Ir al contenido principal

El Goce: una pregunta para el Analista


¿Es posible cambiar el modo de goce?

Es justamente por no tener la pretensión de cambiar el estilo de goce de un sujeto que el psicoanálisis puede curar. Por lo tanto, solamente un analista que se haya curado del psicoanálisis (una cosa cada vez más rara de encontrar) puede permitir que otro sujeto en el trayecto de un análisis se halle con el propio equívoco, creado a partir de su Suposición Fálica: “Yo soy aquello que le falta al Otro”. 

Me parece que este tema nos coloca delante de cómo conciliar el determinismo con un “margen de libertad”. La experiencia analítica en este sentido puede ser una experiencia libertadora. “Si no hay margen de libertad posible, no hay psicoanálisis posible.” (dice Diana Rabinovich).

Considero importante seguir a J. Lacan cuando en su seminario XVI dice: “El psicoanálisis es una lógica de la decisión”. Que le sea posible al analizado poder decidir y escoger en un final de análisis. Esa decisión está al lado de la Contingencia y no de lo Necesario. ¿El equívoco neurótico no estaría justamente en tomar el contingente como necesario, por la vía de la suposición fálica?

El lado positivo de la revelación de este “Equívoco” (que J. Lacan designa como “l’unebévue” / “Unbewust”, creando una aproximación entre Inconsciente y Equívoco), es el no-saber. Que no se trata de una negación del saber sino de su forma más elaborada: la salida de la lógica binaria, hacia una lógica de predicado. En dirección al impase por la vía de la producción de una contradicción. Tratamos aquí de la Clínica del Disenso y no del Consenso.


La contradicción puede permitir el surgimiento de una “Novedad”, que si no cambia completamente el modo de goce de un sujeto, al menos permite operar a partir de él. El “Verbo sin objeto” en un final de análisis puede servirnos. Lo que es muy diferente de servirle a este. Este es el margen de libertad. No se cura a nadie del Imaginario. La famosa “caída del Gran Otro”, que los analistas adoran repetir, es una tontería. Un poco del Ideal permanece. (Con excepción de la Melancolía, creo [1])

Un sujeto estaría curado cuando puede hacer algo con su equívoco.

Guilherme Facci
São Paulo
31 - VIII - 2017

Obs [1]: La cuestión de la cura en una psicosis de estilo Melancólico es justamente que este sujeto no se ve equivocado. La Melancolía pone Saber y Verdad absolutamente juntos y, allí tal vez, en una disyunción imposible. La posición de certeza absoluta de Antígona nos dice mucho.

Artes Visuales:
Diego Max
[ Sao Paulo, Brasil ]

Entradas populares de este blog

Síntoma y Locura.

"Lejos de que la locura sea un insulto para la libertad [concepción que sostenía la psiquiatría de un Henri Ey], es su más fiel compañera, sigue su movimiento como una sombra. Y el ser del hombre no sólo no puede ser comprendido sin la locura, sino que no sería el ser del hombre si no llevase en él la locura como límite de la libertad”.
Jacques Lacan
Acerca de la causalidad psíquica, 1946.
."Ser psicoanalista es, sencillamente, abrir los ojos ante la evidencia de que nada es más disparatado que la realidad humana."
Jacques Lacan
Seminario III -Las Psicosis-, 1955.



Como saben los poetas y los psicoanalistas, el sin sentido divide al Sujeto. Esa división, cara a la Ciencia, es la que produce el motor del dispositivo analítico, lo que causa nuestra praxis, incluso el síntoma del Analista, que lo lleva a su Análisis de Control. Ningún Sujeto puede soportar al poeta (sobre todo al poeta que lleva en su interior) por demasiado tiempo: todos sueñan con vivir una locura, con el sin s…

Honorarios en Análisis

"Me ha arruinado... se ha reído de mis pérdidas y burlado de mis ganancias, ha afrentado a mi nación, ha desalentado a mis amigos y azuzado a mis enemigos. ¿Y cuál es su motivo? Que soy judío. ¿El judío no tiene ojos? ¿El judío no tiene manos, órganos, dimensiones, sentidos, afectos, pasiones? ¿No es alimentado con la misma comida y herido por las mismas armas, víctima de las mismas enfermedades y curado por los mismos medios, no tiene calor en verano y frío en invierno, como el cristiano? ¿Si lo pican, no sangra? ¿No se ríe si le hacen cosquillas? ¿Si nos envenenáis no morimos? ¿Si nos hacéis daño, no nos vengaremos?" William Shakespeare Shylock, el Mercader de  Venecia.

Aprovecho una reciente sesión de control con un colega para desplegar un poco el tema de los Honorarios del Análisis (harto más que “del analista”) que es también un recurrente tópico demasiado ya comentado en la parroquia del Psicoanálisis.
En estos días supervisando (un caso de) un colega, él me comentaba que…

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Seguidores