Ir al contenido principal

Psicosis y Locura









Estimado Marcelo. Siempre sigo tu blog. Agradezco la claridad con que expresas cosas tan difíciles. Leyendo el último comentario sobre Psicosis, recordé que en muchas escuelas de psicoanálisis he escuchado decir que "el psicótico no desea" justamente porque no hay extracción del a. También recordé algo que en otros lugares han dicho disparates, como vos lo llamaste, del estilo de "quien asesina es un psicótico". Tratándose de analista que dicen esto, me asusta un poco en manos (o en orejas) de quien pueden caer algunos inocentes pacientes. Recordé que en tu conferencia en Montevideo habías dicho justamente que tanto en el neurótico como el psicótico (o en el perverso) está la posibilidad de matar. Me preguntaba: ¿Por qué será que hay personas que necesitan calificar un acto como el crimen como un acontecimiento psicótico? Gracias nuevamente. Juan L. P.





Hola Juan. La gente necesita ponerle un significante a todo porque si no se angustia. Así de simple. Y entonces mejor que quien mate sea un psicótico, ya que "si yo no soy psicótico, ergo no está en mi la posibilidad de matar". Por otro lado lo loco no es eso: después de todo un neurótico vive defendiéndose de todo, sino que estos disparates salgan de la boca de analistas. Como si no hubiesen leído a Freud. Muchos, o la mayoría, de los oyentes de esa conferencia de Montevideo eran del campo psi. Sin embargo apareció la pregunta naif: "¿vos estás diciendo que un neurótico puede asesinar?"-  


Habría que recordar una sola cosa que no es una frase freudiana pero podría haberlo sido tranquilamente: "Si lo puedes soñar, lo puedes hacer."- Como se sabe soñamos con lo imposible. Pero el solo hecho de soñarlo ya implica que está la posibilidad de hacerlo. Si soñamos que volamos es obvio que sería casi improbable que un neurótico trate de tirarse por el balcón para poder volar, no así un psicótico. Pero matar no es volar. Y los neuróticos sueñan mucho con matar o -lo que es lo mismo- con la muerte de determinadas personas. Todo lo que está en el pensamiento (o en lo que algunos podrán llamar la imaginación) es factible de ser ejecutado, por eso Freud decía que el sueño es ya un deseo realizado. 


Por otro lado hay que diferenciar locura de psicosis. Por suerte el sujeto hace algunas locuras aunque no sea psicótico. Y digo “por suerte” porque, como decía el poeta chileno, sino se volvería realmente loco. Lacan decía que la psicosis es un problema de rigidez, de racionalización (por eso él se autodefinía “psicótico”, porque era demasiado racional). De allí que recordó alguna vez lo que decía el poeta Paul Válery: “Loco no es el que ha perdido la razón; loco es el que ha perdido todo, menos la razón.”  Cordiales saludos, MAP.



ARTE:
Ursula Vernon
[ Pittsboro, EE.UU., 1977 ]

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores