Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

La soledad del analista

Observemos que casi todas las personas que enseñaron psicoanálisis en la Argentina, no vienen de la psicología ni de la medicina: Masotta, Sciarretta o el mismo León Ostrov que era filósofo, y así muchos más. Además, los psicólogos vivían todos aterrorizados por la ley del psicólogo, si se les suicidaba el paciente, por ejemplo. Entonces todos los psicólogos preferían tener un médico en casa. Todavía quedó la inercia de eso, en la Facultad de Psicología, uno encuentra que casi todos los tipos importantes son médicos. Si yo fuera psicólogo, los apretaría, diría: viejo, hagamos un cambio, ustedes enseñan acá, y nosotros enseñamos psicología médica en la Facultad de Medicina. Los psicólogos son así de esclavos. Heredan de las madres, psicólogas, el gusto por el médico, el guardapolvo, todas esas cosas. Y, digámoslo, un psicólogo no es un psicoanalista, pues un psicólogo en la Argentina tiene una confusión total en la cabeza. Un médico sabe que no sabe, entonces va y estudia, hace el didá…

Woody Allen / Hombre Irracional.

Loco no es el que ha perdido la razón. Loco es el que ha perdido todo, menos la razón. Paul Valéry
El sueño de la razón produce monstruos. Francisco de Goya
El deseo, lo que se llama el deseo, basta para hacer que la vida no tenga sentido si produce un cobarde. Y cuando la ley está verdaderamente ahí, el deseo no se sostiene, pero es por la razón de que la ley y el deseo reprimido son una sola y misma cosa, incluso esto es lo que Freud descubrió. Jacques Lacan; Kant con Sade, Escritos II
La única cosa de la que se puede ser culpable es de haber cedido en su deseo. Jacques Lacan. Casi al finalizar su última clase de su Seminario 7: La ética del psicoanálisis.
            Fue como si en aquellos últimos minutos [Eichmann] resumiera la lección que su larga carrera de maldad nos ha enseñado, la lección de la terrible banalidad del mal, ante la que las palabras y el pensamiento se sienten impotentes. Hannah Arendt, Eichmann en Jerusalén.





Kant con Woody Allen: el perspicaz y magnífico intelectual …

Sueños para (Re)Escribir la Historia, II

“Un sueño te despierta justo en el momento en que podría soltar la verdad.” "La verdad tiene estructura de ficción." Jacques Lacan Sem. I y Sem. IV

Habíamos elaborado en un artículo anterior (http://psicocorreo.blogspot.com/2018/06/suenos-para-escribir-la-historia-del.html) la cuestión del Sueño del analizante, recordando en primer término dos o tres puntos importantes. 1) El analista debe olvidar lo que sabe. Es decir: el Saber está del lado del (inconsciente del) analizante, vía sus asociaciones. 2) El analista no sólo no sabe sino que ni siquiera conoce de palabras. Un significante es lo que representa a un sujeto (el analizante) para otro significante; por tanto no sabemos qué quieren decir las palabras del analizante hasta tanto él mismo nos la traduzca. 3) El sueño es lo que se dice del sueño; es decir: el analizante LO SUEÑA mientras lo dice. Lo sigue soñando. De hecho son casi más importantes sus asociaciones, sus represiones, sus olvidos, sus fallidos, durante el relato…

Encuadre, En-cuadro. Las resistencias del analista.

Parafraseando al Maestro Jorge Luis Borges, las noticias de nuestros colegas, las melancólicas noticias , nos llegan de vez en vez y nos convencen una vez más que muchas veces podemos coincidir en planos teóricos pero lo que se hace “puertas para adentro”, fomentado sin duda por las supervisiones a los que estos colegas se encomiendan, suele ser muy diferente a lo que se promulga o se espera de un analista analizado y supervisado. Me refiero a como funciona el analista en su praxis, sobre todo cuando debe operar con cierta muñeca clínica (vía transferencial) y prescindir incluso del “usted que piensa” o del “asocie” para desatornillarse de su sillón y salir a gambetear incluso dejando el arco vacío si es necesario. Por ejemplo, hace poco, me entero que un analista joven (y lo extraño es que tiene referente a otro analista de la vieja guarda y con supuestos criterios más de viejo que de diablo) enuncia (a la madre de una analizante) que él no llama a ningún paciente; en el contexto que…

Seguidores