Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 29, 2015

Tango que me hiciste bien...

Muchos días –y algunas noches- pienso en vos. Hoy también. Ciertas pasiones se transmiten: no hay manera de heredarlas sino a través del saber inconsciente. Algunas otras van surgiendo –también por identificación- y apenas pocas sólo motu proprio. No me transmitiste el amor por el fútbol: eras apasionado, incluso intransigente, con el Seleccionado Argentino; pero no me llevaste a una cancha y por tanto faltó un pedazo de cuerpo. Tampoco me transmitiste el porvenir por el psicoanálisis, ni la sedosa lealtad del mar, ni la exaltada ternura por los perros ni la amistad de los árboles.
Pero el tango… El tango sí estaba en tus venas, día y noche. Me decías: “escuchá acá la orquesta, lo que hace, escuchá el diálogo entre el bandoneón y el violín…” o “fijate cómo el cantor lo dice…” No entendí mucho qué me estabas diciendo; pero la pasión también se esconde con palabras triviales, en instantes efímeros. Hoy sábado 28 de noviembre, también te pienso. Cuando sentado en la platea de un estadio c…

Seguidores