Ir al contenido principal

Lo efímero...






.
.




-Hola linda. -Hola, gracias… cómo estás? -Todo bien, aburrido… y usted? –Acá; me alejé un poquito de la sobremesa, estoy con mis hermanitos… Y recién entro a este chat y ya estoy riéndome de la gente de acá, hay pocos a esta hora hoy, pero los pocos unos aparatos, jaja… -Por? -Recién uno me aclaró que estaba en pareja… le dije ¿Y? Si total ni sé tu nombre todavía… falta tanto para el casamiento… -Y qué te dijo? -Nada, pero atajándose… le pregunté cuánto hace que estaba, me dijo que seis años, y como le dije “por algo estás en este chat”, me dijo que prefería no hablar de esas cosas porque no daba por este medio… Entonces le dije: ¿de qué querés hablar? Y ya empezaba a calentarse el pajero. Le digo: “claro, para eso da este chat, bye.”- y lo mandé a la mierda. -Se estaban viendo x cam?  -Sí, claro. Por eso se estaba calentando el idiota. -Bueno, hay gente que busca sólo sexo por acá… -Yo no lo niego, pero que diga para lo qué da o no da el chat. Aparte que me aclare y yo sé qué hacer después… Este no sabe lo que es tener un buen polvo… El chat sólo sirve cuando uno está muy aburrido, hay que ponerle el cuerpo a la vida… -Muy bien dicho… Yo no busco sexo virtual, de hecho me aburre chatear y si estamos una semana sin concretar ya me parece histeria pura. –Lo que pasa que la gente cree que uno se quiere encontrar para casarse… si supiera lo que a mí me cuesta entrar en un vínculo… -Yo igual… La gente es histérica: si te querés encontrar rápido, sos un zarpado; si estirás, son un lento, si estirás mucho, sos un idiota. Si invitás un café, sos un mezquino, si invitás una cena, te querés casar mañana… -Está bien, entiendo. Je. –Perdón. -Cómo te llamás? -Pedro. Y vos? -Leda. -Nombre… musical… -Gracias. Y vos sos de acá, de Buenos Aires? -Sí. Vos también? -Sí. -Sos la primera de la noche con la que hablo, y no me digas “a todas les dirás lo mismo” porfa. -No, para nada! Jeje… -De verdad. Yo entro a este chat lunes y jueves solamente. Pero entré ahora porque estoy emboladísimo, es un día ideal para embolarse si uno no está acompañado… Aparte no sabía si llamar a una ex que justo cumple años hoy… porque la verdad pensaba para qué si total nunca nos vimos más… Nos separamos hace seis años… -Y si… Total a nuestra edad, mejor hacer las cosas que valgan la pena… Como esos amigos de amigos, que uno tiene que caretear cuando te invitan a una reunión… Yo digo: ¿por qué me tengo que bancar a gente que ni fu ni fa, ni nunca voy a ver en una vida entera? El otro día una amiga de una amiga me invitó a su casa para que cocine. Esta mina macanuda, pero como es tan histérica que no puede con su genio, tuvo que invitar a otra amiga de ella, que yo no conocía, y terminé cocinando para una mina que es una idiota que sólo sabe hablar de su trabajo y que se la pasó hablando las tres horas de reunión. Que arrepentida estoy de haber ido. Aparte esas minas intelectualoides que se creen tan profundas y son unas pelotudas mal… -Minitas muy de barrio norte, como les digo yo... Entre mujeres hay mucha histeria colectiva, no? Se contagian… -Sí, cierto. -Una vez en una reunión yo leí un poema. Una mina que estaba allí no pudo con su histeria y tuvo que leer un cuento que tenía en la mochila. Fatal. Ni ella se dio cuenta lo que hizo. Después me di cuenta que siempre tenía el mismo mecanismo: vos decis “dos” ella dice “diez mil”. Todo lo que vos decís lo llevan a su refrencia. -Sí. Igual que esos amigos que te imitan en todo. Yo tenía una amiga que cuando me puse de novia con mi primera pareja, de los celos se agarró a un tipo igual al mío: mi novio y el de ella eran iguales! -No lo hacen conscientemente. Según leí es amor. Están tan atravesadas con uno que…  Mirá: yo tengo un primo que siempre envidió que yo estuviese con una mina arquitecta; y en realidad no sé hasta qué punto no tenía algo fuerte conmigo… Él no podía estar con nadie, hasta que un día se enganchó ¿adiviná? Con una arquitecta: y con ella estuvo ¡diez años! Mirá cómo pudo… -En realidad estuvo con vos, jaja… -Ponele. Con los tres, jeje. -Entonces hace seis años que estás sólo… -Así es. Y vos? -Dos. Me cambió. -Se enganchó con otra? –No, no. -Con otro? -Tampoco. No. Me cambió por un trabajo en el exterior. Le dije que habíamos proyectado nuestra vida acá, pero fue un “tira y afloje” de dos meses… obviamente no se puede competir con sueldos y calidad de vida en Alemania, asi que se fue… -Competir? Pensé que era un proyecto amoroso, no laboral… -Es una manera de decir. Se ve que amaba más la estabilidad y su futuro profesional que mi sonrisa, je. -La gente por lo general se ama mucho más así mismo que a los otros, no? Jaja… -Cierto. -Leda, ¿y lo extrañás? -Un poco… Era una relación de esas que uno habla con la mirada, besa con la sonrisa, viste? –Sí, lindo lo que decis… Quizás se fue porque consideró que el amor es así, efímero, y el proyecto laboral no. Yo, con mi primera ex, siempre me di cuenta que ella había venido de su pueblo a hacer carrera en danza. Era lo único que le importaba. Nunca resignó una clase por estar un poco más conmigo: cursaba de lunes a sábados, durante años, todos los días. Nunca me preguntó: ¿preferís que curse menos así estamos más tiempo juntos? Yo, como un idiota, cocinándole durante años… -Y que pasó? -Lo que tiene que pasar con una persona que siempre piensa en ella: se fue con su empresa de danza a recorrer el mundo… Lo sabía desde el comienzo… Por la danza es por lo único que ella podía movilizarse… Igual una mina rara… Hoy te dice te amo mañana se acuesta con el ex que dejó hace años… La biblia y el calefón, digamos. –Si, te entiendo Pedro. Hay que aceptar que mucha gente sólo mueve el culo por ellos… Mi primer novio era un nabo. Lo único que hacía era correr y nadar cinco veces por semana. Y yo encima preparándole lechuga para que no engorde. Ah! Y aparte pelotudear en el facebook poniendo fotitos de su cara para que los demás le digan cosas… Porque eso que lo haga un pendejo de la generación del face, bueno, aparte viste que es bien de adolescente que necesitan que le digan que son hermosos todo el tiempo, pero este era un boludo de cuarenta, patético.  Uno a veces se pregunta, cómo me pude enamorar de un pelotudo como ese? Un egoísta que sólo supo trabajar para pagarse sus cosas, pero nunca un gesto donde se pudiera ver su esfuerzo. Encima terrible; me entero después que nos separamos que ahora sale a bailar hasta cuando tiene que laburar temprano al otro día… Con lo que yo le pedí de ir y nunca quiso… El mismo hipócrita con todos, todo le da lo mismo… -Ah, igual que mi novia la arquitecta. Se gastaba su sueldo en todas cosas para ella, y cuando tenía que hacerme un regalo, me compraba cosas baratas porque argumentaba que no tenía un buen sueldo. Y era cierto; pero para ella sí gastaba… Y hablando de hipócritas que muestran su carita buena pero sólo hacen cosas por ellos; me enteré ayer que a una amiga, un tipo le mandó un wassap con un corazoncito preguntándole cómo estaba… el tipo la vio dos veces, de las cuales habló siempre él de él, y ella lo cortó en menos diez. Después de cinco meses le manda un corazoncito… ¿Vos te das cuenta que todo es lo mismo? Hay gente para los cuales las palabras no tienen ningún peso… -Son los que te dicen que te van a cuidar, a proteger, y después son los primeros que te rompen la casa, de cuidar olvídate… Uno no se da mucha cuenta de esas mezquindades cuando está metido en el baile. -No te creas. Yo siempre me doy cuenta, pero las dejo pasar. Me pasa con amigos también. Una ex amiga que gastaba mucho dinero en sus cosas, para los cumpleaños me regalaba lo más baratito que veía: una radio a transistores, un saca corcho, una sandalias brasileras. Después se llenan la boca hablando de dar… -Como los amigos que viajan por toda Europa, se gastan cinco siete mil dólares, te dejan cuidando la casa, los perros, el gato, el coche, los palos de golf, regando sus plantas y después te traen de regalito el perfume que siempre está de oferta en el free shop… La verdad que para traer una oferta, preferible traer un cucharón con el logo de Andalucía, jeje… -Sólo piensan en ellos. -Y si… Uy se está acercando la hora, voy a tener que regresar a la mesa…  -No esperá, falta… Uno por eso se va quedando sólo… Yo hay cosas que ya no soporto. -Por qué te separaste de tu última novia? -No había futuro. Ella quería un jardín de rosas, y se olvidó que el rosal viene con espinas… Son de las personas que cree que el otro tiene que ser incondicional y son las primeras en abandonarte cuando más lo necesitás. Hizo lo que su ex anterior hizo con ella… jugó con mi desesperación. Pensé que se iba a poder, pero bue…  Como ya te dije antes: una vez nos separamos y se fue a buscar a su ex novio y durmió con él después de cuatro años sin verse! No me daba cuenta que de eso se quejaba ella de una amiga: y ella es igual, exactamente igual: todo le da lo mismo. -Cambalache, como dijiste antes: las palabras no cuentan, no tiene peso. Este tipo de gente son los que te hacen recordar permanentemente que la vida es efímera, que todo puede terminar en dos segundos... Y que sólo importa lo que les pasa a ellos, que sólo van a esforzarse por ellos... -Y sí... Por suerte cuando nos separamos se me pasó la alergia y las picazones. Me liberé. Años tomando corticoides y antihistamínicos… Me mudé y chau. -Se te pasó porque te mudaste. Habría mucho polvo en esa casa, suele suceder… -Jajajaja, no. Nada que ver… No importa… Es para hablarlo en otro momento… -Qué gente esa! Juega con nuestra paciencia! No sé cómo pudiste volver con alguien que se acostó con su ex; yo ni siquiera acepto que mis parejas tengan amigas mujeres, eso conmigo no va. Una vez un tipo que conocí me dijo que tenía una amiga con la cual había curtido dos años seguidos, pero que él nunca se enamoró y seguían siendo amigos. Lo miré en silencio, le toqué el hombro y le dije chau mi amor… Esas cosas conmigo no. Te cojiste a quien ahora es tu amiga y querés que yo me presente como una tarada y sea también amiga de tu ex amante, nooo. Uyy… Tengo que ir volviendo a la mesa... Pero ustedes dos algo bueno tendrían, no como con el nabo de mi ex que ni siquiera teníamos buenas camas… –Esperá, no te vayas… Sí, pero lo bueno no alcanza para hacer un proyecto: para hacer un futuro es necesario poner delante de uno la relación… Si no se vive siempre en presente: pasa algo y uno de los dos tira el tablero… Lo terrible que yo quería  vivir el hoy. –Y qué tiene de terrible? –Que lo viví. No se podía ni programar una salida al teatro. Todo era hoy. Una vez planificamos con tres semanas una visita a mi viejo, el día que fuimos terminamos matándonos. –Por qué crees? –Porque era más importante el ego que el proyecto. –Ah. Clarísimo. Pero no te preocupes que cuando ella tenga que planificar algo para ella, una carrera, unas vacaciones, vas a ver cómo para ella si lo programa y no lo aborta… Qué gente, por dios, sólo se mueven por ellos… Me tengo que ir Pedro, me esperan mis hermanos… También puede ser porque tu ex no tendría arraigo de nada: el que nunca tuvo, ¿qué tiene que perder? –Esperá porfa, falta un ratito… -Qué pena, no? Dónde quedan los símbolos? –No, no, no existen. Terrible. No hay símbolos que puedan con eso… A no ser que te los marques en la piel y entonces ya no se escapan, jeje… Es lo típico, no? Agujerean su cuerpo para no estar agujereados, jeje… Y de paso, la imagen, que es lo único que les interesa a esa clase de gente… Todo ocurre ahora, todo y ahora… Para hacer de cuenta que nada falta y que no existe ninguna norma…  Como hacen los niños que juegan hasta que la madre los llama para comer… y se termina todo. Y después empiezan otra vez… Pero nada tiene continuidad. Te podés imaginar lo que es armar un castillo de diez pisos, en la arena, y que venga una ola y te lo tire y tengas que empezar otra vez y otra vez? –Qué pena… A los niños quizás no les importe volver a armar el castillo una y otra vez, incluso seguro ahí está el entretenimiento, pero nosotros ya estamos grandes… Mi hermano que es policía, llamaría a esa clase de personalidades: una loquita. Igual aguantaste bastante por lo que me decís, otro por el uno por ciento le cambia la cerradura y a la mierda… Mi hermano dice que ese tipo de gente pide a gritos castigo, se deben haber quedado con culpa por algo; yo creo que es creérsela y resentimiento puro: no se bancan ser lo que son.  Me hace acordar a una ex compañera de escuela; éramos muy amigas… es parecida: se la re cree, tiene cara de mosquita muerta, para los demás es una santita; y después te da vuelta una casa entera; y se pensaba que yo me la iba a bancar con todos sus desmanes, su falta de tacto, una desagradecida total… –Una infantil… Cuando se les ocurre te mandan al carajo y cuando se les antoja quieren upa…  –Como los gatos… Pero nosotros también deberemos creérnosla, sino cómo vamos a sostener eso, no? Pienso que el día que dije “a esta loca no la aguanto más” fue cuando me di cuenta que me la estaba creyendo como ella, y todo para qué: una ex compañera que no me aportaba más que problemas… Al menos en una pareja, se coje, jeje… -Y sí… Pero  hay que tener cierta sensatez… Si decís que querés recomponer, no podés hacer todo el tiempo ese tipo de boludeces… Recuerdo que el día que viajamos de vacaciones, prefirió dormir la noche anterior en su casa para que no se le arrugue la ropita en la valija… Obviamente para histeriquear, nada más… y así siempre… Después me venía y engañaba a sus amigas diciendo que quería hacer el viaje para recomponer… –Capaz se acostó con otro esa noche, je. Viste que uno es tan inocente a veces? –Puede ser… Sí, seguramente, ahora que lo decis: seguro… –Uno de mis ex, pero duramos muy pocos justamente por eso, era parecido. Más histérico que yo jeje, con eso te digo todo, jeje… Mis amigas no podían creer porque cara de santito tenía, en las fotos siempre lo vas a ver sonriendo, mostrando su lado de buenito; pero en un par de meses hizo algunas cosas que mejor olvidar… Suerte que pude frenar la pelota a tiempo; debe ser porque encima cogía mal. Era pendejo… y los pendejos sólo sirven para coger, y a veces ni siquiera.  –No Leda, no creo eso; nosotros también fuimos pendejos alguna vez y yo al menos nunca hice boludeces como esas… En fin…Lo cierto es que para sostener a alguien asi hay que ser un Padre todo poderoso.  –Noooo, no se lo hubiese bancado, y aparte por qué? Fuiste la pareja. Seguro ella nunca respetó a su padre, ni lo idealizó, ni nada… Y así te trató a vos. Debe ser una mina que no cree en nadie. Tirar un plato quién no ha tirado; pero… –Pero tirar una relación en cada discusión para sostener una postura… Sí, no hay duda. Yo pensaba, uyy me están llamando… Pensaba cómo uno puede enamorarse de algo que no ve hasta el final... O de qué se enamorará? –No lo sé… Pero todo es tan volátil… Siempre me imagine mi vida al lado de ella, para siempre digo… Pero con alguien así… Uno se vuelve esperanzadamente idiota cuando está enganchado… Cree que el otro va a pensar en uno, ahí es donde se la cree… Después cuando te divorciás caés en la cuenta que tu ex puede disfrutar perfectamente sin vos, y de cosas que antes con vos no quería hacer… -Las relaciones son raras… Quizás es alrevés de lo que decís; quizás nunca te imaginaste la vida al lado de ella, pero tenías que negarlo: es muy hiriente para uno reconocer que uno elige este tipo de personas... Pedro, tengo que volver a la mesa, me están esperando mis hermanos, faltan diez minutos para las doce y después de esa hora destiño, je… Leí por ahí que el amor es mirar hacia el mismo lado, juntos… No tanto mirarse el uno al otro… -Esperá, no te vayas… Sí, pero cuando estás en el horno, te hornea el amor y te olvidás de muchas cosas… Viste ese dicho que dice “si no levanta ni la tabla del baño, ¿cómo pretendés que te baje la luna?” Uyyy!… ¿por allá también escuchaste esa explosión? -Parece que este año lo van a recibir con todo, no? Por acá están a pleno con la pirotecnia… Me dan lástimas los perros que sufren tanto… -Y los pájaros que duermen en los árboles, y las palomas que no entienden nada… -Y mi gatito que se esconde en una caja… Uy, ahí me están llamando… -Esperá, falta… Cómo podemos volver a hablar? Qué es lo que más te gusta de un hombre? -Me tengo que ir Pedro, me esperan para brindar… Lo que más me gusta es que coja con la lengua y que hable con su miembro, je… -Uy… te viste la peli de Atiq Rahimi, grossa sos… -Y vos también jeje… Me voy Pedro. –Esperá… -Que tengas un excelente comienzo de año! Chau, fue un gusto haberte entretenido un poco… -Esperá, no te vayas… Por qué las cosas tienen que ser tan perecederas? Odio las despedidas… –Todo se construye en arena como los castillos de los niños… Me esperan para brindar… -Pero, y eso de encontrarse y poner el cuerpo? Entonces no? Te conté mucho de mi vida… No vamos a volver a vernos? Grossa sos... –Chau Pedro, son casi las doce… feliz año nuevo! Me voy. Chauuu...  –Ok, bueno… Saludos... Saludos a tu gatito… Feliz año. Feliz año nuevo.



MAP
Feliz Año Nuevo.
Drama en Un Acto.
Marzo,  2015.

ARTE:
Quentin Blake
 [ Reino Unido, 1932 ]
www.quentinblake.com

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores