Ir al contenido principal

Objeto-a / Falta-en-Ser / Inmunidad










El "objeto a" implica que existe la posibilidad de un acto por parte del sujeto que sea una interpretación de su falta en ser y que implique su realización o advenimiento  como sujeto en el campo del Otro. De vuelta, el "objeto a", que es una creación de Lacan, implica que ya no hay una posibilidad de obtener un valor o un sentido que sea compartido en Occidente por toda la comunidad -Occidente está en un estado de desarrollo a partir del cual ya no nos es posible esa dimensión, todas las experiencias comunistas o socialistas han fracasado en ese sentido- pero sí existe (al menos les pediría que trabajemos hoy suponiendo que el sujeto es el individuo inmerso en el campo del Otro) para un individuo inmerso en el campo del Otro la posibilidad de un acto que sea una interpretación de su falta en ser y que, mediante la realización de ese acto, advenga como sujeto ¿Se entiende lo que ésto quiere decir? Que deje de faltar en ser. Existe un acto a través del cual alguien puede interpretar su falta en ser y, producido ese acto, produzca un advenimiento del sujeto. Si se produce ese advenimiento del sujeto, deja de faltar en ser. 

(...)


Podríamos ejemplificarlo así: supongamos que ustedes hubiesen interpretado que lo que deseaban era ser psicólogos. Ustedes se anotaron para x cosa: para ser psicoanalista, para salvar la sociedad, para curar a la pobre gente,… no importa; ustedes interpretaron que lo que les hacía falta ser y no eran, era ser psicólogos. Muchos pueden haberse equivocado y abandonado la carrera, o muchos pueden estar pensado en abandonar ahora -espero que no  sea por mi conferencia. Pero supongamos que alguno sí, que alguno la embocó, que es una correcta interpretación de su deseo entonces lo que se produce es un retorno al ser que sería ser psicólogo. Ahora, lo que suele suceder cuando uno es psicólogo, el día después que le tiraron los huevos, se pregunte: "Me recibí, y ahora qué". El "¿ahora qué?" puede ser para algunos, por ejemplo, tener pacientes: "Lo que yo quiero ahora es ejercer", entonces, por ejemplo se pueden anotar en una obra social que paga 0,18 centavos a los doscientos días si se presentan los 14 formularios con los sellos, de los que le devuelven la mitad, pero están contentos igual porque tienen pacientes. Lo que ustedes querían tener eran pacientes, como psicólogos, como psicoanalistas, como psicoterapeutas. Podría ser que luego quisiesen ganar plata. Con lo cual, Lacan nos propone que para cada uno de nosotros hay un acto posible de realización de la falta en ser que implica la interpretación y la puesta en acto de la función del objeto a. Lacan nos está proponiendo que hay una nueva forma de valor o de sentido. "Sin la música la vida no tiene sentido" podría decir alguien. Un chico que lo mandan a hacer ingeniería y el chico lo único que quiere es tocar rock con su banda. 

…Se podría decir que la vida no tiene sentido sin el objeto a, ¿no? Entonces, lo que yo les propongo es que el objeto a en la  fórmula del fantasma es la creación que Lacan propone para Occidente como salida al sin sentido.

Si quieren estudiar estos problemas, un autor muy moderno de los últimos años que les conviene revisar es Roberto Esposito. Lo que él propone es que lo que no nos sale es "la comunidad" y el  problema filosófico -para él, para Agamben y otros filósofos de la actualidad que están produciendo- es la inexistencia de la posibilidad de construir una comunidad de intereses o valores. Esposito agrega que a todos los intereses e ideales individualistas hay que agregarle uno que es el más pernicioso: la inmunidad. Ahora lo que buscamos es ser inmunes. Los psicólogos utilizan muchísimo la inmunidad como Ideal. Por ejemplo, le dicen al chico "vos no tenés que estudiar medicina porque si tu papá es médico vos estás estudiando medicina porque tu papá es médico. No, vos tenés que encontrar lo que vos querés". Este "vos querés" es poner en desconfianza de que alguien justamente quiera estudiar medicina porque el papá es médico. A los psicólogos no les gusta mucho eso porque  dicen "No! Es una identificación", porque creen que tiene que salir la verdad para uno de  algo así como del agujero del propio cuerpo, eso es la inmunidad.  Son los gringos paseando por el mundo con la botellita de agua. Si la botellita de agua se vende en todos los quioscos, ¿para que andan con la botellita de agua? Porque tienen miedo de contagiarse algo. La forma que adquirió en el individualismo moderno nuestro máximo miedo es contagiarse del otro. Por eso los ideales son: autonomía, independencia, libertad e inmunidad.
Alfredo Eidelsztein
"El objeto a y el deseo, el fantasma, la pulsión y el goce" 
Conferencia dictada en Apertura, 
Sociedad Psicoanalítica de La Plata, Bs. As.



Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores