Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

Tortura

Si cada uno de los instantes de nuestra vida se va a repetir infinitas veces, estamos clavados a la eternidad como Jesús a la cruz.
. .
Milan Kundera . .

Pobreza

Esta mañana le dije mi nombre, con la esperanza de que le interesara. Pero no le importó. Es extraño. Si él me dijera su nombre, me importarìa. Pienso que sería más agradable a mis oídos que ningún otro sonido.

Habla muy poco. Quizàs sea porque no es brillante, y es susceptible acerca de ello y desea disimularlo. Es una lástima que sienta asì, porque la brillantez no es nada, es en el corazòn donde residen los valores.

Ojalá pudiera hacerle entender que un corazòn amante es riqueza, y riqueza suficiente, y que sin un buen corazòn el intelecto es pobreza.
.
Mark Twain; El Diario de Adán y Eva.

.

.

Dolor

Yo soy la Pájara Pinta, viuda del Pájaro Pintón. Mi marido era muy alegre y un cazador me lo mató, con una escopetita verde, el día de San Borombón.
Una bala le mató el canto -y era tan linda su canción-, la segunda le mató el vuelo, y la tercera el corazón.
Ay ay la escopetita verde, ay ay mi marido Pintón.
Si al oírme se ponen tristes a todos les pido perdón. Ya no puedo cantar alegre ni sentadita en el limón como antes cuando con el pico cortaba la rama y la flor.
Yo soy la Pájara Pinta, si alguien pregunta dónde estoy le dirán que me vieron sola y sentadita en un rincón llorando de melancolía por culpa de aquel cazador.
Al que mata a los pajarillos le brotará en el corazón una bala de hielo negro y un remolino de dolor.
Ay ay la escopetita verde, ay ay mi marido Pintón. .
Ma.E.Walsh; La Pájara Pinta.
.

Lúdico

Si amas lo que haces, nunca será un trabajo. .
Confucio
551-479 a.n.e.

.

Colgado

El día después de la guerra
te tomaré entre mis brazos y te haré el amor... Si después de la guerra tengo brazos, si después de la guerra existe el amor.
.
John Lennon .

Obstáculo

No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta. .
Eduardo Galeano . dibujo: Javier Termenón .

Apuesta...

La vida es una valiente, aunque torpe, interrupción a la nada. En ese sentido, es la vida la que acaba con la muerte. .
La Interrupción; publicado por Ignacio, en Cortitos. http://posoclo.blogspot.com/
. .

El Deseo: siempre metonímico...

No quiero rosas, con tal que haya rosas. Las quiero sólo cuando no las pueda haber. ¿Qué voy a hacer con las cosas que cualquier mano puede coger?
No quiero la noche sino cuando la aurora la hizo diluirse en oro y azul. Lo que mi alma ignora eso es lo que quiero poseer.
¿Para qué?... Si lo supiese, no haría versos para decir que aún no lo sé. Tengo el alma pobre y fría... Ah, ¿con qué limosna la calentaré?...

Fernando Pessoa; No quiero rosas, con tal que haya rosas... . .

Ferocidad

Quiero un amor feroz de garra y diente Que me asalta a traiciòn en pleno día Y que sofoque esta soberbia mía Este orgullo de ser todo pudiente.
Quiero un amor feroz de garra y diente Que en carne viva inicie mi sangría A ver si acaba esta melancolía Que me corrompe el alma lentamente.

Quiero un amor que sea una tormenta Que todo rompe y lo renueva todo Porque vigor profundo lo alimenta.
Que pueda reanimarse allí mi lodo, Mi pobre lodo de animal cansado Por viejas sendas de rodar hastiado.

Alfonsina Storni; Animal Cansado
. .

Morir para vivir...

Señor, mi queja es ésta, Tú me comprenderás: De amor me estoy muriendo, Pero no puedo amar.
Persigo lo perfecto En mí y en los demás, Persigo lo perfecto Para poder amar.
Me consumo en mi fuego ¡Señor, piedad, piedad! De amor me estoy muriendo, ¡Pero no puedo amar!

Alfonsia Storni; Queja, Languidez, 1920. . .

Rimbaud

En otro tiempo, si mal no recuerdo, mi vida era un festín en el que se abrían todos los corazones y en el que se derramaban todos los vinos. Una noche senté a la belleza sobre mis rodillas y la encontré amarga. Y la injurié. (...) "Seguiràs siendo hiena, etc..." insiste el demonio que me coronó con tan amables adormideras. "Llega a la muerte con todos tus apetitos, con tu egoísmo y con todos tus pecados capitales." ¡Ah! ya aguanté lo mío: -Pero, querido Satán, os conjuro; ¡miradme con ojos menos irritados! Y, aguardando las pequeñas cobardías en demora, para vos que apreciàis en el escritor la ausencia de facultades descriptivas o instructivas, voy a destacar algunas odiosas hojas de mi carnet de condenado.

J.N.Arthur Rimbaud; Una temporada en el infierno.
.
.

Àngulos ¿opuestos?

. . .
.
Cuando un hombre quiere matar a un tigre, lo llama deporte;cuando es el tigre quien quiere matarle a él, lo llama ferocidad.
George Bernard Shaw

.

Proverbio

No con quien naces, sino con quien paces.
. dibujo: Les Triplettes de Belleville / Film de Sylvain Chomet . . .

Amor & Locura

Siempre hay un poco de locura en el amor,
pero siempre hay un poco de razón en la locura.

Friedrich W. Nietzsche

.

Seguridad...

Precisamente cuando nos sentimos más seguros, entonces algo sucede: una puesta de sol, la muerte de algún amigo, el final de un coro de Eurípides; y entonces, otra vez, estamos perdidos... . Robert Browning; trad. J.L.Borges. . foto: Colonia, Uruguay. . .

Amores...

Uno no se enamoró nunca, y ése fue su infierno. Otro, sí, y ésa fue su condena.
Robert Burton

El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio.
Stendhal


La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
Gabriel García Márquez

Por qué se me vendrá todo el amor de golpe cuando me siento triste, y te siento lejana...
Pablo Neruda
.
. dibujo, javier termenon . .

La Puerta

"La puerta es la que elige, no el hombre"
.
Jorge Luis Borges
Fragmentos de un evangelio apòcrifo
Elogio de la Sombra; 1969.

.
.

Proverbios Chinos ( I )

El dragón inmóvil en las aguas profundas se convierte en presa de los cangrejos.
.
Vive cada día de tu vida como si fuera el último...un día acertarás.

. .

Proverbios Chinos ( I I )

Ámame cuando menos lo merezca, es cuando más lo necesito . . La montaña es pesada, pero una mariposa levanta a un gato en el aire . . . dibujo: javier termenon - -

S e d a ( I )

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Hervé Joncour entró en Lavilledieu nueve días más tarde. Su mujer Hélène vio de lejos la carroza subir por la alameda. Se dijo que no debía llorar y que no debía escapar. Bajó hasta la puerta de ingreso, la abrió y se detuvo en el umbral. Cuando Hervé Joncour llegó cerca de ella, sonrió. Él, abrazándola, le dijo quedo -Quédate conmigo, te lo ruego. Esa noche se quedaron despiertos hasta tarde, sentados en el prado delante de la casa, uno al lado del otro. Hélène le contó de Lavilledieu, y de todos esos meses pasados esperando, y de los últimos días, horribles. -Estabas muerto. Dijo. -Y no quedaba nada hermoso en el mundo. . . Alessandro Baricco; Seda Dibujo; Javier Termenon. .
.
"5. Dichosos los que saben que el sufrimiento no es una corona de gloria.
18. Los actos de los hombres no merecen ni el fuego ni los cielos. 19. No odies a tu enemigo, porque si lo haces, eres de algún modo su esclavo. Tu odio nunca será mejor que tu paz. 25. No jures, porque todo juramento es un énfasis. 33. Da lo santo a los perros, echa tus perlas a los puercos: lo que importa es dar. 34. Busca por el agrado de buscar, no por el de encontrar... 39. La puerta es la que elige, no el hombre. 50. Felicies los amados y los amantes y los que puedan prescindir del amor."

Jorge Luis Borges Fragmentos de un evangelio apòcrifo Elogio de la Sombra; 1969. .
Pintura: León Ferrari; Cristo crucificado sobre caza americano
.

Es el amor...

"Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir. Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. ¿De qué me servirán los talismanes: el ejercicio de las letras, la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la Biblioteca, las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño? Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz. Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oir tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. Es el amor con sus mitologìas, con sus pequeñas magias inútiles. Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar. Ya los ejércitos…

Roland Barthes / Fragmentos...

"El mundo somete toda empresa a una alternativa: la del éxito o el fracaso, la de la victoria o la derrota. Protesto desde esta lógica: soy a la vez y contrariamente feliz e infeliz: "triunfar" o "fracasar" no tienen para mi más que sentidos contingentes, pasajeros (lo que no impide que mis penas y mis deseos sean violentos); lo que me anima, sorda y obstinadamente, no es táctico: acepto y afirmo, desde fuera de lo verdadero y de lo falso, desde fuera de lo exitoso y de lo fracasado; estoy exento de toda finalidad, vivo de acuerdo con el azar (lo prueba que las figuras de mi discurso me vienen como golpes de dados). Enfrentado a la aventura (lo que me ocurre), no salgo de ella ni vencedor ni vencido: soy tràgico.
.
(Se me dice: este tipo de amor es viable. Pero ¿cómo evaluar la viabilidad? ¿Por qué lo que es viable es un Bien? ¿Por qué durar es mejor que arder?) "
. Roland Barthes Fragmentos de un Discurso Amoroso; Cap. Lo Intratable.
.

Seguidores