerpos, y la unión más radical es la absorción original a la que apunta el horizonte del canibalismo, que caracteriza la fase oral por lo que es en la teorìa analítica. . MOUSTAPHA SAFOUAN Los Seminarios de Jacques Lacan, Tomo I Seminario 8 La Transferencia en su disparidad subjetiva, su presunta situación, sus excursiones técnicas. Paidós; Bs.As. - 2003 - . .
-
-

- - Lo maravilloso de la guerra es que cada jefe de asesinos hace bendecir sus banderas e invocar solemnemente a Dios antes de lanzarse a exterminar a su prójimo. .
VOLTAIRE . . . .

Pureza

- . Saber de la estructura: el potlatch. Pureza del lazo humano. Marcel Mauss lo supo constatar en sus ensayos sobre el don. Llega un invitado a una tribu vecina y -en su honor- la comunidad arroja desde sus canoas la mitad del cobre acumulado. Capacidad de desprenderse de lo material, de devolver ofrendando, de trascender. . Saber que sòlo se es autor de lo que se dejar ir; que toda obra es tal si circula. Saber del acto de fe carente de cálculo. Saber que no se da cuando se limita, cuando se piensa con egoìsmo, cuando se pretende brillar a costa de un atributo. . -
Saber del potlatch: saber que diferencia el goce fàlico (goce de retenciòn, goce autista, goce de frotar el falo contra el propio YO tapando todo agujero) de la significaciòn fàlica: de la fuerza del Falo en su significaciòn, en su metáfora.
. Saber que diferencia la acumulación de plusvalía con el don. Ah! Aquellos que con el bolsillo izquierdo piensan en la Revoluciòn y con el derecho en el Capital... Saber que sòlo se es rico s…

dejar caer los brazos...

.
.
.

.
Empiece por romper los espejos de su casa, deje caer los brazos, mire vagamente la pared, olvídese. Cante una sola nota, escuche por dentro. Si oye (pero esto ocurrirá mucho después) algo como un paisaje sumido en el miedo con hogueras entre las piedras, con siluetas semidesnudas en cuclillas, creo que estará bien encaminado, y lo mismo si oye un río por donde bajan barcas pintadas de amarillo y negro, si oye un sabor de pan, un tacto de dedos, una sombra de caballo. Después compre solfeos y un frac, y por favor no cante por la nariz y deje en paz a Schumann. .
Julio Cortázar Instrucciones para cantar . .

El vacìo y la Máscara

.
. En la tradiciòn zen, el maestro suele invitar a sus alumnos a que se desprenda del Yo. Un relato que recuerdo: un general lleno de gloria y de victorias se acerca a un maestro zen y le dice: "Aunque tù no lo creas, maestro, yo, Hiu Si, tengo miedo. Cada vez que voy a la batalla tengo miedo, y cada vez màs. ¿Què puedo hacer?" El maestro le responde: "Cuando Hiu Si se olvide de Hiu Si, Hiu Si será entonces un gran general". No es el Yo de Hartmann, no es el Self de Kohut, es ese èxtimo que constituye lo más ìntimo con un vacìo que no es una nada. Siempre que voy a buscar a un paciente a la sala de espera -presentifica un sìntoma propio de nuestro tiempo y de la tecnologìa de nuestro tiempo- èl està con el blackberry o con el celular. Este paciente me cuenta que pudo estar con una mujer a gusto -cosa que se le hacìa imposible-, una mujer con la cual ya habìa tenido una relaciòn y que, como le pasaba con todas las mujeres, se le convirtiò en la ponzoñosa de su madre.…

Palabras

.
.
.
.Hace unos 15 millones de años, según dicen los entendidos, un huevo incandescente estalló en medio de la nada y dio nacimiento a los cielos y a las estrellas y a los mundos. Hace unos 4 mil o 4 mil 500 millones de años, años más años menos, la primera célula bebió el caldo del mar, y le gustó, y se duplicó para tener a quien convidar el trago. Hace unos dos millones de años, la mujer y el hombre, casi monos, se irguieron sobre sus patas y alzaron los brazos y se entraron, y por primera vez tuvieron la alegría y el pánico de verse, cara a cara, mientras estaban en eso. Hace unos 450 mil años, la mujer y el hombre frotaron dos piedras y encendieron el primer fuego, que los ayudo a defenderse del invierno. Hace unos 300 mil años, la mujer y el hombre se dijeron las primeras palabras y creyeron que podían entenderse. Y en eso estamos, todavía: queriendo ser dos, muertos de miedo, muertos de frío, buscando palabras...
.
Eduardo Galeano
Bocas del tiempo.
.
.

Yo Completo = Palabra Vacía

.
. Debemos sentirnos estimulados por estas reflexiones sobre las funciones del Yo, e intentar examinar nuevamente ciertas nociones que a veces aceptamos acríticamente. Por ejemplo, la noción de que poseer un Yo fuerte resulta psicológicamente ventajoso. .
De hecho las neurosis clásicas parecen no ser mas que subproductos de un Yo fuerte. Las difíciles pruebas de la guerra nos han demostrado que, después de todo, los verdaderos neuróticos son quienes poseen las mejores defensas. (...).
Por supuesto, un proceso natural de auto adaptación no podría constituir por sí solo ninguna eventual superación de este drama. El concepto de auto-sacrificio, al que la escuela francesa se ha referido con el término oblatividad, y que indicaría una salida psíquica normal, nos parece una simplificación infantil. .
En la práctica diaria podemos cotejar los resultados desastrosos de los matrimonios basados en semejante auto sacrificios: compromisos tomados de acuerdo a la ilusión narcisista que corrompe todo in…

Valer la Pena

.
.
.


.

Sé que hago mal diciéndote por carta lo que voy a decirte. Pensé hablarte antes de venir aquí, y no tuve valor. Y desde hace ocho días vengo diciéndome a mí misma que hablaré contigo cuando vuelva a Lisboa, pero tampoco tendré valor. No es que yo piense que vas a sufrir. No es que sienta que me costaría más de lo que siempre cuestan estas cosas. Hemos vivido ya mucho los dos, o lo suficiente para que no haya grandes novedades, pero la verdad es que resulta difícil mirar a una persona a la que hemos querido, y decir: «Ahora ya no te quiero». Es esto lo que tenía que decirte. Ya no te quiero. Podía limitarme a estas palabras. Están escritas y me siento muy aliviada. Aún no he echado la carta al correo, pero es como si ya la hubieses recibido. No voy a volverme atrás, y por eso, quizás, he resuelto arreglar esto por escrito, por carta, de lejos. Si estuviera junto a ti, tal vez no tuviera valor. Así, tú aún no lo sabes, pero yo sí lo sé ya: ha acabado lo nuestro. ¿Te sorprende esta …

Fundamentalismo

-
- - Dos acorazados asignados a la escuadra de entrenamiento habían estado de maniobras en el mar con tempestad durante varios días. Yo servía en el buque insignia y estaba de guardia en el puente cuando caía la noche. La visibilidad era pobre; había niebla, de modo que el capitán permanecía sobre el puente supervisando todas las actividades. .
-
Poco después de que oscureciera, el vigía que estaba en el extremo del puente informó: «Luz a estribor».

«¿Rumbo directo o se desvía hacia popa?», gritó el capitán. El vigía respondió «Directo, capitán», lo que significaba que nuestro propio curso nos estaba conduciendo a una colisión con aquel buque.

El capitán llamó al encargado de emitir señales. «Envía este mensaje: Estamos a punto de chocar; aconsejamos cambiar 20 grados su rumbo.»

Llegó otra señal de respuesta: «Aconsejamos que ustedes cambien 20 grados su rumbo».

El capitán dijo: «Contéstele: Soy capitán; cambie su rumbo 20 grados».

«Soy marinero de segunda clase —nos respondieron—. Mejor cambi…

Ausencia

.
..

.
. ―Maestro, ¿dónde está Dios? .
―Aquí mismo. .
―¿Dónde está el paraíso?
.
―Aquí mismo.
.
―¿Y el infierno?
.
―Aquí mismo. Todo está aquí mismo. El presente, el pasado, el futuro, están aquí mismo. Aquí está la vida y aquí está la muerte. Es aquí donde los contrarios se confunden.
.
―¿Y yo dónde estoy?
.
―Tú eres el único que no está aquí. . . ALEJANDRO JODOROSWKY . .

Vacío

. . Título / FotoDiario Clarín 04-ABR-2010: Largas colas para comprar el iPad .
.
Ser el primero Llegar desde todas partes del mundo Para serlo Porque sin tenerlo, no se es. . map . .

el título de Padre

Gobierno Ciudad Autònoma de Buenos Aires
Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes
REGISTRO ÚNICO de ASPIRANTES a GUARDA con FINES ADOPTIVOS
- R. U. A. G. A. -
.
CHARLA:
¿Qué es un Padre?
invitado:
Marcelo Augusto Pérez


.
.Un Padre es básicamente un Atributo: es decir, un Título. Ese Título no es, de ningún modo, otorgado a partir de la cuestión genitiva. El Hombre no es Padre por tener Hijos. (A diferencia de la Madre que sí es Madre por ecuacionar la fórmula freudiana NIÑO=FALO. Es decir que toda Madre es fálica por definición y esto no es lo mismo que decir que la Mujer lo es.) El Título, el Significante, de Padre lo otorga la Madre. Es decir, la Mujer de ese Hombre..
No hace mucho un analizante enunciò: "Si lo único que puedo decir de mi vida es que fui padre y que soy padre porque tengo dos hijos; pobre de mi..." - Enunciaciòn que permite leer -entre otras cosas- la cuestión en juego cuando el Hombre genitivo no siente que fue otorgado el Título de Padre; o cuando dicho T…

el espejo escondido

.
.
.
.
.
un golpe a tu enemigo es un golpe a ti mismo . Oscar Masotta: "en cada tumba hay un espejo escondido" . . Sólo con pasear por nuestro cementerio de Recoleta y ver elevarse grandes panteones familiares, prolongación indiscutible de lo que en vida (se) fué; sólo con percibir que esos monumentos son proyecciones de nuestro NARCISMO; sólo con pensar que muchos de esos sepulcros cuestan incluso más caros que ciertas casas que circundan el cementerio; sólo con subir la vista -o bajarla- a través de esas escaleras oscuras, de mármol roto, de maderas en-criptadas y recordar que con el tiempo no habrá más que gusanos, y más tierra, y fòsiles desquebrajados, pero que -sin embargo- no se trata de eso... Sólo con estos pocos actos de imaginaciòn; podemos estar advertidos porque Jacques Lacan enunció que el YO es la enfermedad mental del hombre. Para decirlo todo: su propio sepulcro. Y, sin embargo, no podemos vivir sin èl. Y, sin embargo, todo cementerio es una re-flexión (modelo òptico…

Re-Encuentro Imposible por Estructura

“La felicidad no necesita ser transmutada en belleza,
pero la desventura sí.”
Jorge Luis Borges
.


.
Como todo lo que atañe al sujeto, el concepto de felicidad es cultural. Sin embargo, los tiempos que corren, ciencia mediante, traen noticias de altura: parece ser que se ha descubierto que las personas de estatura más alta son las más felices. La novedad surge, como siempre en estos casos, a partir de estadísticas: lo que les sucede a muchos, lo que está bajo la campana de Gauss. Leer que la felicidad está en la probabilidad de los “más altos” no sólo puede llevarnos a un sentimiento naïf de la ciencia y a pensar cómo se la banaliza, sino que, me parece y ante todo, raya con esas otras teorías que aportan manuales de felicidad por doquier: sabemos que si los laboratorios pudiesen vender la droga-de-la-felicidad (y el famoso woodyallesco Prozac tuvo ese mote), se agotaría en segundos. ¿Quién no desearía que se garantizara esa búsqueda infinita?
.
Demócrito definió la felicidad como “la medida …