Ir al contenido principal

Política





La trampa del fraude jamás pasaría la prueba de la voluntad popular, sencillamente porque la esencia de esa voluntad es ella misma, es su propio volumen, que no se puede falsear. Claro que “se podía”, pero el problema es cómo se pudo, articulando qué fuerzas, haciendo qué concesiones, pagando qué costos contra el pueblo, haciéndoles lugar a qué intereses nacionales y extranjeros. El radicalismo que permanece en la UCR pagará con vergüenza ser parte de este proyecto antidemocrático que ha llegado para acallar voces, suprimir instituciones creadas por leyes votadas por mayorías indiscutidas, burlarse, en fin, de esa parte de su propio electorado que creyó desde alguna parte de su propia confusión que Macri podía representar a la clase media o incluso a los trabajadores. Macri ha llegado al gobierno pero son otros los que han llegado al poder. Dijimos mil veces que la vereda antagónica real de la Argentina, como la de medio mundo, enfrentaba a la democracia con las corporaciones. La política contra las finanzas. Y lo que “sí se pudo” fue vencer al kirchnerismo en las urnas, aunque el precio es haber renunciado a la política, incluso a la política opositora, incluso a la política liberal, para dar a luz un engendro gerencial a cuya sola luz es concebible que le pusieran la faja de clausura a la Afsca a las once de la noche de un 24 de diciembre, sin medios de comunicación presentes, con la cola de paja de quien actúa a la sombra de la ley. El sector militante de derecha del Poder Judicial no puede ponerse la careta. A ningún periodista de los grandes medios le llamó la atención ni vinculó al fiscal Stornelli, que imputó a Sabbatella y promovió el desalojo de la institución y dejó en suspenso una ley nacional, con Macri. Y Macri que decía en su modesto discurso inaugural que no quería una Justicia macrista. Y Macri que decía en ese mismo discurso que iba a defender la libertad de expresión.
Los que quieren preguntar, los soldados de Clarín y sucedáneos, podrán ahora hacerle conferencias de prensa al presidente todas las veces que quieran. Tendrán la fabulosa oportunidad de preguntarle cómo se lleva con Juliana, qué travesuras hace Antonia, qué alimento balanceado come Balcarce, cómo le fue en Villa la Angostura, o esas cosas tan relevantes para las instituciones de la Nación.
Sandra Russo
Las fiestas tristes.
Extracto de su art. del Sáb. 26/XII/15
Buenos Aires, Pagina/12, Contratapa.
ARTE:
MAX ERNST
[ Brühl, 1891 / Paris, 1976 ]
LAS PAMPAS. SERIE HISTORIA NATURAL (1925)
FROTTAGE, GOUACHE Y LÁPIZ SOBRE PAPEL

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Síntoma y Locura.

"Lejos de que la locura sea un insulto para la libertad [concepción que sostenía la psiquiatría de un Henri Ey], es su más fiel compañera, sigue su movimiento como una sombra. Y el ser del hombre no sólo no puede ser comprendido sin la locura, sino que no sería el ser del hombre si no llevase en él la locura como límite de la libertad”.
Jacques Lacan
Acerca de la causalidad psíquica, 1946.
."Ser psicoanalista es, sencillamente, abrir los ojos ante la evidencia de que nada es más disparatado que la realidad humana."
Jacques Lacan
Seminario III -Las Psicosis-, 1955.



Como saben los poetas y los psicoanalistas, el sin sentido divide al Sujeto. Esa división, cara a la Ciencia, es la que produce el motor del dispositivo analítico, lo que causa nuestra praxis, incluso el síntoma del Analista, que lo lleva a su Análisis de Control. Ningún Sujeto puede soportar al poeta (sobre todo al poeta que lleva en su interior) por demasiado tiempo: todos sueñan con vivir una locura, con el sin s…

Honorarios en Análisis

"Me ha arruinado... se ha reído de mis pérdidas y burlado de mis ganancias, ha afrentado a mi nación, ha desalentado a mis amigos y azuzado a mis enemigos. ¿Y cuál es su motivo? Que soy judío. ¿El judío no tiene ojos? ¿El judío no tiene manos, órganos, dimensiones, sentidos, afectos, pasiones? ¿No es alimentado con la misma comida y herido por las mismas armas, víctima de las mismas enfermedades y curado por los mismos medios, no tiene calor en verano y frío en invierno, como el cristiano? ¿Si lo pican, no sangra? ¿No se ríe si le hacen cosquillas? ¿Si nos envenenáis no morimos? ¿Si nos hacéis daño, no nos vengaremos?" William Shakespeare Shylock, el Mercader de  Venecia.

Aprovecho una reciente sesión de control con un colega para desplegar un poco el tema de los Honorarios del Análisis (harto más que “del analista”) que es también un recurrente tópico demasiado ya comentado en la parroquia del Psicoanálisis.
En estos días supervisando (un caso de) un colega, él me comentaba que…

Seguidores