Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

Tragedia en un Acto

Sólo estamos de duelo por la persona por la cual podiamos decir "yo era su falta". Jacques Lacan




¡Pero Mujer, olvídate de ese hombre, si es sólo un niño! ¡¿Y qué hace un niño sino más que llorar y gritar y pedir?! Y cuando no le das, ¡Zas! ¡Te rompe todo! ¡Un niño, mujer!

Pero no puedo.

¿Sabes qué pasa contigo, mujer? Pasa que ya se te olvida todo lo que te hizo, ¡qué poca memoria! Pasa que se te olvida cuando él te decia “dejame hacer el duelo, no me llames” y sin embargo siempre te volvió a llamar él mismo: ¡un mentiroso!Se te olvida cuando le diste los anillos que tanto pidió y a los dos días, ¡a los dos días mujer! se te fue otra vez… un mentiroso sí, no tiene idea del peso de las palabras… un niño que nada puede sostener… ¿Qué idea puede tener de lo que quiere decir amar? ¿Y dices que quiere ser Maestro? Pero ¡mujer! Si para ser Maestro hay que ser como un Padre, ¿cómo piensas que una criatura puede ponerse en ese lugar? ¿Sabes que pasa, mujer? Se te olvida cuando te pidió …

Oliverio Girondo / Espantapájaros / Maldiciones...

Que los ruidos te perforen los dientes,
como una lima de dentista,
y la memoria se te llene de herrumbre,
de olores descompuestos y de palabras rotas.
Que te crezca, en cada uno de los poros,
una pata de araña;
que sólo puedas alimentarte de barajas usadas
y que el sueño te reduzca, como una aplanadora,
al espesor de tu retrato.
Que al salir a la calle,
hasta los faroles te corran a patadas;
que un fanatismo irresistible te obligue a prosternarte
ante los tachos de basura
y que todos los habitantes de la ciudad
te confundan con un madero.
Que cuando quieras decir: "Mi amor",
digas: "Pescado frito";
que tus manos intenten estrangularte a cada rato,
y que en vez de tirar el cigarrillo,
seas tú el que te arrojes en las salivaderas.
Que tu mujer te engañe hasta con los buzones;
que al acostarse junto a ti,
se metamorfosee en sanguijuela,
y que después de parir un cuervo,
alumbre una llave inglesa.
Que tu familia se divierta en deformarte el esqueleto,
para que los…

Lacan, odioenamoramiento y la rata en el laberinto...

La relación del ser con el ser no es la relación de armonía que desde siempre, no se sabe muy bien por qué, nos adereza una tradición en la que Aristóteles, que no ve en ella más que goce supremo, confluyen con el cristianismo, para quien es beatitud. Esto es prenderse en la aprehensión de un espejismo. El amor es quien aborda en el encuentro al ser como tal.
,
El amor que aborda al ser, ¿no surge de allí lo que hace del ser aquello que sólo se sostiene por errarse? Habléde ratas hace poco, era eso mismo. No por nada se eligió a la rata. Se eligió porque con ella es fácil hacer una unidad: a la rata se la errata. Ya me di cuenta en una época en que tenía conserje, cuando vivía en la rue de la Pompe: aquel hombre nunca erraba una rata. Las errataba todas. Tenía por la rata un odio igual al ser de la rata. .

Abordar al ser, ¿no estriba en esto lo extremo del amor, el más grande amor? Y el más grande amor —es claro que no lo descubrió la experiencia analítica, su refl…

¿Para qué sirve el odio?

.

.


¿Cómo se elige analista? A título de enamorado que busca ser amado, uno, en tanto analista, querría que fuera por sus atributos, lo que sabe, su experiencia -o bien por lo que es. Pero, al igual que en el amor, las cosas van por otro lado. . ¿Cuàntas veces descubrimos que fuimos elegidos como analistas porque hay un trazo en nuestro nombre que nos destinò a ser preferidos para ese lugar? Tiempo de demanda de un análisis, primer tiempo de la historia de amor. El analista es aquel en el que se juega el amor con sus variantes -variantes de la cura tipo, dijo Lacan. Amor con un tiempo final tambièn, como en toda historia, que en el análisis tiene su especificidad. . Este amor se anuda en la diversidad de los registros, que para Lacan son la estructura. En el imaginario -y en esto seguimos a Freud- su lema sería: "De dos hagamos uno". Es el abrazo de los amantes. . En lo simbòlico, el amor se dice de otro modo: "Dar lo que no se tiene a alguien que no lo es". . ¿Y en lo real?…

George Benson / You don´t know what love is...

George Benson You don´t know what love is. Letra: Don Raye / Música: Gene de Paul


Pero yo no me doy cuenta...

Hubiera podido ser
hermoso como un jacinto
con tus ojos y tu boca
y tu piel color de trigo,
pero con un corazón
grande y loco como el mío.

Hubiera podido ir,
las tardes de los domingos,
de mi mano y de la tuya,
con su traje de marino,
luciendo un ancla en el brazo
y en la gorra un nombre antiguo.

Hubiera salido a ti
en lo dulce y en lo vivo,
en lo abierto de la risa
y en lo claro del instinto,
y a mí... tal vez que saliera
en lo triste y en lo lírico,
y en esta torpe manera
de verlo todo distinto.

¡Ay, qué cuarto con juguetes,
amor, hubiera tenido!
Tres caballos, dos espadas,
un carro verde de pino,
un tren con cuatro estaciones,
un barco, un pájaro, un nido,
y cien soldados de plomo,
de plata y oro vestidos.

¡Ay, qué cuarto con juguetes,
amor, hubiera tenido!
¿Te acuerdas de aquella tarde,
bajo el verde de los pinos,
que me dijiste: -- ¡Qué gloria
cuando tengamos un hijo! ?

Y temblaba tu cintura
como un palomo cautivo,
y nueve lunas de sombra
brillaban en tu delirio.
Yo te escuchaba, distante,
entre mis versos perdido,
per…

Sueño para todos / Sociedad del Espectáculo II

No era para tanto el alboroto o la cantidad de espectadores que desató la performance de la actriz Tilda Swinton en el MOMA de Nueva York, el 24 de marzo de este año. En la misma, aparece durmiendo encerrada en un cubículo transparente por siete horas. Hace años ya que nos hemos habituados a la presencia de las cámaras en la casa "agujerada" por múltiples ojos del Gran Hermano,  o compartimos el ciberespacio donde todo se exhibe o se mira, entonces, cuál sería el asombro? 

Después de todo, el ámbito de la privacidad recién cobró fuerza en la Europa de los siglos XVIII y XIX, como una repercusión del desarrollo de las sociedades industriales modernas y su modo de vida urbano, comenzó a ser un refugio del afuera.  Significativo contraste con las casas medievales, así como hemos visto en tantas películas, donde todos compartían casi el mismo espacio.  Virginia Woolf acuñó una frase que fue repetida hasta el cansancio por feministas y no tanto:  lo que las mujeres n…

Sociedad del Espectáculo / Guy Debord

En continuidad con el texto del posteo anterior de una colega amiga, ubicamos aquí este fabuloso trabajo filosófico y político sobre el fetiche de la mercancía y la colonización de la sociedad.
/ El trabajo escrito se publicó en 1967. El film data de 1973. /

Su autor y director, Guy Debord (1931-1994) fue el principal teórico de la Internacional Situacionista. Ha sido no sólo filósofo y escritor sino también cineasta.

En este trabajo el autor plantea varias tesis, una de ellas
reza que el ser ha declinado en tener y el tener simplemente en parecer.
Esta es una película para leer, pero nos deja también -pese a cierta crueldad en sus imágenes- una mirada de poesía.


La Sociedad del espectáculo La société du spectacle Guy Ernest Debord -1973-

Armas Milagrosas / Aimé Césaire

Sol serpiente ojo fascinador ojo mío el mar piojera de islas crujiendo en los dedos de las rosas lanza-llamas y mi cuerpo intacto de fulminado el agua eleva las osamentas de luz perdidas en el corredor sin pompa torbellinos de hielo aureolan el corazón humeante de los cuervos nuestros corazones es la voz de los rayos domesticados que giran sobre sus goznes de lagartija traslado de anolis al paisaje de vidrios rotos son las flores vampiros que suben a relevar las orquídeas elixir del fuego central juego justo fuego mango nocturno cubierto de abejas mi deseo un azar de tigres sorprendidos en los azufres pero el despertar estañoso se dora con los yacimientos infantiles y mi cuerpo de guijarro que come pescado que come palomas y sueños el azúcar de la palabra Brasil en el fondo de la ciénaga
Aimé Césaire Sol serpiente
Les Armes miraculeuses.  Antología de poesía surrealista francesa, Ediciones Coma, México, 1981 Traducción de Aldo Pellegrini Pintura: Wifredo Lam Le Bruit, 1943 Centre Pompidou Musée national d’ar…

Pablo Neruda / Oda al Presente

Este
presente
liso
como una tabla,
fresco,
esta hora,
este día
limpio
como una copa nueva
—del pasado
no hay una
telaraña—,
tocamos
con los dedos
el presente,
cortamos
su medida,
dirigimos
su brote,
está viviente,
vivo,
nada tiene
de ayer irremediable,
de pasado perdido,
es nuestra
criatura,
está creciendo
en este
momento, está llevandoarena, está comiendo en nuestras manos,
cógelo,
que no resbale,
que no se pierda en sueños
ni palabras,
agárralo,
sujétalo
yordénalo

hasta que te obedezca,
hazlo camino,
campana,
máquina,
beso, libro,
caricia,
corta su deliciosa
fragancia de madera
yde ella
hazte una silla,
trenza
su respaldo,
pruébala,
o bien
escalera! Si,
escalera,
sube
en el presente,
peldaño
tras peldaño,
firmes
los pies en la madera
del presente,
hacia arriba,
hacia arriba,
no muy alto,
tan sólo
hasta que puedas
reparar
las goteras
del techo,
no muy alto,
no te vayas al cielo, 
alcanza
las manzanas,
no las nubes,
ésas
déjalas
ir por el cielo, irse
hacia el pasado.

eres
tu presente,
tu manzana:
tómala
de tu árbol,
levántala
en tu
mano,
brilla
como una estrella,
tócal…

Sabina / Serrat / Acuérdate de mi

Acuérdate de mí cuando me olvides,
que allí donde no estés iré a buscarte
siguiendo el rastro que en el cielo escribes
las nubes que van a ninguna parte.
Acuérdate de mí
en tus plegarias
y búscame con los ojos cerrados
entre la muchedumbre solitaria
yo tampoco te quiero… demasiado.
Como te tomo, me doy
como te busco te evito
como me vengo, me voy
como me pongo, me quito
como te falto, te sobro
como me callo, te digo
como te pago, me cobro
como te extraño, te olvido.
Por ver volar los peces de colores
hicimos agujeros en el agua
preocupados en los alrededores
siempre en la dimensión equivocada.
Mujer de sombras y de melancolía
volvamos al Edén que nunca has ido
a celebrar con las copas vacías
el gusto de no habernos conocido.
.  Joaquín Sabina / Joan Manuel Serrat Acuérdate de mí / 2011

De la media naranja al consolador / Amores Contemporáneos

Entendemos la crisis del amor contemporánea como el síntoma del pasaje de un horizonte de constitución de lo social en el que se privilegia la relación al semejante a un horizonte que privilegia al individuo. Creemos que las condiciones que posibilitaron este pasaje se enmarcan en la declinación de los estados nacionales a un nuevo modo de regulación de lo social a través del mercado.Nuestra época es una transición donde conviven, por decirlo de alguna manera, las dos lógicas.

Desde el psicoanálisis lacaniano concebimos el modo de constitución subjetiva a través de dos vías privilegiadas, por un lado la vía significante, donde la existencia queda determinada por los avatares del juego del lenguaje y por otro el circuito pulsional, donde la existencia queda de alguna manera producida en la satisfacción de la repetición del circuito en si misma. 

Comparativamente podemos concebir que si bien ambas son vía de consistencia existencial (operaciones donadoras de existencia), la vía significan…