Ir al contenido principal

Guillermo Maci













Me han llegado algunos correos por el posteo sobre el fallecimiento de Guillermo Maci, preguntándome sobre una pequeña biografía sobre él. Cito aquí un parráfo publicado por el diario La Nación de Buenos Aires a modo de sinopsis.




En sus escritos buscó interpretar, desde una perspectiva psicoanalítica, la idiosincrasia del ser argentino como protagonista de un país cuya crisis es endémica. Fue alumno de Jacques Lacan y de Jorge Luis Borges, y padre del director y guionista de la serie En Terapia, que se emite actualmente por Canal 7. El reconocido filósofo y psicoanalista Guillermo Maci, uno de los intelectuales críticos del Gobierno, que en sus últimos años decidió empezar a participar en política, falleció anteayer a los 79 años.

Hace cinco años había perdido al amor de su vida, Araceli, de quien se enamoró a los 19 años y con quien fundó el Instituto de Investigaciones en Psicoanálisis de Buenos Aires y tuvo a Alejandro, autor de los guiones de Tumberos, Lalola, Botineras y Los exitosos Pells, entre otros.

Maci estudió en la Universidad de Buenos Aires. Cuando la persecución política llegó a las aulas, a mediados de la década del 40, algunos de los docentes echados comenzaron a enseñar en el Colegio Libre de Estudios Superiores, que tenía aulas en la Sociedad Científica. Entre ellos, Francisco Romero Brest, Vicente Fatone y Jorge Luis Borges. "Yo fui a estudiar con ellos", contó hace algunos años en una entrevista.

Años más tarde fue profesor titular de las universidades de Buenos Aires y Mar del Plata y decano de la Universidad de Rosario, hasta la "Noche de los Bastones Largos".

Durante muchos años, estudió y enseñó griego clásico, lingüística, antropología, lógica operacional, epistemología y ética. Estos estudios le permitieron volver a analizar las tesis de Edmund Husserl y Martin Heidegger y establecer, según su propio enfoque, nuevas bases acerca de los grandes e inasibles interrogantes de la filosofía y la psicología contemporánea. Fue el propio Jacques Lacan, de quien era discípulo, el encargado de presentar el libro de su tesis doctoral, La otra escena de lo real, en el Champ Freudien, la escuela que Lacan dirigía.

Desde fines de la década del 70, Maci formuló diversas teorías en relación con la problemática de los conflictos psíquicos, emocionales y del comportamiento humano. En las últimas dos décadas, desarrolló seminarios, conferencias y publicaciones sobre temas de derechos humanos, poder, violencia y discriminación.

(...)

"La democracia está en relación inversa a la acumulación de poder. Cuanto mayor es ésta, menor es aquélla, hasta llegar a su definitiva desaparición. Una democracia en serio implica poner la cultura política al servicio de la sociedad y no la sociedad al servicio de los grupos de poder. Lo que hemos visto en estos años ha sido, más bien, un afán acumulativo de poder. Es un poder que crece alimentado por los derechos sociales que devora", dijo en una de sus últimas entrevistas.
.
Diario La Nación / Buenos Aires
Martes 12 de junio del 2012
.

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores