Ir al contenido principal

Sublime objeto de la ideología / Zizek.



Tomemos la noción freudiana de la "pulsión de muerte". Hemos de abstraer por supuesto el biologismo de Freud: "pulsión de muerte" no es un hecho biológico, sino una noción que indica que el aparato psíquico humano está subordinado a un automatismo de repetición ciego más allá de la búsqueda de placer, de la autoconcervación, de Ia conformidad del hombre con su medio. El hombre es –Hegel dixit- "un animal enfermo de muerte", un animal extorsionado por un insaciable parásito (razón, logos, lenguaje). Según esta perspectiva, la "pulsión de muerte", esta dimensión de radical negatividad, no puede ser reducida a una expresión de las condiciones sociales enajenadas, sino que define la condición en cuanto tal. No hay solución ni escape, lo que hay que hacer no es "superarla", "abolirla", sino llegar "a un acuerdo con ello, aprender a reconocerla en su dimensión aterradora y después, con base en este reconocimiento fundamental, tratar de articular un modus vivendi con ello.


Toda "cultura" es en cierto modo una formación-reacción, un intento de limitar, de canalizar, de cultivar este desequilibrio, este núcleo traumático, este antagonismo radical por medio del cual el hombre corta su cordón umbilical con la naturaleza, con la homeostasis animaI. No es sólo que Ia meta ya no consista en abolir este antagonismo pulsional, sino que la aspiración de abolirlo es precisamente la fuente de la tentación totalitaria. Los mayores asesinatos de masas y holocauctos siempre han sido perpetrados en nombre del hombre como ser armónico, de un Hombre Nuevo sin tensión antagónica.

La misma lógica es aplicabIe a la ecología. El hombre en cuanto tal es "la herida de la naturaleza",  no hay retorno al equilibrio natural. Para estar en conformidad con su entorno, la única que el hombre puede hacer es aceptar plenamente esta fisura, esta hendidura, este estructural desarraigo, y tratar en la medida de lo posible de remendar después las cosas. Todas las demás soluciones -la ilusión de un posible regreso a la naturaleza, la idea de una socialización total de la naturaleza-son una senda directa al totalitarismo. (…) La misma lógica es aplicable a la democracia: es -para recurrir a la desgastada frase de Churchill- el peor de todos los sistemas posibles, el único problema es que no hay ningún otro que sea mejor. Es decir, la democracia siempre acarrea la posibilidad de corrupción, del gobierno de la obtusa mediocridad. El único problema es que cada intento de eludir este riesgo inherente y de restaurar la democracia "real" acarrea necesariamente su opuesto, termina en la abolición de la democracia misma.

.. 
Slavov Zizek
El Sublime Objeto de la Ideología.
Introducción, fragmento.
Ed. Siglo XXI; Bs. As., 1989/1992/2003
ARTE:
Oswaldo Guayasamín
[ Quito, 1919 / Maryland, 1999 ]

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Narcisismo: de la Dependencia al Aislamiento.

La custión del Narcisismo tiene una dualidad que puede resultar paradójica -e incluso una aporía- pero no lo es: el Sujeto necesita de la dependencia del otro ( "su imagen" no es más que ese reflejo) y a la vez se aisla en una especie de cápsula que lo hace un ser sordo y ciego. O, para decirlo de otro modo, sería como pensar que la expresión "lo hice por vos" o "lo hice por él/ella" no es cierta. Sí: claro, "lo hizo por ella" pero por por él. De allí que es tan narcisismo la dependencia que en nuestros tiempos un sujeto encuentra en los "Me gusta" de las redes ( "me matcheó, no me matcheó", etc.) como el que se verifica en su aislamiento. Creo que un ejemplo que concentra estos dos aspectos es el espacio, el momento, donde el sujeto recurre a ciertas drogas para evadirse y zafar de la falta: en general suele suceder que lo hace en presencia de otros: pero finalmente la substancia rompe ese lazo y la persona termina ensimisma…

Julio Cortázar / La luna y el espejo...

Te amo por ceja, por cabello, te debato en corredores
blanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,
te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,
voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpago
y cintas que dormían en la lluvia.
No quiero que tengas una forma, que seas
precisamente lo que viene detrás de tu mano,
porque el agua, considera el agua, y los leones
cuando se disuelven en el azúcar de la fábula,
y los gestos, esa arquitectura de la nada,
encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.

.
Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,
pronto a borrarte, así no eres, ni tampoco
con ese pelo lacio, esa sonrisa.
Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino
es también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre
en una galería de museo.
Además te quiero, y hace tiempo y frío.



Julio Cortázar [ Bélgica, 1914 / Paris, 1984 ] Te amo por ceja

Caricatura:
Andrés Casciani
[ Mendoza, 1982 ]
andrescascianic…

Seguidores