Ir al contenido principal

Lenguaje - Cuerpo - Enfermedad








Estimado Marcelo. Te felicito por tu blog, por tus escritos. Leyéndolos, me queda siempre de ellos algo que reiteras mucho: que la enfermedad es cultural. Soy apasionada de Freud, soy médica  generalista y quizás algún día termine siendo psicoanalista, pero  no logro entender cierto aspecto totalmente "psíquico" o "psicológico" (entrecomillado porque se que la psicología no tiene nada que ver con el psicoanálisis) aplicado a lo anatómico. Entiendo que para Freud lo sexual no es lo genital. Pero también me quedo con lo que Freud decía: la anatomía es el destino. (…) Aguardo tu cordial respuesta. Un gran saludo desde Chile!




Respondo con una fórmula. O, mejor dicho, con dos. Podemos partir del siguiente esquema médico-epistémico:

Anatomía (Cuerpo)   Orificios y órganos   Enfermedad   Lenguaje

O podemos partir de la espíteme Freudiana:

Lenguaje Cuerpo Zonas Erógenas Enfermedad

Virus/bacterias/hongos/etc. es el real que podemos enmarcar en el concepto vulgar de Enfermedad. Ahora bien: ¿Por qué nos afectan? Porque el virus primero –el que nos separa de lo Natural- es el del lenguaje.

Podríamos también enunciar esta Serie:

Virus/Parásitos/Bacterias/etc. Órgano-Cacho-de-carne Lenguaje  Cuerpo  Enfermedad




El pasaje del real al Cuerpo (simbólico, imaginario) no es sin el Lenguaje. Más exactamente sin la LaLengua. Porque el Cuerpo hay que tenerlo; no se es un cuerpo, se lo adquiere. Venir con órganos no implica tener zonas erógenas. Una vez que el Lenguaje dona el Cuerpo, entonces la enfermedad es ya cultural, no podría ser de otro modo. Los animales no sólo no se enferman porque el real existe sin agujeros (lo Simbólico lo agujerea) sino porque tampoco existe un significante que designe enfermedad alguna. El cáncer de esófago hace décadas no existía. Para que exista una enfermedad humana (valga el pleonasmo) se requiere, entonces:

Virus/Parásitos/Etc  Cacho-de-Carne  Lenguaje  Cuerpo  Significante (médico, científico) que represente al Sujeto para otro Significante (enfermedad, diagnóstico).

Antes del lenguaje no hay nada. Todo es cultural para el ser que habla. (El árbol que cae en el bosque sin que haya nadie para verlo/escucharlo, no cae. Física cuántica piensa lo mismo. A lo sumo se ve ya caído.)

La anatomía es el destino en Freud: en Lacan es: la anatomía es el destino si partimos del significante: la anatomía (real) se transforma en una construcción a partir de lo simbólico e imaginario. La sexualidad es simbólica, no genital. Por eso para Freud, comer, amar, leer, cagar, trabajar, ahorrar, gastar: es sexual.


Te recomiendo no caer en el paradigma cartesiano "psique/cuerpo". La psique no está en el cuerpo: es el cuerpo. Sino pensaríamos como la psicosomática o como los postfreudianos. El otro día en el curso de filosofía, que se dicta en la APA por un convenio que hacen con la UBA, uno de los docentes filósofos dijo algo así como "los que son analistas saben que la psique y el cuerpo son cosas diferentes..."- y a ningún analista de la APA se le movió un pelo porque así lo piensan. Por algo Lacan se interesó tanto en Heidegger que no pensaba como los postfreudianos: "el lenguaje es la casa del Ser."- es decir: no hablamos un lenguaje, lo habitamos: él nos espera antes. No tenemos capacidad de hablar, sino mas bien que es gracias a que somos hablados ("somos poema antes que poetas") que tenemos la "capacidad" de ser sujetos: sujetados al lenguaje, es decir que por eso somos Falta-en-Ser.

Entiendo que sea un tanto difícil pensar que la Enfermedad es producto de la Cultura, máxime cuando se tiene la Ciencia como paradigma de un Real que intenta no estar agujereado, máxime cuando se salta de la experiencia de la rata al hombre como si nada. Entiendo también que una cosa es aceptar un fallido, y hasta ahí, y otra pensar que un sujeto haga un cáncer -por ejemplo- para unir a una familia; pero causa algo de risa cuando los sujetos creen en lo inconsciente pero sólo hasta un límite. Es como creer en los números irracionales pero no en los trascendentes. 

Pensar que la Enfermedad (concepto-vulgar que excluye obviamente las malformaciones genéticas y los accidentes -incluidos los accidentes de mala praxis-) es posterior al Lenguaje, es el introito a poder entender que hay una cuestión de Goce (y de deseo) en todo Síntoma. Todo goce es masoquista; toda enfermedad es el pago que el sujeto SE cobra en función -culpa inconsciente mediante- de su deseo: "El Súper-Yo es el imperativo del Goce."- Lacan dixit. Además de ser, claro, un modo de Demanda. Esto aparece más claro en los adultos y parece increíble en los niños, pero también se verifica. Y los pediatras que no pueden entender que la enfermedad de sus pacientitos incluye e involucra la neurosis de sus padres; creo que son tan Kamikases como los psiquiatras que sólo creen que una esquizofrenia se debe a problemas con el lóbulo temporal u occipital. 

[Doy el ejemplo más reciente de esta semana: los padres -que vienen de discusiones permanentes- dejan a su hijo (con catarro fuerte en los últimos días) de su tío, con ánimo de una salida doble: cines, juegos, etc. Por las dudas, depositan remedios e instrucciones. El niño para de toser esa misma noche, nunca tose durante el sueño ni durante el día posterior (a pesar de que ha jugado, transpirado, tomado frío con la boca abierta por la calle durante largo rato, etc.). Cuando se reencuentra con sus padres vuelven a reencontrase también con su catarro. Pero no sólo eso. La noche siguiente, ya con ellos, levanta fiebre.] 

En otros lugares hablamos mucho de estos temas, por ejemplo:






Recordemos al genio de Charly García, en una entrevista del 2013:

"Yo no creo en la psiquiatría, para mi es una superchería, no es serio. Y termina convirtiéndose en un aliado de la policía y del gobierno y vos estas loco, y ¿por qué? 
 .
¿Por qué no se puede vivir de la asociación libre? Es lo que hago yo... Es lo que hace todo artista. (...) Yo fui víctima de la ignorancia, de los prejuicios de los que estaban cerca mío y -lamentablemente- no era esa la manera... 

(...) No hay cura porque no hay enfermedad."


ARTES PLÁSTICAS:
Carlo Mattioli
[ Modena, 1911 / Parma, 1994 ]

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

Biopolítica, Necropolítica y Psicoanálisis.

Sabemos que desde Freud, el cuerpo no es solamente ese espacio biológico, fisiológico, natural. Para Freud el cuerpo es ya una superficie psíquica puesto que está libidinizado. En toda su clínica de la histeria Freud fue advirtiendo que el organismo como tal sufría de representaciones, por ello, ahí donde se pensaba una lesión, un daño en lo real del cuerpo no se hallaba dato de ello, sino una investidura. Al respecto expone Freud: “…La lesión de las parálisis histéricas debe ser por completo independiente de la anatomía del sistema nervioso, puesto que la histeria se comporta en sus parálisis y otras manifestaciones como si la anatomía no existiera, o como si no tuviera noticia alguna de ella”. “La lesión sería entonces la abolición de la accesibilidad asociativa de la concepción del brazo. Este se comporta como si no existiera para el juego de las asociaciones. (…) Estará paralizado en proporción a la persistencia de este valor afectivo o a su disminución por medios psíquicos apropi…

Seguidores