Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2009

Óbices

El nombre que has heredado de quienes te precedieron,
Las temblorosas gotas de rocío que entreteje cristales en tus pupilas,
Los fonemas implicados en el anaké de tu memoria, El infinito guarismo de las constelaciones del mar, Las cenizas que han quedado en un encuentro de incautos,
La impetuosa rebelión de la mariposa que prescinde del gusano,
El oculto alimento de las uñas que evolucionan estando muertas,
La alegoría de oblación que el shofar clama,
El trueno que siempre se delega en su osadía con el rayo,
Los difuntos codiciados que deambulan por tus venas:
Esas arbitrariedades quizás no las puedas cambiar.

El eco que ha dejado la sentencia de un ruiseñor,
La soledad que te acecha en la ventanilla de un tren,
El acertijo que el sueño teje con tus deseos,
La sombra cíclope de tus reproches,
Lo indecible que hospicia en la mayéutica de tu lengua,
El atuendo de entelequias que maquillan tus virtuales realidades,
El te-amo holofraseado en ciertos labios recíprocos,
El almíbar negro que tu goce disipa so…

Discurso Amoroso

Amar y estar enamorado tienen relaciones difíciles: puesto que, si es verdad que estar enomorado no se parece a ninguna otra cosa (una gota de estar enomorado diluida en una vaga relación amistosa la colorea vivamente, la hace incomparable (...) ), es verdad también que en el estar enamorado existe el amar: quiero asir ferozmente, pero también sé dar activamente.¿Quién puede, pues, lograr esta dialéctica? ¿Quién, si no la mujer, aquélla que no se dirige hacia ningún objeto (solamente hacia... la ofrenda)? Si por consiguiente el enamorado llega a "amar" es en la medida misma que se feminiza, en que se une a la clase de las grandes Enamoradas, de las Suficientemente Buenas.

Históricamente, el discurso de la ausencian lo pronuncia la Mujer: la Mujer es sedentaria, el Hombre es cazador, viajero; la Mujer es fiel (espera), el Hombre es rondador (navega, rúa).Es la Mujer quien da forma a la ausencia, quien elabora su ficción, puesto que tiene el tiempo para ello; teje y canta; las …

Emile Michel Cioran

Al que arrastra una dolencia durante mucho tiempo
nunca podremos tomarlo por veleidoso.
En cierto modo, se ha realizado.
Cualquier enfermedad es un título. . .
Cualquier acto de valor es obra de un desequilibrado.
Los animales, normales por definición, siempre son cobardes,
excepto cuando se saben más fuertes,
lo cual es una pura cobardía.
.

E.M.Cioran;Esbozos de vértigo; Desgarradura.

. .

La Espera II

"Un madarín estaba enamorado de una cortesana. Seré tuya, dijo ella, cuando hayas pasado cien noches esperándome sentado sobre un banco, en mi jardín, bajo mi ventana. Pero, en la nonagesimonovena noche, el mandarín se levanta, toma su banco bajo el brazo y se va."

Roland Barthes;La Espera; Fragmentos de un Discurso Amoroso.

.

Sufijos, Adjetivos y Discriminación

"Es interesante ver que para definir a un paciente afectado del corazón decimos "cardíaco", no "cardioso"; igualmente, sobre uno que sufre del hìgado, decimos "hepático", no "hepatoso". . ¿Dónde ponemos los médicos el sufijo "oso"? . En "tuberculoso", "canceroso", "leproso", "pestoso", "piojoso" (al comienzo de las clases). No es necesario tener la veta de un Bécquer para que la primera rima intuitiva sea "asqueroso". . Es decir, categorizamos con atributos desacreditadores -por supuesto, desde nuestro "saber-poder" - todo aquello que no queremos que nos toque, que nos contagie. Asi hemos construido a los "sidosos". . Cuando resultó demasiado evidente esta categoría de discriminación, pasamos a "conductas de riesgo", pero la palabra "riesgo" quedó. (...) Cuando categorizamos como "de riesgo", no estamos diciendo "vulnerables&qu…

La Espera

Es necesario esperar cuando se esta desesperado, y dudar cuando se espera. Gustave FlaubertEl amor es la respuesta, pero mientras usted lo espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas. Woody Allen. Pintura: Julio Santos Leguizamón; psicoanalista
.

Pseudos-Haikus Matutinos

A las 11:43 horas

Juegas a golpear y a ser golpeado.
A veces eres yunque; otras martillo.
Sabes que es un juego: lo sabes Porque el lenguaje se interpone entre ambos. Lo sabes porque cuando el masoquista demanda: "pegame", El verdadero sádico dirá: "no".


A las 11:25 horas


Vuelves de tu trabajo: agotada. Cansada de cocinar para otros. Con aroma a cebollas, echalotes, papines, tomates frescos. Exánime de emplatar y de revolver fluidos... Es tarde, muy tarde. Llegas a tu aldea: esperas encontrar algo diferente. Tu pareja, piernas relajadas, leyendo. Desde hace años te espera, leyendo. Siempre leyendo. Adviertes una vez más que no hay cena. Comienzas a cocinar para ambos.
Y entonces, ¿qué es lo diferente? Allá te pagan. Aquí te pegan.
.



La enfermedad no existe, pero sí existen los enfermos

“La ciencia dice: el cuerpo es una máquina. La publicidad dice: el cuerpo es un negocio. El cuerpo dice: Yo soy una fiesta.”
Eduardo Galeano
“No es que el hombre muera porque ha caído enfermo; es, fundamentalmente porque (sabe que) puede morir, que el hombre llega a estar enfermo.”
Michel Foucault
“… los psicólogos son sordos. Esa cosa que sólo existe en el vocabulario de los psicólogos –una psique adherida como tal a un cuerpo. ¿Por qué diablos, cabe decirlo, por qué diablos el hombre sería doble? Que haya un cuerpo ya de por sí encubre suficientes misterios (…) ¿Por qué diablos no limpiar de nuestra mente toda esa psicología defectuosa y no intentar deletrear lo tocante a la Bedeutung del falo?”
Jacques Lacan

“Es dable pensar que la enfermedad y la muerte ocurren por falta de proyecto y de deseo antes que por razones biológicas.”
Sigmund Freud
“Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos; los microbios, como causa …