Ir al contenido principal

Cortázar y Charlie Parker Electrónicos












La relación estrecha entre el cuento El Perseguidor, de Julio Cortázar, y el jazz, específicamente con la vida de Charlie Parker, ha sido estudiada por algunos críticos; muchos de los cuales han dicho que el relato Cortaziano está enteramente atravesado por la máquina musical jazzística. Líneas de fugas, disonancias, alteraciones intertextuales, acentuaciones sutiles, construyen el armónico de ambos pentagramas.

Desde su dedicatoria ("In memoriam Ch. P.") hasta ciertos elementos de la vida de Ch. Parker que han ido aportando al relato (amores, alcohol, drogas, la muerte de su hija), todo parece estar en función de dicha máquinaria.

Como nos cuenta Mario Goloboff : "El relato versa sobre el saxofonista Johnny: marginal que vive por y para la música, y que en el resto de su vida escapa a toda norma social. Las dos caras, la del artista y la del crítico (“un crítico, ese hombre que sólo puede vivir de prestado, de las novedades y las decisiones ajenas”) se encuentran reunidas en una verdadera lucha de facetas que Cortázar practicó con no poco conocimiento, y hay un combate permanente en ese juego de satélite en que se coloca a Bruno, amigo, confidente, admirador, pero también distante y cínico respecto del genio creador, a quien se ve alto y bajo, sublime y obsceno, egoísta, incomprendido."

Si como quería Deleuze,  "La música emite flujos moleculares", y como nos recordó Cortázar: "Este jazz desecha todo erotismo fácil (...) una música que no facilita los orgasmos ni las nostalgias"; encontraríamos en este mix, un tempo especial más allá del tiempo.

El músico Cristian Lange me acerca el resultado de la mezcla de Loverman (de la  "Grabacion Infame" de Charly Parker para el sello DIAL en 1947), con el cuento "El Perseguidor" de Julio Cortázar, componiendo esta pequeña creación. Igual que en la versión original de Parker, el saxo se pretende disonante.

/ Gracias Cristián /



Cristian Lange

Dioica (El Perseguidor)

Music Written and Composed by Cristian Lange except Alto Sax "Loverman", composed by Composed by Jimmy Davis, Roger "Ram" Ramirez and James Sherman.  All Instruments played by Cristian Lange. Lyrics: "El Perseguidor" by Julio Cortázar.

 https://soundcloud.com/cristian-lange



Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

Biopolítica, Necropolítica y Psicoanálisis.

Sabemos que desde Freud, el cuerpo no es solamente ese espacio biológico, fisiológico, natural. Para Freud el cuerpo es ya una superficie psíquica puesto que está libidinizado. En toda su clínica de la histeria Freud fue advirtiendo que el organismo como tal sufría de representaciones, por ello, ahí donde se pensaba una lesión, un daño en lo real del cuerpo no se hallaba dato de ello, sino una investidura. Al respecto expone Freud: “…La lesión de las parálisis histéricas debe ser por completo independiente de la anatomía del sistema nervioso, puesto que la histeria se comporta en sus parálisis y otras manifestaciones como si la anatomía no existiera, o como si no tuviera noticia alguna de ella”. “La lesión sería entonces la abolición de la accesibilidad asociativa de la concepción del brazo. Este se comporta como si no existiera para el juego de las asociaciones. (…) Estará paralizado en proporción a la persistencia de este valor afectivo o a su disminución por medios psíquicos apropi…

Seguidores