Ir al contenido principal

Tim Burton / Big Eyes








 ¿La ventana del alma o la ventana del arte? La última obra de Tim Burton narra la historia real de la pintora Margaret Keane, actualmente viva, y de su nuevo esposo que -en tácito y no tan tácito acuerdo mutuo- han decidido engañar y engañarse. Creérsela: he aquí el punto: él, porque creyó que podría ser inmune en nombre de la debilidad del otro y obtener poder, fama y dinero; ella, porque pensó que el amor puede obtenerse a cualquier precio; incluso perdiendo la identidad; destituyéndose como lugar de sujeto deseante.
 .
Quizás muchos pensarán que esta película "corta" la continuidad del estilo de Burton. Por el contrario, creo que lo reafirma: quizás sólo él podría haber filmado un cuadro tan poético de una historia tan lineal y poco impetuosa. El mismo dilema se podría decir que plantea el subtexto de la obra: ¿qué es arte? ¿Qué define un estilo, un valor, una firma? ¿Algo kitsch puede ser bello? ¿Puede haber arte sin mercado del arte? Las obras de M. Keane nunca se colgaron en el  MOMA pero miles de ciudadanos tuvieron sus lienzos, copias o afiches.
 .
El objeto de arte para salir de su dueño y entrar al mercado debe abandonar(se). Ese es el objeto que Lacan ha denominado (a) y que deberá  perderse  (oxímoron mediante: un objeto que no existe) para entrar al lenguaje. Muchas veces un buen par de Grandes Ojos, no son suficiente para enmarcar la ventana que da sostén a un fantasma que hay que ventilar para que también los oídos (la imperiosa voz del SúperYo que ordena gozar) puedan estar atentos a cuál es la posición subjetiva que conviene a cada uno y que cada cual puede adoptar de acuerdo a su síntoma.
 -
Big Eyes no pretende ser brillante; y eso la hace más interesante e incluso ronda con la estética de la pintora quien tampoco pretendía serlo. Sólo introduce - pinzeladas mediante- un tema harto más narcísico que estilístico; donde nuevamente volvemos a percatarnos que no hay estética sin ética.
.
MAP
Abr/2015



Margaret D. H. Keane
[ Tennessee, 1927 ]

Entradas populares de este blog

Síntoma y Locura.

"Lejos de que la locura sea un insulto para la libertad [concepción que sostenía la psiquiatría de un Henri Ey], es su más fiel compañera, sigue su movimiento como una sombra. Y el ser del hombre no sólo no puede ser comprendido sin la locura, sino que no sería el ser del hombre si no llevase en él la locura como límite de la libertad”.
Jacques Lacan
Acerca de la causalidad psíquica, 1946.
."Ser psicoanalista es, sencillamente, abrir los ojos ante la evidencia de que nada es más disparatado que la realidad humana."
Jacques Lacan
Seminario III -Las Psicosis-, 1955.



Como saben los poetas y los psicoanalistas, el sin sentido divide al Sujeto. Esa división, cara a la Ciencia, es la que produce el motor del dispositivo analítico, lo que causa nuestra praxis, incluso el síntoma del Analista, que lo lleva a su Análisis de Control. Ningún Sujeto puede soportar al poeta (sobre todo al poeta que lleva en su interior) por demasiado tiempo: todos sueñan con vivir una locura, con el sin s…

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Narcisismo: de la Dependencia al Aislamiento.

La custión del Narcisismo tiene una dualidad que puede resultar paradójica -e incluso una aporía- pero no lo es: el Sujeto necesita de la dependencia del otro ( "su imagen" no es más que ese reflejo) y a la vez se aisla en una especie de cápsula que lo hace un ser sordo y ciego. O, para decirlo de otro modo, sería como pensar que la expresión "lo hice por vos" o "lo hice por él/ella" no es cierta. Sí: claro, "lo hizo por ella" pero por por él. De allí que es tan narcisismo la dependencia que en nuestros tiempos un sujeto encuentra en los "Me gusta" de las redes ( "me matcheó, no me matcheó", etc.) como el que se verifica en su aislamiento. Creo que un ejemplo que concentra estos dos aspectos es el espacio, el momento, donde el sujeto recurre a ciertas drogas para evadirse y zafar de la falta: en general suele suceder que lo hace en presencia de otros: pero finalmente la substancia rompe ese lazo y la persona termina ensimisma…

Seguidores