Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 18, 2019

El modo de enunciación: político / ideológico.

Es interesante ver que para definir a un paciente afectado del corazón decimos "cardíaco", no "cardioso"; igualmente, sobre uno que sufre del hìgado, decimos "hepático", no "hepatoso".
¿Dónde ponemos los médicos el sufijo "oso"?
En "tuberculoso", "canceroso", "leproso", "pestoso", "piojoso" (al comienzo de las clases). No es necesario tener la veta de un Bécquer para que la primera rima intuitiva sea "asqueroso".
Es decir, categorizamos con atributos desacreditadores -por supuesto, desde nuestro "saber-poder" - todo aquello que no queremos que nos toque, que nos contagie. Asi hemos construido a los "sidosos".
Cuando resultó demasiado evidente esta categoría de discriminación, pasamos a "conductas de riesgo", pero la palabra "riesgo" quedó. (...) Cuando categorizamos como "de riesgo", no estamos diciendo "vulnerables": en …

Seguidores