Ir al contenido principal

Agradecimientos postergados...








..
3 de julio de 2015 9:21 
Maestro. Le escribo desde México. Comienzo como segunda licenciatura la carrera de psicología. Soy filósofo. Apasionado de Lacan y Freud. Le sigo desde sus excelentes ponencias en YouTube.

Hola Andrés! Un exceso el epíteto de "maestro"; agradecido de que me sigas y me escribas. Aprovecho con tu mensaje responder a todos los que escriben siempre… Un honor para mí tener tanta responsabilidad en el contexto psicoanalítico y ser tan querido en Latinoamérica, donde me están invitando desde tu país (DF y Cancún) y desde otros sitios y la verdad me siento muy agradecido. Este año quizás no pueda darse la visita (han pasado algunas cuestiones como una entrada a quirófano que, aunque programada, tuve que hacer hace un mes: pero ya estoy bien y también aprovecho aquí agradecer la onda de todos los que se enteraron de mi problemática, empezando por los analizantes, alumnos y colegas) y quizás eso postergue un poco los viajes; pero seguramente habrá oportunidad de vernos en algún momento. Te mando un cordial abrazo y buenísimo que seas filósofo; gran oficio que es un performativo en sí mismo, ¿no? No se es filósofo leyendo, sino siéndolo... Abrazo! MAP

Antes que nada debo sentirme honrado de que me hayas contestado. Qué gran tipo eres. Un abrazo hasta allá . Pues si eres un maestro . Respecto a tu noticia de quirófano espero que vaya todo bien y no sea algo de gravedad. Mis mejores deseos. Y bueno ya anunciarás tus visitas para poder escucharte y compartir experiencias. Cambiando de tema el otro día platicaba con un buen amigo y llegamos a la conclusión de que uno es filósofo (nos parece) no por haber leído o estudiado , ni por orientarse en el existencialismo, idealismo, materialismo, etc. Sino cuando uno puede hablar de las cosechas, de las siembras, de la cotidianidad con buenas compañías y al menos tener 50 años. Pues me parece que al dilucidar QUIEN soy o quiénes somos... La respuesta no está en "sabernos" que sabemos sino en saber que la parte incompleta es la que nos hace ser. Lo que no somos; eso es lo que somos. Y para ello Lacan y tus enseñanzas complementan mi gusto por la analítica . GRACIAS MARCELO.



Querido Marcelo: no sé cómo agradecerte los videos que descubrí hace menos de un año y me han ayudado a aclarar algunos puntos de mi formación como analista. He leído también tus escritos y casi toda tu blog: es increíble cómo podés bajar una clase tan fácilmente (hay cosas que no he podido entender desde que me inicié en esto) sin perder el concepto lacaniano, y a la vez escribir de un modo tan preciso –ni sé cómo decirlo-. Se me hace la sensación de que sabes diferenciar perfectamente la manera de dar una charla con el modo en que hay que presentar un escrito. Me pasa que la mayoría de los analistas que elijo para los grupos de estudio, no producen el mismo acercamiento a la teoría que vos producís. Quizás sean buenos analistas; escriben bien y por eso me acerco, pero al dar clases fallan en la llegada. En el otro extremo, hay colegas a los que se les entienden, pero son demasiado básicos; no ahondan en lo técnico o se diluyen en un discurso cuasipedagógico. Hace mucho quería escribirte y aprovecho ahora que me preparo para viajar a Buenos Aires: quizás podamos tener algún encuentro. El psicoanálisis, para mí, es la única manera de entender la problemática del sujeto que sufre sin ahogarlo en discursos vacíos. Abrazo grande, Hernán.

Hola Hernán! Mil gracias por tus palabras. La blog fue pensada como plataforma de intercambio académico también; así que aprovecho con tu mail a agradecer también a todos los que me escriben por el canal de Youtube y no puedo responder aún. No dejo de sorprenderme la cantidad de suscriptores y de su buena onda; tratándose de un canal de formación y de una disciplina como el psicoanálisis que es mundialmente resistida por obvias razones: conviene que el YO sea el imperativo moderno para que el sujeto se pierda en su afán de creérsela: creo que el capitalismo conlleva esta premisa y el ciudadano tiende a ahogarse –como bien decís- en él. Las psicoterapias tapan el agujero (como la farmacopea) por donde la angustia develará el deseo del sujeto. Esperemos poder encontrarnos a tu llegada. Abrazo! MAP.

ARTE:
Roberto C. Andrade
[ Sucre, 1985 ]

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores