Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 26, 2009

Acto Analítico y Fantasma

.
.
.
El acto analítico se define por ser un acto que no articula la relación con el otro sexo sino con el objeto. El fantasma, y piensen en términos de los fantasmas de fin de análisis para Freud, vuelve a relacionar al Sujeto con el Otro; no es el amor, ahora es el fantasma. La primera relación del sujeto con el Otro es el amor. La segunda relación es el movimiento de separaciòn, recuerden hay dos momentos: momento de alienaciòn del sujeto en el campo del Otro, segundo momento movimiento de confrontaciòn de faltas, es decir esa confrontaciòn de faltas implica la relaciòn con un Otro al que le falta algo y del sujeto al que tambièn le falta. El límite es más allá del fantasma que relanza al sujeto en otra relaciòn con el Otro, y esto lo sostiene en una identificaciòn fàlica, es la revelaciòn que el deseo, que la pulsiòn està condicionada, causada por el goce. El fantasma conecta al sujeto con el Otro en tanto el fantasma atraviesa esa relaciòn. .
Jorge Chamorro Conferencia: Las Mujer…

Control = Contra-rol

-
- .
Como trabajo, el control somete a la prueba de una transmisiòn todo lo que se pone en juego del saber en la cura. Ese saber no es unívoco. Es lo que, como propiamente inconsciente, se descifró en el flujo de los dichos analizantes, lo que de su decir se dedujo, asi como lo que de savoir-faire con la transferencia operó. Sin embargo, haciendo esto, opera una divisiòn que no debe ser suturada -divisiòn entre lo que el analista en control recoge y elabora del saber original del que hace nacer la cura, y la ignorancia que debe seguir animando su posiciòn si quiere conducir una cura hasta el término en que se confirma haber sido un psicoanálisis. Esta ignorancia, lejos de ser un "no quiero saber nada", es por el contrario lo más cercano que existe a un deseo de saber, si hay uno. Que el analista controlador se haga causa de la juntura disyuntiva entre la elaboraciòn del saber y el mantenimiento necesario de la disciplina de la ignorancia y habrá logrado, quizàs, un cont…