Ir al contenido principal

Dos Cuestiones Clínicas

.
.

.
.
.
.





Hola Marcelo: con respecto a tu último posteo... Quería preguntarte lo siguiente: cuando vos decís que el neurótico se desvive por ser el falo: ¿Puede ser que -aparte de desear sostener la falta (en el Otro) - ese anhelo sea para sostener el amor de ese y para con ese Otro? Gracias, E. H.


No. Es exactamente lo contrario.  Primero: no tenemos que confundir -cosa frecuente en nuestra teoría- el FALO con el (a).  Segundo: no tenemos que confundir el amor con el goce.  Veamos: para obtener el lugar agalmático -amador/amante- hay que resignar, perder: es decir, "aceptar" una falta.  El nombre de esa falta es (a). A diferencia del FALO que es el significante del goce.

Como sabemos, cuando no se es FALO se es OBJETO: y ese es el lugar que el sujeto no soporta.  Justamente la estructura  histérica lo muestra muy patente: el dilema entre el rechazo permanente a quedar supeditado al Otro.  En general, obvio, toda la neurosis "peca" de esta problemática que podríamos sintetizar en un axioma: "¿Cómo se puede amar a un Padre y a la vez separarse de él?"-

Por eso Lacan lee el FORT-DA freudiano como la respuesta del infans para no sólamente aceptar la pérdida sino -vía renegación- enunciar: "Ahora soy yo quien te deja"-  La confusión neurótica -como siempre digo- es creer que uno no se queda con falta alguna.  ¿Por qué el neurótico se confunde? Porque el narcisismo mete la cola; o -mejor dicho- el FALO.  Y el sujeto prefiere perder por su imagen -por su YO- pero no por el otro: elije -cual Narciso inmóvil frente al lago- la impotencia de su deseo (no tomar agua) a cambio de sostener(se) observando su imagen en un espejo (el agua) que de quebrarse desestabilizaría su YO.
Ahora: lo que el neurótico no puede ver es que ese rechazo (en la histeria se percibe con más potencia) es el rechazo -el corte- que tendría que haber producido en otra escena (S1); pero el neurótico REPITE re-produciéndola en otros (y con otros) escenarios (S2).  Por eso si antes no se pudo cortar, se castrará de todos modos, despuès.

En la histérica homosexual, por ejemplo, hay un estigma de no poder ubicarse nunca en el lugar de objeto (a)propiado: de allí que suele caer en la ambiguedad de lo dual.  Pero, como se sabe, la histérica está siempre del lado HOMBRE porque para ser objeto hay que "saltar" al lado MUJER (me estoy refiriendo al esquema de la sexuaciòn que Lacan plantea básicamente en el Seminario-XX).  Por eso -como tambièn nos recordaba Roland Barthes en su hermoso texto Fragmentos de un Discurso Amoroso- un hombre cuando ama se feminiza; es decir, se hace objeto y deja el lugar de falo.  Un hombre -como él escribió- no se feminiza por ser homosexual, sino por estar enamorado.  Saludos, marcelo pérez-



Estimado Marcelo:



Me dirijo hacia usted, pues en búsqueda de una simple ayuda. La realidad es que estoy haciendo una tesis en psicoanálisis, y se me ha dificultado encontrar la cita de Lacan acerca de que el inconsciente es un invento de Freud, y no un descubrimiento. Quizás mi búsqueda se me ha complicado por las variables que utilizo, pero quien mejor que usted para ayudarme con el asunto. Muchas gracias. Atentamente: Lic. Danny Rodriguez.



PS. Si le interesa conocer un poco mas quien soy, le sugiero dirigirse a mi blog, http://trianguloanalitico.wordpress.com/  


Estimado Danny:  en efecto -y en sentido clínico- lo inconsciente es un invento y no un descubrimiento; por eso Lacan ha dicho que Freud fue Cristóbal Colón pero él era realmente Américo Vespucio; quien entendió (leyó) lo que con Freud comenzó a vislumbrarse .  Es decir: formaciones de lo inconsciente puede haber, obvio. Pero lo inconsciente sólo se manifiesta BAJO transferencia y -por tanto- en PRESENCIA del Analista que -incluso- lo causa con un sólo enunciado: "Lo escucho". 

¿Què es lo que más se escucha de nuestros analizantes cuando se le pide una asociación? "NO SÈ"- ¿Y qué respondemos nosotros, o al menos cada analista con su estilo? Yo respondo, por lo general: "Invente".  Es decir: lo inconsciente es un Saber (S2) que se inventa, en Acto.  Lo que descubre Freud son formaciones; es todo el trabajo del proceso psíquico; lo que con Lacan decimos es que sólo cada analizante -el caso por caso- puede inventar un Saber sobre su falla; sobre el trazo que lo divide. Lo Inconsciente es S2 que repite un S1.  Pero el S2 sólo puede saber, hablando. Y cuando el analizante HABLA, no sabe lo que dice en lo que enuncia; es decir pues: inventa.  (Si lo supiese, no recurriría a un analista).

He visto tu blog. Y he leído las tres columnas de la pàgina central.  Como dice tu colega Rodrigo Mejía; "los esquemas son pedagógicos, no realidades clínicas"; por eso digo siempre que "para enseñar, hablamos de estructuras; pero yo no creo en estructuras en la praxis; creo en el síntoma."  Acoto esto porque si lo inconsciente es un invento, coloca al Analista en un lugar de sorpresa, de incertidumbre; y no de manual psicopatológico donde todo ya queda inventado por un Otro.  Nosotros no trabajamos con un Saber Previo (de un Otro: sea médico, manual, institucional, etc.) por tanto el Saber lo Inventa el Analizante cuando se divide en su decir. Si lo inconsciente fuese un descubrimiento, el psicoanálisis sería psicología-profunda.  Y no sólo no es psicologìa sino que muchìsimo menos es profunda.  Lo inconsciente está estructurado como un lenguaje y se ordena en un discurso.   Cordiales saludos, marcelo pérez.-



.


Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores