Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 8, 2015

Capitalismo y Perversión

Es sabido que en el contexto de la invención de los cuatro discursos, Lacan introdujo una variación sobre el tema que le llevo a afirmar la existencia, al lado del discurso del amo, de la histérica, de la universidad y del psicoanálisis, de un quinto discurso al que denomino discurso capitalista. Aunque no es un tema sobre el que haya ahondado mucho, Lacan se refirió al mismo en algunos célebres pasajes. En la sesión de su seminario del 3 de febrero del 1972, por ejemplo, afirmará que “El discurso capitalista se distingue por la Verwerfung, por el rechazo, la expulsión al exterior de todo el campo de lo simbólico… ¿el rechazo de qué? El de la castración” (Lacan, 2011:96) El rechazo de la castración y la desimbolización son aquí articulados para dar cuenta de la naturaleza del capitalismo, cuyo discurso Lacan concibe como una prolongación, una renovación y una variante del discurso del amo, como un encuentro entre éste último y la ciencia, al afirmar que “uno no ha esperado hasta ver q…

La soledad del analista / Germán García

Observemos que casi todas las personas que enseñaron psicoanálisis en la Argentina, no vienen de la psicología ni de la medicina: Masotta, Sciarretta o el mismo León Ostrov que era filósofo, y así muchos más. Además, los psicólogos vivían todos aterrorizados por la ley del psicólogo, si se les suicidaba el paciente, por ejemplo. Entonces todos los psicólogos preferían tener un médico en casa. Todavía quedó la inercia de eso, en la Facultad de Psicología, uno encuentra que casi todos los tipos importantes son médicos. Si yo fuera psicólogo, los apretaría, diría: viejo, hagamos un cambio, ustedes enseñan acá, y nosotros enseñamos psicología médica en la Facultad de Medicina. Los psicólogos son así de esclavos. Heredan de las madres, psicólogas, el gusto por el médico, el guardapolvo, todas esas cosas. Y, digámoslo, un psicólogo no es un psicoanalista, pues un psicólogo en la Argentina tiene una confusión total en la cabeza. Un médico sabe que no sabe, entonces va y estudia, hace el didá…

La Merello...

Me apenan los hombres que mueren sin querer morir.
Tita Merello [ Buenos Aires, 1904 / 2002 ]
FOTO: MAP [ Sepia tu rostro ] fotopsicocorreo.blogspot.com.ar
Foto de Tita Merello: Oscar Balducci [ Buenos Aires, 1940, 2012 ]