Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 20, 2015

El Analista frente a la Angustia

La angustia y el fantasma se encuentran anudados, pues ambos ocupan el mismo lugar en la estructura: “… en lo referente a aquella estructura tan esencial llamada el fantasma, verán ustedes que la estructura de la angustia no está lejos de ella, por la razón de que es ciertamente la misma”.1Desde el comienzo, en el Seminario 10, Lacan es taxativo en este punto. Este aforismo es consecuente con pensar la angustia como efecto de la vacilación o de la resquebradura del fantasma. Allí donde el fantasma estaba llamado a sostener la realidad psíquica y garantizar algún sentido, su fractura implica la irrupción de la angustia.
Inversamente, el fantasma viene a organizar un campo y pone coordenadas temporo-espaciales que impiden que la angustia irrumpa. El fantasma se constituye en la defensa estructural y antonomásica frente a la angustia. Quebrado, elactingouty el pasaje acto son los caminos que asoman. Interrogarse por los fantasmas del analista es preguntarse por los recursos que el analist…

Torcer la vida...

He roda´o como bolita de purrete arrabalero, 
y estoy fulero y cachuzo por los golpes, qué querés. 
Cuántas veces con un cuatro a un envido dije "quiero", 
y otra vez me fui a baraja teniendo las treinta y tres. 

Te conocí cuando entraba a fallarme la carpeta, 
me ganaste con bondades poco a poco el corazón. 
El hombre es como el caballo, cuando ha llegado a la meta 
afloja el tren de carrera y se hace manso y sobón. 

Vos sos buena, y no te cabe ni un reproche, 
y sos para mí una amiga desinteresada y leal, 
una estrella en lo triste de mi noche, 
una máscara de risa en mi pobre carnaval. 





Vos me torciste la vida, te cruzaste en mi camino 
para alumbrarme con risas, con amor y con placer. 
Y entré a quererte por una ley del destino, 
sin darme cuenta que estaba ya viejo para querer. 

Viejo porque tengo miedo que me sobrés en malicia, 
viejo porque desconfío que me querés amurar; 
porque me estoy dando cuenta que fue mi vida ficticia, 
y porque tengo otro modo de ver y filosofar. 

Sin embargo to…