Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Die Verneinung Freudiana: La (De)Negación

Que tal Marcelo? Le escribe Alfredo M., soy estudiante de psicologia en la Universidad de la Cuenca del Plata, en Posadas, Misiones. Estoy cursando el 3er año, y aunque la carrera se llame licenciatura en Psicología, tenemos una inclinación psicoanalítica, y más específicamente lacaniana en esta Facultad. Le escribo porque he visto sus videos en youtube, los cuales me han sido muy útiles, son muy didácticos. Desde ya mi aprecio por su servicio de ponerlos a disposición. Me preguntaba, si no sería mucha molestia, que me explicase qué significa el término VERNEINUNG. En la cátedra no me han sabido explicar bien, o al menos yo no lo he entendido. Tengo el diccionario de Dylan Evans, peor no están los significados de los términos en alemán. Desde ya muchas gracias por el tiempo que se ha tomado en leer estas líneas y espero pueda responderme. Cordiales saludos desde Misiones. Alfredo.





Recorrido en un análisis: Advertidos del Fantasma

Federico García Lorca & Javier Termenón

La zapatera prodigiosa


Bernarda

Doña Rosita


Adela

Yerma

 Javier Termenón -España- javiertermenon.blogspot.com.ar

Amorosos / Amantes - Amados

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se están yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan. 





Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre -¡que bueno!- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.

Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.
En…

Pulsión de Muerte: De Freud a Lacan.

¿Qué implica considerar a la Pulsión -ese concepto Fundante (Grundbegriff) para Lacan- como única y de muerte? Ante todo –creo- entender que la "enfermedad" es del lenguaje. Que el sujeto enferma porque habla.  La "enfermedad" es cultural porque la Pulsión es cultural, porque no hay nada "natural" en el ser que habla. Y la "enfermedad" -justamente- es el máximo representante de la finalidad de toda pulsión: el goce; Freud dirá: "La enfermedad es goce masoquístico". Por eso "las histéricas de antes" hacían cegueras o parálisis y hoy van a la mastectomía o una histerectomía. No descubrimos hoy que la escucha clínica devuelve casos de histerias notables donde el quirófano se solicita -sobre todo- para las zonas genitales. Lo que se pone en juego para el ser que habla, es una concepción del cuerpo gozante, del cuerpo que -a partir del significante, causa del goce- abre la dimensión del más allá del principio del placer. Entender …

Seguidores