Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 13, 2012

Los lugares simbólicos

Cuando un ser humano se convierte en padre, no está subjetivamente en un lugar automático de padre frente al recién venido, sino que debe conquistar ese lugar renunciando a su propio estatuto de hijo.Dicho de otro modo, debe morir en su condición de hijo para cederla a su hijo.Contrariamente a las apariencias, esto no es algo obvio; este balanceo no puede cumplirse más que si ya su propio padre había cedido su lugar de hijo, y así sucesivamente.Ahora bien, esto no puede hacerse, y el lugar del padre no puede ser operante, salvo que el Tercero social, como garante de todas las palabras intercambiadas, se declare, es decir, enuncie cuál es la verdad de ese lugar, de ese puesto, poniendo en escena precisamente la imagen institucional del Padre. (…) El juego de la imagen fundadora se encuentra falseado cada vez que, para una nueva generación, el padre no ha renunciado a su posición de hijo.
Para un padre, seguir siendo hijo significa, con respecto a su propio hijo, dirigir a éste una dem…

Sexualidad y Significante

En Tres Ensayos sobre la teoría de la sexualidad, Freud supo postular la sexualidad como esencialmente polimorfa, aberrante. Así quedó roto el encanto de la supuesta inocencia infantil. Por haberse impuesto tan pronto, y yo diría que demasiado pronto, no se examinó detenidamente qué representa esta sexualidad en su esencia.  A saber que, en lo referente a la instancia de la sexualidad, la situación es la misma para todos los sujetos, así sean niños o adultos -todos se enfrentan sólo con la sexualidad que pasa por las redes de la constitución subjetiva, las redes del significante- la sexualidad sólo se realiza mediante la operación de las pulsiones en la medida en que son pulsiones parciales, parciales respeto de la finalidad biológica de la sexualidad.
La discusión sobre las pulsiones sexuales resulta un embrollo porque no se repara en que la pulsión, aunque representa la curva de la realización de la sexualidad en el ser vivo, sólo la representa, y, además, parcialmente. ¿Por qué as…